Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Marvel Premiere Veneno 7: Isla Veneno

Marvel Premiere Veneno 7: Isla Veneno
Guion
Donny Cates, David Michelinie
Dibujo
Mark Bagley, Ron Lim
Tinta
Andy Owens, Frank Martin
Color
Erick Arciniega
Formato
Tapa blanda, 136 páginas, a color.
Precio
12 €
Editorial
Panini Cómics. Julio 2023
Edición original
Venom 21-25

Ojú, qué ganas tenía de leer una entrega de Marvel Premiere dedicada al Veneno de Donny Cates, donde por fin avancen las tramas de la colección. Y es que entre crossovers como Matanza Absoluta, cruces con la Guerra de los Reinos o especiales varios, al final uno acaba perdiendo el hilo. O lo perdería si no fuera porque el guionista tiene a bien recordarnos que es mejor que no nos relajemos porque Knull está viniendo.

Isla Veneno

Knull, sí. Ese Dios simbionte lovecraftiano que ha sido fetiche del guionista  y que es un coñazo de cuidado. Y es que   ha acabado salpicando en mayor o menor medida todo lo que Cates ha tocado en el último lustro. Personalmente he acabado un poco saturado del asunto (aunque la saga final fue rematada muy bien como veremos en unos meses). Tanto que cada vez que tengo ocasión de machacar al villano en el Contest of Champions para Android, no desaprovecho la ocasión.

Pero a lo que vamos. Gracias a la capaz pluma de Donny Cates hemos visto cómo un personaje como Veneno ha evolucionado como nunca. No ha sido necesaria toda la artificialidad creada por Bendis en su etapa en Guardianes de la Galaxia, y tampoco ha hecho falta salpicar a todo cristo con el simbionte (como pudimos ver en varios olvidables eventos bajo la tutela de Cullen Bunn). No, tan solo hacen falta buenas ideas y usar lo que ya funcionaba anteriormente con nuestro querido Protector Letal.

Isla Veneno

De tono eminentemente nostálgico, este arco de “Isla Veneno” sigue reformulando la mitología noventera del personaje, partiendo de que la acción se desarrolla en la Isla de los Huesos, el lugar en el que Eddie Brock y su alter ego se “retiraron” cuando consideraron que habían terminado con la vida de Spiderman. La ubicación apenas fue usada en su momento, pero he aquí que Donny se ha acordado de ella para crear una historia llena de acción salpicada con un gran dosis de terror psicológico.

En su nueva visita a la Isla de los Huesos, Eddie Brock deberá dar caza a su otro yo que, debido al desenlace de la mencionada Matanza Absoluta, está contaminado con la esencia de Cletus Kasady. Una trama que recuerda en lo visual a la primera entrega de la saga Depredador, pero que juega al engaño gracias a una amalgama de trucos narrativos que nos harán plantearnos si lo que estamos viendo es real o no. Todo ello con un cierto eco al relato original de “Podemos recordarlo por usted al por mayor”, el relato de Philip K. Dick que dio origen a la mítica película Desafío Total, de Paul Verhoeven.

Además de la lucha en la jungla, este puñado de episodios de Veneno sirven también para seguir construyendo el universo del personaje. Además de un gran momento compartido con los Vengadores de Jason Aaron. Eddie y Dylan deberán aprender a comunicarse dentro su nueva dinámica como padre e hijo. Para ello tendrán que desarrollar nuevos vínculos de confianza. Tarea bastante complicada, visto lo visto.

Isla Veneno

La parte gráfica viene dada por un viejo conocido de la franquicia: Mark Bagley. El dibujante norteanmericano hace un gran trabajo en las múltiples escenas de acción, mostrando a unos simbiontes que parece que van a salirse de los límites de las viñetas para romper la cuarta pared. No en vano, fue el propio Bagley el creador gráfico de Matanza junto al guionista David Michelinie. Por desgracia, cuando toca dibujar caras humanas, el dibujante muestra un mal que arrastra desde sus tiempos en Ultimate Spider-Man. Da la sensación de que le aburre dibujar expresiones faciales o escenas más “costumbristas”, quedando esta parte del dibujo algo más deslucida. Una lástima no haber podido contar con el habitual Ryan Stegman, pero se pegó una paliza de aupa con el evento centrado en Matanza del que le costó recuperarse unos meses.

Con todo, la serie de Veneno de Donny Cates logra lo imposible: hacer interesante a uno de los grandes poochies del cómic mainstream estadounidense. El equilibrio entre acción, macarradas y drama familiar está increíblemente bien medido. Por lo tanto, si te acercas a esta serie buscando una cosa u otra, probablemente la encuentres.

Tan solo quedan diez números, un par de especiales y el evento “El Rey de Negro”. A falta de releer el material según lo ofrezca Panini en Marvel Premiere, creo que podemos afirmar sin mucho miedo a equivocarnos que estamos ante la mejor etapa que ha tenido jamás el simbionte de Spider-Man. Cuando fue presentado en Secret Wars 8 no estábamos preparados para lo que teníamos por delante.

 

 

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *