¡Los personajes del Universo DC y de Watchmen chocan en la serie limitada más esperada de todos los tiempos! La historia que empezó en... El Reloj del Juicio Final 1-3

ECC Ediciones tiene el orgullo de presentar uno de los cómics más esperados de todos los tiempos. Batman, Superman y otros muchos héroes y villanos de DC Comics se encuentran por primera vez con los personajes de Watchmen. ¿Es el Doctor Manhattan el responsable de trastocar la continuidad del Universo DC? Nadie está preparado para lo que sucede en estas páginas.

Escribir historias para personajes icónicos creados por autores de culto es como el sexo. Ya que lo haces, lo haces bien; si además te van a pagar por ello, pon un poco de interés extra; y si encima lo van a ver millones de personas, más te vale hacer un buen trabajo. El lanzamiento de las precuelas de Watchmen denominadas, en un alarde de originalidad, Antes de Watchmen, ya dio origen a todo un revuelo online que puso la blogosfera patas arriba. Gritos de «¡Estáis pervirtiendo mi juventud!» o «¡Habéis arruinado mi infancia!» aparte, lo cierto es que hubo demasiado ruido para tan pocas nueces: apenas un puñado de historias más o menos interesantes que aportaban algo de trasfondo a unos personajes amados por todos, pero que resultaban absolutamente innecesarias. Aquí ya escribimos algunos artículos sobre Before Watchmen, unas Primeras Impresiones en su lanzamiento allá por el Expocómic de 2012, y reseñas de las miniseries Minutemen y Espectro de Seda, tal vez las más destacables del lote. No contentos con esta jugada, en DC decidieron hacer un movimiento más arriesgado: incorporar a los personajes de Watchmen a su propio universo superheroico. Sólo a los que sobrevivieron, claro está, porque cómo se va a poder devolver a la vida a un… No, esperad, no he dicho nada. ¿Cómo se borran estas cosas?

reloj del juicio final

Si nos paramos a pensar, no se trata de un movimiento descabellado. No es la primera vez que DC incorpora a su mundo a personajes de las editoriales que absorbe. Ya lo hizo con los superhéroes de Wildstorm (Authority, WildC.A.T.s, Gen13…), pero si nos remontamos unos cuantos años atrás tenemos que el mismísimo Capitán Marvel proviene de la extinta editorial Fawcett Comics, adquirida por DC en 1980, y Blue Beetle y el Capitán Átomo tuvieron su origen en Charlton Comics. Varios personajes de la Charlton fueron la inspiración de Alan Moore y Dave Gibbons para los protagonistas de su Watchmen, como bien recordó nuestro compañero Laintxo en su artículo Watchmen: Dramatis Personae de hace más de 10 años. La diferencia es que si bien aquellos personajes trasplantados eran populares, no eran realmente icónicos, como lo son ahora Rorschach o el Dr. Manhattan. E intentar meterlos con calzador en el universo y la continuidad de DC Comics puede resultar una hazaña harto complicada.

Por fortuna, el solvente Geoff Johns (La Noche Más Oscura, Shazam!) sale airoso del trance, al menos durante los 3 primeros números que llevo leídos hasta ahora. La historia da comienzo unos seis años después del brutal desenlace de la obra original. Como era de esperar, y como bien espetó el Dr. Manhattan a Ozymandias, el plan de unir a los pueblos de la Tierra mediante un suceso tan brutal como la aparición de un alienígena de otra dimensión que causara miles de muertes no obtuvo el resultado esperado, y tras años de aparente tregua los gobiernos mundiales volvieron a las andadas en una escalada de violencia sin precedentes. Al final, a alguien se le calentó el dedo más de lo debido y pulsó el botón rojo. Por fortuna, Adrian Veidt ha estado trabajando en la sombra para encontrar al desaparecido Manhattan, ayudado por un nuevo Rorschach. Siguiendo el rastro de los electrones que desprende el Dr. Manhattan, Veidt, Rorschach y dos villanos rescatados de la cárcel y recuperados para la misión viajan a bordo del remodelado Archie, la nave de Buho Nocturno, aterrizando en la Gotham actual. Pero no llegan solos…

reloj del juicio final

Los tres primeros números de la historia van por muy buen camino. Johns ha incluido a esos dos personajes maravillosos que son la Marioneta y, especialmente, el Mimo, atracadores de bancos disfrazados, como tantos que surgieron en el universo Watchmen tras la aparición de los primeros héroes disfrazados. La Marioneta y el Mimo, al igual que tantos otros, fueron apresados por el Dr. Manhattan, y éste guarda una especial vinculación con ellos, motivo por el cual Veidt los ha reclutado para que les ayude a encontrarle. Mientras que la Marioneta puede parecer una Harley Quinn de segunda, el Mimo tiene una personalidad mucho más interesante y un superpoder… que le viene al pelo. Asistiremos al encuentro de Veidt con Lex Luthor y al de Rorschach con Bruce Wayne / Batman, quienes, según Geoff Johns, son los dos hombres más listos del mundo (entendiendo como tal el Universo DC). Yo tenía entendido que ese título lo ostentaba Mr. Terrific, pero bueno, dejemos hacer al arquitecto. Johns tiene por delante 12 números para contar esta historia, pero no pierde el tiempo calentando motores con los primeros números: desde el principio nos cuenta lo que ha pasado en los últimos años, presenta a todos los personajes importantes y dosifica la acción y la intriga para crear una serie mensual que atrapa al lector desde el principio. Qué diferencia con el Héroes en Crisis de Tom King, por favor.

A los lápices está el veterano Gary Frank (Shazam! Universo DC: Renacimiento), un dibujante al que descubrí hace unos 15 años en Midnight Nation, y cuyo estilo tan sobrio e hierático no me terminó de entrar por los ojos. Posteriormente le volví a leer en su DC Orígenes: Superman, también con Geoff Johns, y el fotorrealismo de Clark Kent / Christopher Reeve no hacía más que sacarme de la historia. Afortunadamente, nada de eso está presente en este Reloj del Juicio Final, en el que Frank consigue plasmar los personajes de Johns y hacerlos creíbles y actuales.

reloj del juicio final

Este El Reloj del Juicio Final es una arriesgada apuesta de DC Comics para recuperar a personajes que, en opinión de muchos, debían permanecer muertos y enterrados en las páginas de la obra magna de Alan Moore, Watchmen. Si esta maniobra resulta acertada o no, el tiempo lo dirá. Por el momento, el resultado está siendo satisfactorio, a la espera de ver los derroteros que toman los personajes bajo el timón de Geoff Johns. ECC Ediciones la está publicando, como no podría ser de otra manera, en grapas mensuales, respetando el tempo narrativo original, y manteniendo así el suspense mes tras mes que el guionista pretende. Al igual que la obra en la que se basa, se disfruta mejor por fascículos.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com