Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

El Reinado del Diablo: Patrulla-X

El Reinado del Diablo: Patrulla-X
Guion
Gerry Duggan
Dibujo
Phil Noto, Tom Muller
Formato
Grapa 80 páginas a color 17 x 26 cm
Precio
7,95 EUR
Editorial
Panini Comics. 2022
Edición original
Devil's Reign: X-Men 1-3

¡El reinado de la reina! Emma Frost tiene muchos esqueletos en el armario. Uno de ellos es ahora también el alcalde de Nueva York. La verdad sobre el pasado de la Reina Blanca y el Rey del Crimen sale ahora a la luz. ¿Con qué consecuencias para Krakoa?

No hay duda de que en el Universo Marvel los buenos villanos son capaces de convertirse en héroes de pleno derecho: la Bruja Escarlata, Masacre, Ojo de Halcón, el Castigador… y la mismísima Reina Blanca, Emma Frost. ¿Quién nos iba a decir, hace poco más de 40 años, que esa mutante fría y maquiavélica se convertiría en la carismática líder de la Patrulla-X? Cosas veredes. Pero hey, nada como una buena historia de redención para poner a un buen personaje en el bando de los buenos, aunque en el armario de su pasado aún se escondan unos cuantos esqueletos.

Reinado del Diablo: Patrulla-X

Elektra y Emma Frost, dos de las más peligrosas femmes fatales del Universo Marvel, ocupan la portada de esta volumen, pero es sobre la Reina Blanca sobre quien recae casi todo el protagonismo de la historia. En el pasado, cuando ambas trabajaban para Kingpin (antes de que éste se planteara siquiera la posibilidad de presentarse a alcalde de Nueva York), Elektra era quien eliminaba a los elementos indeseables y Frost la que convencía con sus poderes a la gente con dinero e influencias para que los negocios se inclinaran a favor de Fisk. En aquella época no había en la ciudad negocio del que no se llevara una tajada, y sus tentáculos se extendían por todas las ramificaciones del poder. Pero hace años, cuando Elektra era todavía una asesina a sueldo y Emma Frost una ambiciosa mutante de moral distraída, un encargo salió mal y una niña fue testigo de un baño de sangre. En el presente, Kingpin pretende sacar a la luz esos trapos sucios de Emma Frost para obligar a los mutantes a abandonar Nueva York.

En este volumen, que recopila los tres números de la miniserie Devil’s Reign: X-Men, puede hacer que los lectores curiosos u ocasionales se pierdan, pues mezcla tramas que aparecen tanto en la historia El Reinado del Diablo como en la serie mutante Merodeadores, escrita también por el mismo Gerry Duggan (Masacre, Cable). Por un lado, de la parte del Reinado del Diablo ya hemos hablado aquí: Kingpin quiere acabar con toda la actividad superheroica en la ciudad de Nueva York y para ello reactiva a los Thunderbolts como su brazo ejecutor. En principio, a los mutantes esto no les afecta demasiado, pues están afincados en la nación soberana de Krakoa, y la Casa del Árbol, que es como se llama el portal teletransportador que tienen instalado en Central Park, está considerado por la ONU como consulado de Krakoa, y por tanto es inviolable por las autoridades locales. Pero si Kingpin no puede conseguir lo que se propone por la fuerza, lo conseguirá por el chantaje, y aquí es donde Duggan despliega una historia de retrocontinuidad que nos muestra a una Emma Frost actuando como agente al servicio de Fisk. Ya en el presente, esta Frost es una de las telépatas más poderosas del mundo, capaz de usar sus poderes con una soltura y un savoir faire inigualable. Uno no puede evitar imaginarse a Frost como una James Bond femenina saliendo airosa de una encerrona de la policía británica, usando sus poderes mentales para confundir a sus atacantes, con una elegancia y una displicencia sin parangón. Por si fuera poco, el dibujo de Phil Noto (La Muerte de Daredevil, Rogue One), combina de un modo inigualable la economía de trazos con la efectividad narrativa. Puede que no sea el más espectacular en lo que escenas de acción se refiere, pero no hay duda de que para una historia como esta, con momentos de thriller e incluso de comedia de intriga, pocos dibujantes hay que den la talla y salgan del paso con tanta elegancia como él.

Reinado del Diablo: Patrulla-X

El Reinado del Diablo: Patrulla-X no es una lectura imprescindible para seguir el arco principal ambientado en el entorno más urbano de Nueva York, pero ayuda a entender la situación de los mutantes en el contexto. Ni que decir tiene que en un futuro las aguas volverán a su cauce y los héroes de Nueva York seguirán patrullando por sus calles como si nada, pero mientras tanto viene bien remover un poco las aguas a ver cuánto barro asoma.

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.