Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Daredevil: El Reinado del Diablo

Daredevil: El Reinado del Diablo
Guion
Chip Zdarsky
Dibujo
Marco Checchetto
Color
Marcio Menyz
Formato
Grapa 40/48 páginas a color
Precio
4,20 EUR / 5,00 EUR c/u
Editorial
Panini Comics. 2022
Edición original
Devil's Reign 1-6 USA

¡Una historia que lleva años construyéndose! Desde la alcaldía de Nueva York, Wilson Fisk se dispone a lanzar todo su poder criminal y político contra los superhéroes de la ciudad. Los 4 Fantásticos, Iron Man, el Capitán América, Spiderman, Jessica Jones, Luke Cage y muchos más están en el punto de mira. Con un ejército de villanos a sus órdenes, nadie está a salvo. Los Thunderbolts están listos para detener a todo superhéroe de Nueva York que no se rinda ante Kingpin. Sólo unos pocos se interponen en su camino.

Ovación en pie. Eso es lo que se merece esta miniserie llamada El Reinado del Diablo, que el guionista Chip Zdarsky lleva años pergeñando y que aquí alcanza un clímax que nos ha mantenido con la boca abierta a lo largo de los cuatro números que dura. Pongámonos en situación: ¿recordáis que durante la etapa de Mark Waid al frente de la colección la identidad de Daredevil se hizo pública? Evidentemente, todos sabíamos que esa decisión sólo le iba a traer problemas. De modo que Matt recurrió a los hijos de Zebediah Killgrave / el Hombre Púrpura, y les pidió que usaran sus poderes para borrar de la mente de todo el mundo que Matt Murdock es Daredevil. Borrón y cuenta nueva, literalmente. Con ambas identidades nuevamente separadas, Daredevil podía volver a seguir patrullando las calles sin interferir en la labor de Murdock como abogado / fiscal del distrito / alcalde de Nueva York. En otro orden de cosas, el hermano gemelo ficticio de Matt, Mike, ha cobrado vida gracias al inhumano Lector y a una piedra norna asgardiana. Pero no sabe que Matt Murdock, su gemelo, es en realidad Daredevil. Esto empieza a parecer un culebrón turco. Tras un accidente que estuvo a punto de costarle la vida, Matt / Daredevil aún no está en perfecto estado de revista para hacer de vigilante, y un error mientras evitaba un atraco hace que uno de los delincuentes pierda la vida. Daredevil (que no Matt) se entrega voluntariamente a las autoridades para ser juzgado por su negligencia, y da con sus huesos en la cárcel. Durante su encierro, Elektra adopta el papel de Daredevil en las calles. Tras ser liberado por ayudar al FBI en una investigación interna, Daredevil y Elektra son los nuevos Daredevils de la Cocina del Infierno, pero Kingpin el alcalde Fisk se da cuenta de que alguien le ha escamoteado el recuerdo de la identidad secreta de Daredevil, y se agarra un mosqueo mayúsculo. Buen resumen, ¿verdad? Pues agarraos que empieza lo bueno.

Puedes apartar al hombre del crimen, pero no puedes apartar el crimen del hombre. Wilson Fisk, antaño Kingpin, por muy alcalde que sea ahora, se la sigue teniendo jurada a Daredevil tras tantos años de crímenes y planes frustrados por el cuernecitos. Cualquiera podría decir que haberse hecho con el control de la ciudad (por la vía legal y democrática) y casarse con su nuevo amor María Tifoidea (sí, yo tampoco lo entiendo) bastarían para que estuviera contento y satisfecho. Pero el darse cuenta de que una vez conoció la identidad secreta de Daredevil y que la ha olvidado es más de lo que puede perdonar. Y claro, es lo que pasa cuando quien llega al poder no es alguien con vocación de servicio público sino un hombre hambriento de poder. No nos debe extrañar que los neoyorquinos le eligieran. Después de todo, en EEUU han sido Presidentes un mediocre actor de Hollywood y un magnate hotelero que se presentó por las risas. Y en España fue alcalde de Marbella el presidente de un club de fútbol, y en el gobierno de la nación llevan décadas alternándose en el poder dos partidos corruptos. La democracia es lo que tiene, no deja de sorprendernos. A lo que iba, que me disperso: el alcalde Fisk (que esa es otra, no deja de ser un hombre de paja y marioneta de los hermanos Stromwyn, que son los que manejan de verdad el poder y los papelitos verdes), se coge una pataleta de tomo y lomo y declara ilegal el vigilantismo y la actividad superheroica en Nueva York, al tiempo que, con la ayuda de los poderes del Hombre Púrpura, intenta averiguar de nueva la identidad de Daredevil.

La ciudad es mía y me la fo!!o cuando quiero (Kingpin no dice esto literalmente, pero se lee entre líneas)

Y así, recogiendo los cabos sueltos que dejó Charles Soule en su etapa, y combinando lo mejor de Born Again y Civil War, el guionista Chip Zdarsky (Spiderman: Toda una vida – J. Jonah Jameson, What if…? Spiderman: La sombra de la araña) se marca una miniserie en la que participan un buen puñado de superhéroes residentes en Nueva York, desde los más urbanos como Spiderman, el Caballero Luna y el matrimonio Cage-Jones, a los omniversales 4 Fantásticos, pasando por varios miembros de los Vengadores. En el bando contrario, las unidades Thunderbolts (cuerpos de élite al servicio de la alcaldía), unos cuantos villanos reclutados para hacer detener a los héroes díscolos y varios Otto Octavius Superiores que el Doctor Octopus ha traído de otros universos usando el laboratorio confiscado de Reed Richards. No es por desmerecer el descomunal trabajo de Marco Checcheto (Los Vengadores de Jonathan Hickman, El viejo Ojo de Halcón), aunque su diseño de Daredevil con esos pantalones cargo le hagan parecer un skater más que un superhéroe con mallas de toda la vida, pero quien ha un hecho una labor de quitarse el sombrero y hacer palmas con las orejas es Zdarsky. Es mi opinión, y habrá a quien le parezca audaz, pero creo que como guionista de Daredevil está adelantando por la derecha a Bendis, Waid y Soule, y por el momento le lleva medio cuerpo de ventaja a Miller. Cruzo los dedos para que no se desinfle al final ni le dé por estropearlo todo con algún torpe golpe de efecto mal traído.

Llevo leyendo Daredevil desde que era niño. Leí Born Again por primera vez como complemento de las grapas de Spiderman de Ediciones Forum. Y creo que nunca he disfrutado tanto con una etapa como con esta. Los cuatro números dobles de El Reinado del Diablo publicados por Panini Comics tienen todo lo que se le puede pedir a un buen cómic de superhéroes: acción, intriga, tensión y personajes muy bien caracterizados. Una vez finiquitada la miniserie principal, a lo largo de las próximas semanas daremos cuenta de los tie-ins que la acompañan: algunos esenciales, otros no tanto.

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.