Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Gambito: Ladrones sin escrúpulos, de Chris Claremont y Sid Kotian

Gambito: Ladrones sin escrúpulos, de Chris Claremont y Sid Kotian
Guion
Chris Claremont
Dibujo
Sid Kotian
Color
Espen Grundetjern
Formato
Tomo rústia. A color. 120 páginas
Precio
15.50 €
Editorial
Panini Cómics. Mayo 2023
Edición original
Gambit 1 a 5

Era de esperar. Tarde o temprano tenía que llegar el momento en que Gambito terminase con alguna miniserie dentro de la línea nostálgica no oficial de Marvel. No voy a ponerme a enumerar la docena de series (como poco) que han lanzado desde que Spider-Man Simbionte abriese la veda. Sí que me parece destacable que la franquicia mutante no haya tenido demasiada presencia más allá de la mini de Parche o de la serie Leyendas de la Patrulla X.

Gambito funciona mejor en formato corto

Lo que reza el titular es un hecho constatado. Hasta el momento, el cajún favorito del fandom ha protagonizado cuatro series regulares. En los noventa contó con una cabecera que alcanzó las 24 entregas (el récord hasta la fecha), luego pasaron sendas series con John Layman (12 números) o Clay Mann (17 números) que permanecen completamente inéditas en castellano. Su última aventura fue la docena de números (más una limited precedente) escrita por Kelly Thompson y compartida con Pícara que, para el que esto firma, es lo mejor que se ha publicado del personaje. Y ello por no mencionar la primera miniserie con dibujazos de Lee Weeks, su secuela con arte de Klaus Janson, la ilustrada por Tim Sale o el team-up con Bishop llamado Children of the Atom. Oportunidades ha tenido unas pocas, como podéis ver.

Gambito

Nuestro querido Gambito debutó en el ya lejano The Uncanny X-Men 266 creado por Chris Claremont, Mike Collins y Jim Lee. Nuestro ladrón de guante blanco con la habilidad de sobrecargar los objetos hasta hacerlos explotar se convirtió de inmediato en un fan favourite. Todavía quedaba algún tiempo hasta que empezasen sus amoríos con Pícara, los rumores de que fuese el tercer hermano Summers o se revelase que era el responsable indirecto de la Masacre Mutante en los túneles Morlocks.

Con esta historia, Chris Claremont nos invita a viajar a tiempos más sencillos donde Gambito entrenaba a una Tormenta adolescente a ser una mejor ladrona. Para hacernos disfrutar, el patriarca mutante no se complica demasiado por lo que crea una trama sencilla en la que un robo sale mal y nuestros protagonistas se acaban enfrentando a un problema mayor.

Gambito

El principal problema que le encuentro a este volumen está en la estructura. Desconozco si es porque inicialmente iba a ser una miniserie y finalmente se reformuló su formato, o bien porque Claremont, a sus 72 añazos, pasa ya de complicarse y va improvisando sobre la marcha. El caso es que este volumen está claramente dividido en dos mini arcos de tres y dos números respectivamente. Continúan tramas y secundarios, pero al leerlo da la sensación de que el escritor improvisó sobre la marcha cambiando cosas, personajes y demás.

Otro detalle que no me ha gustado especialmente es el uso que da el autor a la diversidad, creando nuevos personajes femeninos de fuerte carácter y grandes habilidades. Esto me escama porque Claremont demostró a lo largo de toda su carrera como guionista de The Uncanny X-Men lo que era capaz de hacer con Tormenta, Pícara, Jean, Kitty…Leyendo esta historia parece que nunca hubiera escrito guiones protagonizados por mujeres tanto, que la manera que tiene enaltecer el interés romántico de Remmy es hacerla repetir cada pocas páginas que es una marine y que es capaz de todo. Ains, Chris, hace tiempo nos lo habrías mostrado (y demostrado) en lugar de repetirlo como si fueras un papagayo. Con esto parece que ni él mismo confía en la historia que está contando.

Tampoco ayuda mucho el apartado gráfico de la historia. Empezando por las portadas de Whilce Portaccio y pasando a los interiores de Sid Kotian (ilustrador de uno de los fragmentos de Elektra 100 o de una futura miniserie de Tormenta). El dibujante es un narrador eficaz pero se muestra especialmente torpe a la hora de mostrar rostros distinguibles con alguna expresión facial que no sea el enfado o alguno de sus derivados.

Gambito

No obstante, pese a todo lo expuesto anteriormente, este volumen de Gambito ofrece una lectura entretenida que no aburre en ningún momento, en la que también veremos el regreso de otras creaciones de Chris Claremont como Halcón de Guerra o Botín (la cazarrecompensas que creó en los 4F que dibujó Salvador Larroca).

En definitiva, esta serie limitada de Gambito gustará a los fans incondicionales del mutante o aquellos lectores de cómic de superhéroes menos exigentes que gusten de gastar su tiempo disfrutando de un cómic cuya única pretensión es la de divertir al personal durante un rato.

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *