¡Llega la colección central de Heroes Return! Kurt Busiek, autor de Marvels, y George Pérez, el hombre que nació para dibujar a Los Vengadores,... Heroes Return: Los Vengadores 1. Una vez vengador…

¡Llega la colección central de Heroes Return! Kurt Busiek, autor de Marvels, y George Pérez, el hombre que nació para dibujar a Los Vengadores, se unen en su más ambicioso proyecto. Asiste a la refundación del grupo, a tiempo para un viaje hasta el remoto Camelot, a la vuelta del Escuadrón Supremo (¡en un Annual dibujado por Carlos Pacheco!) y el regreso del hombre llamado Moses Magnum. ¡Vengadores en estado puro!

¡Cómo pueden cambiar las cosas de un año para otro! En la segunda mitad de los años 90, la colección de Los Vengadores iba cuesta abajo y sin frenos, y tuvo que venir el crossover Onslaught para hacer borrón y cuenta nueva, con la esperanza de que Jim Lee, Rob Liefeld y sus amigos hicieran remontar las cifras de ventas con su Heroes Reborn. El resultado fue tan desastroso (en términos de calidad, al menos), que Marvel prohibió a Rob Liefeld volver a acercarse al Capitán América, entre otras cosas. Pero si algo bueno tuvieron estos trece meses de rebuznos Reborn, fue la llegada de la iniciativa Heroes Return, con algunos aciertos (Thunderbolts), algunas obras pasables (Ka-Zar) y la que sin duda es la joya de la corona, para la que Marvel puso toda la carne en el asador: la colección central del Universo Marvel, Los Vengadores, con dos pesos pesados a los mandos. Nada menos que el guionista Kurt Busiek y el dibujante George Pérez. Lo mejor de lo mejor. Vamos al lío. ¡Lectores, reuníos!

vengador

La historia empieza a lo grande, como no puede ser de otra manera: unas extrañas criaturas están atacando a superhéroes por todo el mundo. ¿Qué tienen estos héroes en común? Que en un momento u otro han formado parte de alguna alineación de Los Vengadores. Ante este común denominador, el núcleo duro de este supergrupo (prácticamente la formación original: Iron Man, Thor, Hombre Hormiga, la Avispa y el Capitán América) convoca a todos estos héroes y los envía a los cuatro rincones del globo para hacer frente a esta amenaza desconocida. Da comienzo así una historia que llevará a los héroes a enfrentarse con Morgana Le Fay y Mordred (en una realidad alternativa en la que los héroes visten y se comportan como caballeros de la época artúrica), pero que en realidad tiene dos objetivos desde el punto de vista argumental: el primero es mostrar al mundo la cantidad de héroes que en algún momento han sido Vengadores, y el segundo poner en el centro de todas las miras a la Bruja Escarlata, como catalizadora de gran parte de lo que sucederá en el futuro. Sin entrar en muchos detalles, podemos decir que el primer objetivo deriva en un proceso de selección de la nueva alineación de los Vengadores, que ahora incluye a los ex-Nuevos Guerreros Justicia y Estrella de Fuego como reservistas. La nueva alineación no será inmutable, puesto que habrá bajas de personajes como Ave de Guerra (Carol Danvers, que abandonará por sus problemas con la bebida) y Ojo de Halcón, que cumplirá su sueño de liderar un equipo cuando se haga cargo de los nuevos y reformados Thunderbolts.

En lo referente a la Bruja Escarlata, Kurt Busiek introduce un extraño y sorprendente triángulo amoroso entre ella, la Visión (que ha resucitado, pero ya no se siente unido a ella), y el Hombre Maravilla (que sigue muerto, pero que aparece espontáneamente cuando Wanda le necesita). La Bruja Escarlata adquiere en esta colección un papel predominante, no sólo como heroína (gracias a Agatha Harkness, veremos cómo aprende a expandir el uso de sus poderes), sino también a nivel personal, dudando de su posición como vengadora y como mujer dividida entre dos hombres. Así, y tal como explica el propio Busiek en el prólogo a esta recopilación, se forman cuatro subgrupos dentro de esta alineación vengadora: el núcleo duro compuesto por Capitán América, Thor e Iron Man (con problemas dentro de sus propias colecciones individuales), la pareja formada por Janet y Hank Pym, el triángulo amoroso de Wanda, Visión y el Hombre Maravilla y, por último, la pareja de jóvenes vengadores Justicia y Estrella de Fuego, que se sienten sobrepasados por la responsabilidad y expectativas que recaen ahora sobre ellos. Busiek ha demostrado en repetidas ocasiones (Astro City, Siempre Vengadores) lo bien que se le dan las historias de grupos con fuertes lazos personales, y aquí demuestra lo acertada que fue su elección (propiciada por la sugerencia del propio George Pérez) para llevar las riendas de la nueva etapa del buque insignia del Universo Marvel. Era una apuesta sobre seguro, dada la dilatada y contrastada experiencia de ambos autores, pero todos sabían que, al ser Los Vengadores el pilar básico de este universo superheroico, si por algún motivo esto no funcionaba todo se derrumbaría a su alrededor. Por fortuna, el resultado fue muchísimo mejor del esperado, y el primer año de Los Vengadores, recogido en este volumen, contiene en sus páginas más épica y momentos gloriosos que una década entera de otras colecciones.

vengador

Por supuesto que no todo el mérito es de Busiek. Aquí está George Pérez (Wonder Woman, La Cosa: La saga del Proyecto Pegaso) en toda su gloria, a quien todos reconocen su maestría a la hora de plasmar páginas plagadas de personajes. En sus escenas de combate, cada personaje está exactamente donde tiene que estar, e incluso más aún, en una suerte de horror vacui, donde si hay un hueco libre, Pérez se encargará de meter a alguien ahí. Gracias a esta maravillosa habilidad tenemos páginas con casi 40 personajes en acción, espectaculares splash-pages, portadas e ilustraciones especiales como las que acompañan los extras de este tomo. Pérez tampoco se queda corto en las escenas domésticas, como las discusiones entre el Capitán América y Ojo de Halcón o Ave de Guerra, los dos héroes más díscolos de la nueva alineación, o en las que intervienen la Bruja Escarlata con la Visión y el Hombre Maravilla. Las emociones están a flor de piel en el consejo de guerra a Carol Danvers o cuando Visión recuerda a Wanda que ya no siguen casados.

En este volumen se incluye también el Annual #1 de 1998, con dibujos de Carlos Pacheco, que reúne por enésima vez al supergrupo titular con el Escuadrón Supremo. En esta ocasión, sin embargo, no es para luchar entre sí sino para unir fuerzas contra el gigantesco genio criminal Imus Champion. Aquí contamos, como decimos, con los dibujos de nuestro queridísimo Carlos Pacheco, que ya venía de hacer algunos arcos para series como Bishop o X-Men, y al que este Annual le abrió las puertas para poco después consagrarse definitivamente como uno de los mejores dibujantes que han tenido Los Vengadores con su siguiente trabajo con Kurt Busiek: Siempre Vengadores, y con quien posteriormente volvería a coincidir en Arrowsmith. El trazo de Pacheco aquí aún no tiene la solidez que demostraría en años posteriores, pero ya daba muestras de ser el gran autor en el que se acabaría convirtiendo por mérito propio.

vengador

La única nota discordante en este volumen la pone la desastrosa realización editorial de los textos, plagados como están de errores ortográficos y gramaticales, fallos de traducción y false friends… No se puede concebir que una edición de lujo como la que se merece este cómic se vea mancillada por semejante falta de mimo. En los créditos de este tomo se menciona un traductor, un equipo de realización y un corrector. Uno o varios de ellos no han hecho bien su trabajo, lo que desmerece muchísimo el valor final de esta edición, entorpeciendo sobremanera la lectura. Esperamos que para las siguientes entregas de esta colección (ya puestos, de todas), se preste más atención a los textos.

Dejando esto a un lado, esta primera entrega de la nueva andadura de Los Vengadores da mucho más de lo que promete, merced a un equipo creativo de primera clase. Gracias a Busiek y Pérez, Los Vengadores volvieron a ocupar el lugar de honor en el panteón mitológico de Marvel, puesto que han mantenido durante más de 20 años desde entonces. Y lo que les queda.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

  • XAVI

    23 junio 2020 #1 Author

    Busiek dominaba como nadie la mitología de los Héroes Más Poderosos de la Tierra. A AVENGERS FOREVER me remito. En cuanto a «spectaculares splash-pages, portadas e ilustraciones especiales como las que acompañan los extras de este tomo». Pérez se cubre y cubre de gloria. Capaz de recrear la mansión con detalles e incluso dibujar aparcamientos subterráneos con plazas para cada vengador, un túnel secreto de transporte. Detalle en estado puro.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com