En el momento en el que nos sitúa Thorgal integral 5, estamos ya ante una serie establecida y veterana, que sin embargo, sigue enseñándonos... Thorgal integral 5

En el momento en el que nos sitúa Thorgal integral 5, estamos ya ante una serie establecida y veterana, que sin embargo, sigue enseñándonos que cualquier cosa es posible. Mezclar fantasía, ciencia ficción, mitología, surrealismo y lo que se les pueda ocurrir a Van Hamme y Rosinski es posible y hasta casi forma parte del ADN de la serie. Solo hay una cosa que parece inamovible: en un mundo de grises, Thorgal sigue siendo el epítome del héroe. O quizá esto tampoco esté escrito en piedra.

Thorgal integral 5 marca un punto de inflexión. Comenzaremos con una historia que cierra el ciclo del Retorno al norte, que comenzó en el tomo anterior, para después poner rumbo a la saga de Shaïgan, que se prolongará también por el próximo tomo.

Thorgal integral 5

En esta primera historia, La guardiana de las llaves, ya se juguetea con la idea de un Thorgal malvado, aunque sea con algo de trampa. Viejos enemigos confabularán para robar a la guardiana de las llaves su cinturón de invulnerabilidad tratando de culpar a Thorgal. Más allá del coqueteo con la idea que mencionamos, esta historia es un prodigio de moscas gigantes, setas carnívoras, jardines de piedra, enanos, serpientes vampiro… pura fantasía desatada. Una historia como esta cuando nació Thorgal en el 77 podría haber hecho explotar la cabeza de algún que otro lector, pero a estas alturas, ya es “otra de Thorgal”.

A partir de aquí llega el cambio de rumbo. Thorgal deja a su familia para que no se vea afectada por la maldición que pesa sobre él y se lanza a los caminos para dar con una vieja conocida. En La espada-sol vuelve a dejar que su carácter retorcidamente pragmático (tal vez estoy dando demasiadas pistas de su identidad) se contraponga al idealismo sin dobleces de Thorgal. En una aventura de tirano que domina pueblo y grupo de rebeldes que se le opone, todo resultará no ser blanco ni negro salvo Thorgal, al que nos están preparando para lo que está por llegar.

Thorgal integral 5

Y es que entonces llega La fortaleza invisible, que no sólo es un punto de inflexión sino un resumen de todo lo que hemos tenido hasta ahora que recorre el pasado de Thorgal y todo su universo en un maravilloso viaje iniciático para el que solo 15 años de aventuras de nuestro héroe vikingo nos podían haber preparado. Von Däniken, mitología y surrealismo se entremezclan en el que probablemente es el mejor álbum de Thorgal hasta la fecha y eso sin tener en cuenta el giro final, que termina de redondearlo.

Cierra Thorgal integral 5 con La marca de los desterrados, una elipsis de tres años y sin presencia directa de Thorgal. Pondremos el foco de nuevo en Aaricia, Jolan y Loba. La pequeña Loba ya no es un bebé y demuestra tener curiosas habilidades. Jolan ahora es un hombrecito que comienza a mostrar dotes de liderazgo y a Aaricia no le hace falta la pericia con la espada o el arco de su marido porque esta heroína lo suple con determinación. El giro del álbum anterior los sacará de la comodidad del poblado en una batalla por la supervivencia mientras la ausencia de Thorgal hace crecer su nueva leyenda.

Thorgal integral 5

¿Y Rosinski? ¿Por qué no lo he mencionado hasta ahora? ¿Acaso no hace esta vez méritos con su espectacular despliegue de escenarios? ¿No destaca esta vez el lenguaje corporal de sus personajes o las iluminaciones? Pues obviamente sí, pero si no he hablado hasta ahora de él es porque pese a todo esto, pese toda su potencia visual como ilustrador, consigue que solo te des cuenta de que está ahí como presencia artística si te paras a pensar en ello y eso es el mejor elogio que se le puede hacer como dibujante de tebeos. Si un dibujante de la vistosidad de Rosinski es capaz de hacer que te centres en la historia por encima de sus dibujos como obra plástica, es que está haciendo muy bien su trabajo.

Con Thorgal integral 5 se completan más de 15 años de esta fantasía definitiva, que lo admite absolutamente todo y que no hace sino mejorar con el paso del tiempo.

Compartir:

Alain Villacorta "Laintxo"

Fue picado por un cómic radiactivo y ahora ve el mundo a través de viñetas y tiene el sentido de la realidad proporcional de un tebeo. No os preocupéis, no es peligroso... creo...

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com