Rompenieves (Snowpiercer) es una película dirigida por el peculiar realizador coreano Bong Joon-Ho, estrenada en el año 2013, que sorprendió a propios y extraños.... Snowpiercer. Rompenieves: Término de Bocquet y Rochette

Rompenieves (Snowpiercer) es una película dirigida por el peculiar realizador coreano Bong Joon-Ho, estrenada en el año 2013, que sorprendió a propios y extraños. Lo que mucha gente no supo en su momento es que estaba basada en un cómic europeo que en España no se había editado demasiado bien. Esta circunstancia cambió en el pandémico 2020, cuando Norma Editorial sacó a la venta una recopilación de los dos primeros álbumes.

romprenieves termino 1

Ahora mismo, Snowpiercer goza de gran popularidad, debido al estatus de filme de culto de la mencionada cinta (se hizo con muchos premios en diversos festivales de cine) y sobre todo a la serie de Netflix. No sé qué tal estará dicha adaptación y de momento no pienso acercarme por riesgo a que se quede sin final como otras adaptaciones tipo V Wars, The October Faction o la más reciente Jupiter’s Legacy.

Llegado el año 2015, desde la editorial francesa Casterman deciden publicar un nuevo cómic de Snowpiercer, quince años después de su última aparición. Dicho álbum sirve de secuela tanto a la obra original como a la película… Y una vez leído me inclino a decir que es lo mejor de todo este gélido universo creado por Jacques Lob, Jean-Marc Rochette y Benjamin Legrand.

Snowpiercer ha llegado a su última parada

Tengo que reconocer que a priori no sabía muy bien qué esperar de “Término”.  Las primeras partes de la obra me parecieron tan redondas que pensaba que ya no se podría explotar más la idea, pese a que siempre pueden quedar historias por contar.

Para esta ocasión tenemos al guionista Olivier Bocquet como artífice de las nuevas peripecias de Puig y Val. En la parte artística podemos disfrutar todavía de Rochette. Pero ¿qué sucede cuando el tren que les da cobijo se estropea justo cuando llegan a un refugio? Muy sencillo, toca reinventarse, cambiar las reglas del juego y apelar a la naturaleza humana dando como resultado un intenso relato que no abandona ese aura de canto a la supervivencia y a la lucha de clases de su predecesora.

rompenieves termino 3

“Término” termina con el ciclo de movimiento perpetuo de la locomotora Rompenieves, dejando a los supervivientes en un refugio regentado por la élite. Desde el primer momento la obra te atrapa arrojando muchos interrogantes sobre el funcionamiento de esta nueva ubicación utópica. Los autores consiguen trasladar al lector una profunda sensación de desasosiego gracias sobre todo al dibujo de Rochette, que plasma a estos nuevos dirigentes con máscaras de ratón.

De manera ingeniosa, los creadores de Snowpiercer: Término hacen que todo cambie para que todo siga igual, pero sigue siendo tremendamente efectivo. Para los pasajeros del tren la supervivencia es la meta, pero ya no están encerrados entre las cuatro paredes de un vagón atestado y sin comida. Ahora tienen la ocasión de disfrutar de todas las comodidades de un paraíso ficticio bajo la capa de hielo ¡con su propio parque de atracciones!

El ritmo que imprime Bocquet a la obra es perfecto, ganando en favor del suspense y de la progresiva sucesión de descubrimientos sobre la macabra verdad que oculta esta nueva sociedad, que no se priva de nada a la hora de seguir usando como cobayas a los seres humanos. De manera sutil el guionista va narrando una potente fábula sobre el error que supone que el poder esté en manos de personas equivocadas, quienes, pese a lo evidente de la situación, sigan pensando en su propio beneficio.

Este cambio en el tempo narrativo hace que seamos testigos de una historia mucho más pasional y visceral, que en más de una ocasión nos sacará una mueca acompañada de la irremediable reflexión de que el ser humano es la hez absoluta (salvo contadas excepciones) y que la extinción total de la raza es lo mejor que le puede pasar al mundo.

rompenieves termino 2

Los lápices de Jean Marc Rochette siguen siendo de lo más adecuados para este tipo de cómic. Un trazo algo tosco pero rotundamente contundente, un acabado frío como el mundo de Snowpiercer y una narrativa que adquiere un ritmo vertiginoso cuando el guion lo exige. El artista logra captar la atención del lector con una serie de atmósferas perturbadoras, casi turbias, además de jugar a la perfección con las sombras de la nueva ubicación.

Por momentos esta conclusión de Snowpiercer me ha recordado a algunas de las mejores etapas de The Walking Dead, y también a la saga de videojuegos de Fallout por su estética retro futurista y el uso de anuncios comerciales antiguos para la emisión de boletines de noticias.

En definitiva, Snowpiercer: Término es una más que notable conclusión a este mundo apocalíptico helado. Si os quedáis con ganas de más, no dejéis de echar un vistazo a Winterworld, publicado por Aleta hace unos meses.

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com