Desde que, en una dificilmente comprensible maniobra editorial, DC canceló la serie clásica de Hellblazer en su mítico número 300 allá por 2013, ha... John Constantine Hellblazer: Señales de infortunio

Desde que, en una dificilmente comprensible maniobra editorial, DC canceló la serie clásica de Hellblazer en su mítico número 300 allá por 2013, ha intentado relanzar a John Constantine en solitario en cuatro series regulares. Arrancaron con Constantine, la de Jeff Lemire y Ray Fawkes, en ese mismo 2013, dentro de los Nuevos 52. Siguieron con Constantine: The Hellblazer, de Ming Doyle y James Tynion IV, en 2015, dentro de DC You. Hubo un nuevo intento en 2016, The Hellblazer, dentro de Renacimiento. Y ya en 2020, dentro de Universo Sandman, John Constantine: Hellblazer. Ninguna ha conseguido pasar de veinticinco números. Con esto vemos dos cosas: que la serie clásica de Hellblazer no era un superventas pero tenía una base de lectores fieles, y que cada relanzamiento de la editorial de Burbank trae una nueva serie de John Constantine debajo del brazo. Vamos a ver qué nos encontramos en Señales de infortunio, el primer tomo de la última colección del mago inglés.

hellblazer señales de infortunio pg1

El primer relanzamiento desde el cierre de Hellblazer trajo muchas críticas. La integración de Constantine dentro del Universo DC nunca llegó a funcionar, y la versión del personaje que vimos en aquella serie era, en el mejor de los casos, descafeinada, cuando no directamente irreconocible en algunos momentos.  En cada uno de los intentos posteriores fue mejorando poco a poco y acercándose al personaje que tan buenos momentos nos dio durante veinticinco años, y podríamos decir que con Si Spurrier retomamos el espíritu que se perdió con la serie de Vertigo. Estos números son más coherentes en tono y espíritu con la serie clásica que lo que fueron las etapas de Denise Mina o Andy Diggle, por poner un ejemplo.

El tomo arranca con The Sandman Universe presents Hellblazer, un especial en el que Spurrier se encarga de presentar el tono en el que se va a mover y hace una declaración de intenciones llevándonos de vuelta a 1991, al cuarto número de Los Libros de la Magia de Neil Gaiman. Este Constantine no es el que hemos visto con la Liga de la Justicia, es el Constantine de la Brigada de la Gabardina. El de Ravenscar. El de Abrázame, historia de la que vemos un pequeño flashback en una esquina de una viñeta. El cabrón al que te conviene tener lo más lejos posible por lo que pueda pasar.

hellblazer señales de infortunio pg2

Y desde el futuro postapocalíptico de Tim Hunter, Spurrier se trae a Constantine al Londres del presente. Y aquí el guionista aprovecha para darnos la mejor versión de John Constantine, que es uno de los ejes argumentales alrededor de los que gira Señales de infortunio. Tenemos al personaje manipulador, cínico, malhablado y fumador compulsivo de Silk Cut metido en jaleos sobrenaturales que le vienen grandes y con un trasfondo social que toca temas del mundo real. Si a lo largo de los años vimos pasar por la serie el Thatcherismo, la paranoia antinuclear, el surgimiento de los neonazis o el abandono de las personas sin hogar, aquí nos encontraremos el racismo, la xenofobia o el nacionalismo exagerado del Reino Unido que nos ha llevado al Brexit. Pero también hay tiempo para la mala leche sin destilar, y tenemos un par de números en los que se hace mofa de la espiritualidad new age, de la cerveza artesana, del veganismo y, en definitiva, de lo hipster, que hará gracia a prácticamente todo el mundo menos a los hipsters.

Al dibujo tenemos tres autores de estilos muy diferentes pero que hacen trabajos fantásticos. El especial de arranque lo firma Marcio Takara, que aunque tiene un estilo mucho más convencional, de lápiz y tinta, que el pictórico de Paul Johnson en Los Libros de la Magia, consigue reflejar el espíritu del número de Mr. E, a lo que ayuda mucho la histriónica -y apropiada- paleta de colores de Jordie Bellaire, colorista de todo el tomo y valor seguro. El dibujante principal de la serie es Aaron Campbell, que ya nos dejó con la boca abierta en Infiel y aquí nos demuestra que es un artista que ha nacido para dibujar cómics de terror y que se siente en Hellblazer como pez en el agua. Y en el mini arco de los hipsters tenemos a Matias Bergara, al que ya hemos visto previamente en El Sueño, y que consigue un equilibrio perfecto entre cómico y truculento para la historia que nos cuenta Spurrier.

hellblazer señales de infortunio pg3

Sin ningún tipo de duda, Señales de infortunio nos trae de vuelta la mejor versión de Hellblazer. El tono, el fondo y la forma que estábamos añorando desde hace ocho años. Ocho largos años que ha tardado DC en darse cuenta de qué es exactamente lo que el lector de Hellblazer busca en una serie protagonizada por John Constantine… para que llegue una pandemia global, sacuda los cimientos del mundo editorial y caigan como moscas colecciones de la zona media y baja de la lista de ventas. Y lamentablemente, John Constantine: Hellblazer fue una de ellas. Nos quedan otros seis números para despedirnos del mejor equipo creativo que ha tenido el mago de Liverpool desde el cataclismo editorial que supuso Flashpoint. Bueno, algo es algo. Esperemos que la próxima vuelta de nuestro cabrón favorito -porque volverá, seguro que volverá- esté tan inspirada como estos números de Simon Spurrier.

Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

  • C. Iulius Balbus

    25 agosto 2021 #1 Author

    ¡Absolutamente de acuerdo! Este Constantine mola un montón. Y parece que a Spurrier no le hizo mucha gracia que cancelaran la serie… Gracias y una abrazo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com