Tras el recital de fuegos artificiales que supuso Matanza absoluta, el anterior arco argumental de la serie mensual de Veneno convertido en el evento... Veneno 18-22: Isla Veneno

Tras el recital de fuegos artificiales que supuso Matanza absoluta, el anterior arco argumental de la serie mensual de Veneno convertido en el evento editorial de la temporada, Donny Cates nos deja un momento de calma, volviendo a centrar el foco de su historia en Eddie Brock y su entorno, y nos cuenta una historia a una escala más local. Y sí, digo “un momento de calma” porque ya está anunciado el siguiente macroevento centrado en esta serie: The King in Black está anunciado para diciembre, y da toda la sensación de ser el final de la historia de Knull que el guionista nos lleva contando desde que desembarcó en esta serie. Pero de momento, vamos con Isla Veneno.

isla veneno pg1

Al final de Matanza absoluta, el simbionte Veneno quedó infectado con Matanza. Brock es consciente de ello, y del peligro que supone, y pide a los Vengadores, que ahora confían en él desde el papel que jugó en el evento anterior, que le suelten en una isla aislada para intentar solucionar este tema. Mientras, en una historia paralela que acabará convergiendo con la principal hacia el final de la historia, tenemos a Dylan, el hijo de Eddie, viviendo en casa de Harry Osborn y teniendo una extraña relación con Normie, dos chavales preadolescentes que han tenido historias pasadas con simbiontes varios. La isla, por cierto, es Isla de Huesos, aparecida por primera vez en Amazing 347 -recientemente reeditado en un volumen de Marvel Héroes– en un enfrentamiento clásico entre Spiderman y Veneno. Se repite el enfrentamiento en este emplazamiento entre dos personajes de la franquicia arácnida, pero ahora Veneno ocupa el papel del héroe.

La historia, aunque tiene sus momentos adrenalínicos, es más pausada, más centrada en el plano psicológico y en las relaciones de Eddie, tanto con su hijo como con su simbionte, que ha pasado de ser un lado oscuro, una droga que le potencia y le desquicia, a un amigo íntimo con el que tiene una relación casi de bromance. Quizás este sea el punto más interesante que ha aportado Cates a esta serie, y no tanto la mitología de Knull con la que lleva dos años ya insistiendo que es muy peligroso por cada tebeo de la editorial por el que pasa y ya empieza a resultar repetitivo. Afortunadamente, parece que para principios de 2021 veremos qué es lo que nos tiene preparado y, aparentemente, dará carpetazo a esta trama.

Uno de los puntos más fuertes que ha tenido el Veneno de Cates ha sido, sin duda alguna, el dibujo de Ryan Stegman. La mala noticia es que dejó este título para hacer la serie central de Matanza absoluta. La buena es que en esa miniserie hizo un trabajo de babear. Otra mala es que no ha vuelto a Veneno después del anterior evento. Otra buena es que se está guardando para la parte central de King in Black, de la que ya está dejando muestras en su instagram. Aquí mientras, en este arco argumental, hemos tenido como suplente a Mark Bagley, un autor vinculado al entorno de Spiderman desde tiempos inmemoriales que nos da exactamente lo que se espera de él: no falla pero tampoco hace un trabajo especialmente emocionante.

isla veneno pg2

Otro de los puntos de los que hay que hablar es de los polémicos complementos. Desde hace unos meses, impuesto desde la central en Italia, una buena cantidad de las grapas de Panini llevan una indeseada segunda serie que, sin tener que ver con la serie principal, engordan el cómic y aumentan el precio. Ya ocurrió con Spiderman/Masacre, con la que hubo tantas voces contra su inclusión en el tomo mensual de Spiderman que la editorial acabó sacándola fuera, a tomos independientes. El formato Two In One nunca ha cuajado en España: en lugar de sumar lectores de dos series flojas de ventas, ha terminado haciendo que el invento acabara cancelado. Ni Iron Man/Hulk, ni Capa y Puñal/La Cosa, ni Capitán América/Thor. Al lector español no le gusta comulgar con ruedas de molino, y cuando le intentan obligar, se levanta y se va.

Sin embargo, el complemento elegido para Veneno -al margen de los especiales Web of Venom que vienen a cuento- es una serie que resulta ser más interesante de lo esperado: Grito, la maldición de Matanza, una serie centrada en un simbionte secundario escrita por Clay McLeod Chapman con un ambiente enfermizo e insano, más cercano al terror lovecraftiano que al tono superheroico que tienen la mayoría de las publicaciones de Marvel. Una serie más interesante que para ser, como se puede leer en el Spot On del nº20, una simple excusa para engordar el número de páginas mensual de Veneno hasta las 48 cuando no haya otro material disponible. De todos modos, la serie ha sido cancelada por Marvel en el número 6. Veremos qué nos meten después.

isla veneno pg3

La sensación final que nos deja Isla Veneno es que, aunque el avance de la trama sea más bien escaso para cinco números, tiene su interés en definición de personajes, y Cates nos ha dado un respiro momentáneo para coger fuerzas con el siguiente acto. Veremos qué nos espera en Más allá de Veneno.

Compartir:
Enrique

Enrique

...

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com