Esta versión en viñetas de la pieza de teatro isabelino titulada "Tito Andrónico" da cuenta, a través del arte de Marcos Prior y Gustavo... Tito Andrónico, de Marcos Prior y Gustavo Rico

Esta versión en viñetas de la pieza de teatro isabelino titulada Tito Andrónico da cuenta, a través del arte de Marcos Prior y Gustavo Rico, del tránsito del emperador-por-herencia al emperador-por-aclamación-cuasi-popular. Entrelazado todo ello mediante una espiral de violencia provocada por una serie de acciones y reacciones con el denominador común de la venganza (alimentada por el fuego del mal por amor al mal), que se van turnando hasta el paroxismo final con el que culminan no pocas de las obras atribuidas a la figura central del problemático canon occidental: William Shakespeare.

Mi juventud ha estado muy ligada al teatro. Ya en mi infancia (aproximadamente en 7º de EGB), adapté, dirigí y protagonicé el maravilloso primer acto de La venganza de Don Mendo en el colegio, además de actuar en diversos montajes (funciones navideñas, y cosas así). Ya en la universidad participé muy activamente en el diversos montajes del circuito teatral universitario y de colegios mayores, actuando, dirigiendo o en roles técnicos en obras como Eloísa está debajo de un almendro o Las brujas de Salem, entre otras. Pero mi asignatura pendiente siempre fue Shakespeare. En esa juventud temprana descubrí las adaptaciones cinematográficas de sus tragedias y comedias, y me quedé con las ganas de interpretar al mordaz Benedicto de Mucho ruido y pocas nueces, o a alguno de los caballeros de Trabajos de amor perdidos. Por eso, la adaptación al cómic de la tragedia más sangrienta de William Shakespeare no podía sino despertar mi interés. Siendo yo reconocidamente un pésimo actor y un director cuanto menos capaz, acometí la lectura de este Tito Andrónico con grandes esperanzas, y la recompensa ha sido asaz abundante.

tito andronico

Pero volvamos a hablar como las personas normales. Tito Andrónico cuenta la historia del ficticio legado romano homónimo, quien a su regreso a Roma tras luchar en las guerras del norte se ve envuelto en una sangrienta trama de traiciones y venganza que acabará, como suele ser común en estas obras, como el rosario de la aurora. Esta historia es aquí adaptada por el guionista Marcos Prior, respetando todo lo posible el texto original de la obra (en inglés aquí, en español aquí), y creando junto con el dibujante Gustavo Rico lo que podría ser el equivalente a un montaje teatral clásico, pero con un componente visual modernista. Imaginad a Els Joglars haciendo los decorados para la Royal Shakespeare Company y os haréis una idea aproximada de a qué me refiero.

El resultado es fascinante. El teatro, al igual que la poesía, cuando es leído se debe hacer en voz alta, o al menos moviendo los labios, pues las palabras se saborean mejor cuando se notan en la boca. Y así me he encontrado yo en la lectura de este cómic, declamando en susurros las palabras del bardo inmortal (aunque hay quien le atribuye la autoría conjuntamente con un tal George Peele, pero en ese jardín no voy a entrar), mientras me recreaba la vista con los maravillosos dibujos y escenarios de Gustavo Rico. Apabullantes son también sus ilustraciones a página completa (el término splash-page se me antoja demasiado mundano para una delicatessen como esta) que abren cada acto, y que reflejan la decadencia de Roma y su inminente caída. Rico emplea aquí una paleta de grises para los personajes y la mayoría de los fondos, con ocasionales pinceladas de ocre, para que al aparecer la sangre ésta cobre mayor protagonismo. Aun usando los mismos colores para todos los personajes, éstos están lo bastante bien caracterizados como para resultar inmediatamente identificables. Tito Andrónico, con su barba blanca y su nariz rota; Saturnino, con la perenne corona de laurel; Tamora, con su melena rubia y su nariz afilada… Pese al miedo inicial ante un dramatis personae de 20 personajes y varios figurantes, pronto aprendemos a reconocer a cada uno por algún rasgo característico. Un hallazgo narrativo de Prior y Rico que facilita al léctor la tarea de identificar a cada personaje y asignarles su propia voz.

tito andronico

Marcos Prior (L’Hospitalet de Llobregat, Barcelona, 1975) ha trabajado como ilustrador y dibujante de storyboards publicitarios. Sus últimas obras con Astiberri son La noche polar (2019) como autor completo, Catálogo de Bunkers (2017) con Jordi Pastor, Gran Hotel Abismo (2016), con David Rubín, y Necrópolis (2015), su anterior obra como autor completo. También fue en 2017 uno de los autores del cómic colectivo Un regalo para Kushbu. Historias que cruzan fronteras (Astiberri / Ayuntamiento de Barcelona / Mescladís / Al-liquindoi).

Gustavo Rico (Rubí, Barcelona, 1977) ha realizado ilustraciones para libros y revistas, y diseños de merchandising y cartelería para un sinfín de bandas de rock, promotoras y salas de conciertos. En 2020 publica junto al guionista Jorge García el álbum Myrddin (Norma Editorial) y en 2016, junto al mismo guionista, el integral Los dientes de la eternidad (Norma), que obtiene el IED Madrid Design Awards a la mejor novela gráfica en 2017.

tito andronico

Poco más podemos decir de esta maravillosa adaptación / traición, como sus propios autores la definen. La panoplia de obras de William Shakespeare ha influido a cientos de escritores en los últimos cuatro siglos y pico. El cómic no se queda fuera de su ámbito de influencia: recordemos la historia El sueño de una noche de verano en el Sandman de Neil Gaiman, o el protagonismo que cobran los personajes de La Tempestad en el último volumen de La Liga de los Caballeros Extraordinarios de Alan Moore. El Tito Andrónico de Marcos Prior y Gustavo Rico es una traslación casi literal, más que una obra original influida por el bardo de Stratford, pero eso no le resta ningún mérito. Más bien al contrario, merece un reconocimiento especial por haber capturado la sensibilidad de la tragedia original y lograr transmitirla al lector en un lenguaje diferente. Si queréis echar un vistazo a la obra, en caso de que aún no os hayáis decidido a leerla, podéis hacerlo pinchando aquí.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com