Si algo tiene una serie de 300 números es que no puede ocultar el paso del tiempo por sus números. Y lo digo, no... Reseñas desde Star City: Hellblazer de Mike Carey (1 de 2)

Hellblazer de Mike CareySi algo tiene una serie de 300 números es que no puede ocultar el paso del tiempo por sus números. Y lo digo, no porque haya envejecido mal (todo lo contrario) sino porque sus páginas son una muestra de la evolución del cómic a lo largo de los años. No hay que ser un erudito en este mundillo para darte cuenta de las diferencias entre el Batman de los años 60 y cualquiera de las mil series del cruzado que podemos encontrar actualmente en el mercado. Con Hellblazer nos pasa algo similar. No es lo mismo leer un cómic del Constantine que escribió Jamie Delano (1 y 2) en 1988 que cualquiera de estos de Mike Carey escritos a partir de 2002. Lo bueno que tiene una serie como Hellblazer es que cada autor tiene su propia voz. Son etapas muy reconocibles dentro de la misma serie, en la que los autores gozaban de una suficiente tranquilidad de saber que podían escribir etapas largas y así poder planear lo que quieren contar con un mínimo de confianza. Evidentemente, si las ventas no hubieran acompañado, en muchos casos, se habrían cortado, pero sabiendo que se trataba de autores de primera línea y con una experiencia más que demostrada, el autor podía estar tranquilo. Y eso es lo que le pasó a Mike Carey cuando tomó el mando de la serie en su número 175. Todos hablan siempre de las etapas de Ennis y de Delano, pero para mí, el Hellblazer de Mike Carey es, probablemente, la más completa y redonda de todos los autores que han pasado por esta cabecera.

La historia.

Hellblazer de Mike Carey 3La historia arranca donde la dejó Azzarello, con John Constantine (¡spoiler!) muerto para la opinión pública, y de vuelta a su Inglaterra natal. Si bien, una serie como esta da para que los autores hagan historias de todo tipo y sin ningún nexo de unión, pueden contar historias sin relación alguna y de la extensión que deseen. El Hellblazer de Mike Carey no es así, es probablemente la etapa más cohesionada de todas las que ha tenido. Sigue el esquema de Brian Azzarello de hacer arcos de 2 a 5 números, pero todos los arcos acaban formando parte de una línea temporal que es perfectamente reconocible. Las historias son de diferente corte, cada una independiente, pero siempre hay un personaje o algo que te hace saber de dónde vienes, y eres consciente de que cualquiera de sus personajes pueden aparecer 10 números más adelante reaccionando a algo de lo que John Constantine hizo en esos primeros números.

El motor de arranque de la etapa es la «desaparición» de Gemma, la sobrina de John, y de su relación con un grupo que busca un artefacto mágico ancestral conocido como el sepulcro rojo. John conocerá a Angie, su nueva «companion» en esta etapa, como ya hicieran Zed o Kit, en este caso una maga amateur con carácter y un hermano cuya presencia resultará fundamental en el devenir de la etapa. Constantine comenzará a prepararse ante la amenaza de la llegada de un ser demoníaco que amenazará la supervivencia del mundo como lo conocemos. Intentará reunir a otros magos para hacer frente al perro, y no serán pocos los personajes que irán haciendo aparición en sus páginas, desde La cosa del Pantano, al Primero de Todos, hasta Phantom Stranger, pasando por Lucifer o Tim Hunter…

El autor.

Hellblazer de Mike CareyMike Carey es probablemente de esos autores que siempre te suenan pero no hay una obra culmen que le haga reconocible para los no tan aficionados. Incluso su The Unwritten, probablemente su obra más personal y de la que más orgulloso se siente, ha pasado con más pena que gloria entre  el gran público y a pesar de mantener las ventas, no ha sido lo que pudiéramos considerar un gran éxito. Este profesor durante 15 años se introdujo en el mundo del cómic y no lo ha vuelto a abandonar. Entre sus obras más reconocibles se encuentran Lucifer, Crossing Midnight o la citada The Unwritten. Si algo tiene el Hellblazer de Mike Carey es que es una etapa redonda. Si el Hellblazer de Delano nos presentaba a un Constantine que casi se encontraba los problemas y se centraba en la prosa, el de Ennis se centraba en su faceta canalla o el de Azzarello intentaba llevar al mago a sus orígenes (considerando orígenes su aparición en La Cosa del Pantano de Moore), Carey intenta unificar todo y hacer de su etapa una historia cohesionada, muy bien planificada y respetando el trabajo de sus antecesores. Recupera su faceta mágica y le da más presencia que nunca, con numerosos detalles de hechizos, objetos y rituales, dejando claro que no es un personaje que pasa por ahí delante de los demonios, sino que tiene una parte activa en la historia. Una cosa que sí me gusta de esta etapa es que hasta ahora, Hellblazer nos muestra historias donde Constantine se lleva sorpresas, y no siempre «lo tenía todo previsto y planeado». El arco «Mirando a la pared», de cinco números, marca un antes y un después, dejandonos a un Constantine perdido y más vulnerable que nunca. La evolución del personaje y cómo sus enemigos (tanto los conocidos como los inesperados) intentan sacar partido de la situación es francamente interesante.

Hellblazer de Mike Carey 2A los dibujos numerosos autores, desde Jock, a Steve Dillon, pero sobre todo destacan dos argentinos, Marcelo Frusin, que ya comenzó a dibujar algunos números en la etapa anterior y que aquí se hace el dibujante casi-regular. Un estilo muy atractivo, con un trazo grueso, se le nota la influencia del que fue su maestro Eduardo Risso, con una continua experimentación en el terreno de las sombras y contraluces, dando algunos momentos de brillantez a su trabajo. Su otro trabajo más importante fue Loveless, serie del sello Vertigo que co-creó junto a Brian Azzarello.

Leonardo Manco es el otro autor que aparece en los últimos números, con un trazo más fino y un dibujo más detallista que por momentos me recordó incluso a Gary Frank. Ambos autores dan una muestra de la evolución gráfica de los cómics, incluso en un sello como Vertigo, en el que los dibujos sucios y experimentales siempre han sido marca de la casa. Todo lo que vemos en este tomo, es un dibujo que entra perfectamente por el ojo y que no produce rechazo ni de los lectores más conservadores…

Mención especial a las portadas sensaciones de Tim Bradstreet, que son una absoluta gozada, y probablemente las más reconocibles y difundidas de toda la serie.

Hellblazer de Mike Carey, en definitiva.

Hellblazer de Mike Carey 5 Como ya he dicho, probablemente, la etapa de Carey es la más completa de las que he leído, me ha encantado esa sensación de estar leyendo una historia, y no historias sueltas del personaje. Unos cómics que son muy fáciles de leer, alejados de esa prosa de Delano, directos y muy respetuosos con la esencia del personaje.

Este primer tomo de los dos que reunirá el Hellblazer de Mike Carey consta de los números 175 a 199, además de incluir unas páginas del Secret Files dedicado a Hellblazer, donde analiza a muchos de los personajes y entornos de la serie. Está editado en cartoné, con 592 páginas a color siguiendo la estética de esta edición, a un precio de 45€.

Lo mejor: La sensación de cohesión de toda la etapa. El ver, casi por primera vez, a Constantine sin el control de la situación. Frusin y Manco.

Lo peor: Que Carey no esté mejor considerado de lo que está.

Para fans del personaje y la serie. Para los que quieran leer una de las etapas más completas de toda la serie.

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com