Si entrásemos en una librería o un grupo de Facebook o Telegram de aficionados y pidiéramos que nos recomendaran una saga de Hulk, no... Planeta Hulk (Marvel Must Have 12)

Si entrásemos en una librería o un grupo de Facebook o Telegram de aficionados y pidiéramos que nos recomendaran una saga de Hulk, no tengo la más mínima duda de que muchísima gente, probablemente la mayoría, recomendaría Planeta Hulk.

Planeta Hulk

Por más que Hulk cuente con etapas deliciosas como la de Peter David, con múltiples dibujantes, o la de Sal Buscema, con múltiples guionistas, la verdad es que le sucede un poco lo mismo que a Spiderman. Se trata de personajes de largo recorrido que acusan una seria falta de historias autocontenidas. Todo el mundo tiene tres o cuatro títulos en la cabeza a la hora de hablar de Batman, pero por más calidad que tengan, hay que irse a historias poco representativas como La última cacería de Kraven, en Spiderman, y este Planeta Hulk en el caso del coloso esmeralda.

Fijaos que para poder crear esta historia autónoma hay que llevarse a Hulk a otro planeta y omitir prácticamente por completo a Bruce Banner. A priori no parece perfilarse como una historia excesivamente ejemplar del gigante verde. Sin embargo, quince años después de su salida, no cabe duda de que Planeta Hulk ha pasado a formar una parte importante de la mitología del personaje.

Planeta Hulk

Supongo que en 15 años quien más quien menos ha oído hablar del argumento básico de Planeta Hulk. Con la Civil War cerca, los Illuminati deciden sacarse de en medio un enorme problema verde exiliándolo al remoto planeta Sakaar. Allí será vendido como gladiador, llegarán nuevos amigos y enemigos y poco a poco se montará su propio Espartaco meets John Carter, que lo situará como el gran líder Cicatriz verde de la rebelión de este mundo alienígena.

Pero, ¿dónde está Banner? ¿Dónde están los traumas infantiles y las personalidades múltiples? ¿Dónde están sus villanos de siempre? ¿Dónde están Betty, Rick Jones y el resto de su elenco de secundarios? ¿Hulk no era aquel bruto con un vocabulario de 10 palabras? ¿Cómo va a liderar una rebelión?

Planeta Hulk

Afortunadamente, en contra de lo que mucha gente cree, Hulk es un personaje absolutamente multifacético y versátil e historias como Planeta Hulk con sus propios secundarios, antagonistas e idiosincrasia para nuestro goliat verde no solo son perfectamente posibles, sino que se presta completamente a ello. En su supuesta simpleza Hulk siempre ha sido un personaje totalmente moldeable que se adapta tanto a una historia de terror como a la ciencia ficción más loca o, claro está, una buena ensalada de guantazos superheroicos. Planeta Hulk puede no ser, tal como decíamos, la historia más representativa del gigante verde, pero funciona como historia suya. No obstante, la mayor cualidad es que Planeta Hulk funciona como historia, también aunque no hayas leído un cómic de Hulk en tu vida.

Con la excusa de Hulk partiendo de cero en un planeta que conocemos a la vez que él, Greg Pak aprovecha para presentarnos sus propios personajes, bien sean los otros luchadores que acompañarán a Cicatriz verde como sus antagonistas, cada uno con su propia historia de fondo y su motivación. La historia funciona más por la creación del mundo y sus secundarios que por una trama sin demasiadas dobleces, aunque no esté exenta de ciertos momentos espectaculares, como el combate con un viejo conocido o su propio amago de apocalipsis zombie.

Planeta Hulk

Fundamentalmente tenemos en Planeta Hulk una historia basada en la acción y frente a eso el trabajo de Carlo Pagulayan y Aaron Lopresti es impecable. Tanto el filipino como el de Oregón tienen sus propias señas de identidad, pero de algún modo hay una sintonía entre sus estilos. No hay que hacer un gran esfuerzo para distinguir entre ambos, pero sin ese esfuerzo consciente, sus estilos trabajan sin producir estridencias en el cambio. En parte esto viene motivado porque comparten algunas características como que ambos son dibujantes de acabado barroco y planificación clásica, con el foco puesto en todo en una composición dirija la mirada a los grandes momentos de acción. Con todo, no podemos restarle parte del mérito al colorista Chris Sotomayor, que se hace el dueño de la atmósfera de Sakaar y siempre sabe como dejar a Hulk en el centro de atención.

Debería quedar claro que Planeta Hulk no es un Batman: The Dark Knight returns o una saga de Fénix Oscura. Como decía al inicio, con toda probabilidad ni siquiera es la mejor historia de Hulk, pero es sin duda una historia efectiva que funciona entre propios y ajenos del coloso esmeralda, motivo por el cual podemos verlo en esta colección Must-have, pudimos verlo antes en un integral ( con material adicional) y antes de eso en un Deluxe e incluso antes que eso en las rústicas de la colección regular. Y claro, motivo por el cual seguiremos viendo en nuevas ediciones en el futuro de lo que parece haberse constituido en un nuevo clásico moderno.

Compartir:

Alain Villacorta "Laintxo"

Fue picado por un cómic radiactivo y ahora ve el mundo a través de viñetas y tiene el sentido de la realidad proporcional de un tebeo. No os preocupéis, no es peligroso... creo...

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com