Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Los buenos veranos 6. Los Retamas

Los buenos veranos 6. Los Retamas
Guion
Zidrou
Dibujo
Jordi Lafebre
Color
Jordi Lafebre, Clémence Sapin y Mado Peña
Formato
Cartoné. 23,5 x 31 cm. 56 páginas. Color
Precio
18€
Editorial
Norma Editorial . 2022
Edición original
Les beaux étés 6- Les Genêts (Dargaud)

Junto con la Navidad, las vacaciones de verano son el momento más esperado del año. Llegan una vez al año y, sea playa o montaña, nacional o extranjero o incluso simplemente quedarse de rodríguez a descansar, las vacaciones se aguardan cada año como el momento especial que son. Del mismo modo se recibe cada nueva entrega de Los buenos veranos, con el añadido de que hemos tardado nada menos que dos años y medio en poder leer Los buenos veranos 6. Los Retamas y nuestros veranos han sido un poco más grises en este lapso.

Los buenos veranos 6. Los Retamas

A estas alturas, ya todos conocemos y amamos a la familia Faldérault, pero por si alguien aún no los conoce y no se ha enamorado aún de esta familia belga, Los buenos veranos los sigue sin un orden concreto a través de distintos períodos vacacionales, saltando atrás y adelante en cada nuevo volumen para seleccionar — no estamos seguro si al azar — años concretos. En esta ocasión nos vamos al arranque de la década de los años 70. Mado aún está embarazada de Paulette y Pierre se tendrá que llevar trabajo en una etapa en la que ha abandonado su western para dibujar cómics religiosos que paguen las facturas. Como reza su grito de guerra familiar, pondrán rumbo al sur, pero Don Bermellón, su viejo R4, sufrirá un percance y tendrán que alojarse temporalmente en una granja que regentan Esther y Estelle en la región de Borgoña. Lo que planeaba ser provisional se convertirá en otras vacaciones para recordar.

Los buenos veranos 6. Los Retamas es de nuevo una idealización del costumbrismo. Es algo así como el recuerdo que nos gustaría a todos tener de las vacaciones de nuestra niñez. Os puedo asegurar que en el caso de quien escribe la cosa se solía poner más berlanguiana, primero, y kafkiana, después. Por eso una familia tan adorable y tan positiva como los Faldérault, donde hasta los tropiezos y sinsabores son afrontados con una sonrisa y una actitud alegre y positiva son justo lo que le hacía falta a nuestra nostalgia.

Los buenos veranos 6. Los Retamas

Quien conozca a Zidrou, ya sabrá que entre sus múltiples facetas, tal vez la más conocida es el modo en el que sabe jugar con nuestros corazones, sin porno emocional, pero sin duda atacando a la fibra sensible. Además, sin desvelar detalles de la trama, en Los buenos veranos 6. Los Retamas se pondrá de manifiesto un tema bastante común en nuestros días que no se abordaba del mismo modo hace 40 años y sorprende la naturalidad y la elegancia con la que lo maneja.

Y sí, Zidrou, es un maestro manejando emociones, pero seguro que no se ocurren muchas obras de este guionista que toquen la patata como Los buenos veranos y es que el modo en que Jordi Lafebre trabaja con los personajes no tienen parangón. Ya vimos que no era manco a la hora de conmovernos en solitario con Carta Blanca y cuando trabaja en conjunción con Zidrou la cosa pasa a otro nivel.

Los buenos veranos 6. Los Retamas

No puedo esperar otros dos años y medio. Dejarme otros dos años sin Los buenos veranos es como dejarme sin vacaciones y es que no se me ocurre una serie en publicación en todo el mercado francobelga con el nivel de calidad constante de esta durante ya 6 tomos. Tardará semanas en irse la sonrisa que me ha dejado la lectura de Los buenos veranos 6. Los Retamas.

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.