Dawn Golden ha desaparecido en extrañas circunstancias. Sería un caso más de los muchos que la policía de Gotham City aborda a diario si... Batman: El Caballero Oscuro Vol. 1: Amanecer dorado

Dawn Golden ha desaparecido en extrañas circunstancias. Sería un caso más de los muchos que la policía de Gotham City aborda a diario si no fuera porque la joven fue una de las mejores amigas de Bruce Wayne en la infancia. Así pues, no es de extrañar que Batman se tome como algo personal la búsqueda de Dawn, que empieza con un brutal enfrentamiento contra un Killer Croc mucho más poderoso de lo habitual. La batalla no será más que el principio de una larga investigación que pasará por más enemigos de siempre y también por la aparición de un invitado venido del Infierno.

La verdad es que el título de este cómic prometía mucho: Amanecer dorado, como la secta esotérica Golden Dawn a la que puedes unirte por sólo 99 dólares al año (precio especial). Luego te enteras de que la chica secuestrada en este cómic se llama Dawn Golden y ves que te han colado un juego de palabras barato. El caso es que, aparte del título, este cómic de Batman lo tenía todo para triunfar: una nueva colección, una superestrella como autor completo, unas portadas supermolonas… Lástima que no tuviera una buena historia para completar el póker. Además, ¿de quién fue la idea de ponerle a Batman un faro en el pecho como si fuera Iron Man? ¿No se supone que es el señor de la noche, que se mueve en las sombras? En fin, diseños sin sentido aparte, el primer arco de esta nueva colección ha sido bastante insatisfactorio.

amanecer dorado

David Finch pasó gran parte de su carrera profesioal en Marvel dibujando series como Los Nuevos Vengadores o el enésimo relanzamiento del Caballero Luna, antes de que Dan DiDio lo fichara en exclusiva para DC. Uno de los múltiples clones de Marc Silvestri (el más dotado de los fundadores de Image), se hizo cargo en 2011 como guionista y dibujante de una nueva colección de Batman llamada precisamente El Caballero Oscuro, que tras este primer arco argumental titulado Amanecer Dorado fue nuevamente renumerada. Aquí Finch (Batman: Yo soy Bane, Batman: La noche de los búhos) quiso emular a Jeph Loeb y hacer su propio Silencio, pero es de justicia decir que la jugada no le salió bien. El recurso de hacer que la chica secuestrada fuera una antigua amiga de Bruce Wayne está muy desaprovechado, porque los flashbacks que vemos no aportan nada a la motivación de Batman para rescatarla, y bien podría haer sido una chica rica aleatoria de Gotham. Es por eso que una sencilla historia de secuestro y rescate, que se podía haber solventado en uno o dos números, se alarga innecesariamente para poder llegar a los cinco números con los que llenar un TPB en el futuro. Así, la presencia de Killer Croc y el Pingüino sólo está justificada para que Batman tenga a alguien con quien zurrarse. La trama paralela de Etrigan, Ragman y Blaze distrae más que aporta, al igual que la de la pequeña ladrona Mira, y el final es tan abrupto que no sabemos si es que el guionista se quedó sin ideas o sin páginas para un desenlace en condiciones. La historia deja numerosas tramas abiertas que se deberían resolver en los números siguientes, o al menos eso queremos pensar.

El dibujo de Finch tampoco es de lo mejor del tebeo. Si este es el alumno aventajado de Marc Silvestri, no queremos imaginar cómo serían los otros. Como portadista y dibujante de splash-pages está al nivel de Jim Lee, pero lamentablemente su narrativa también. Algunas composiciones de página e incluso dentro de la viñeta están pobremente resueltas, y nos hace desear que llegue el tan ansiado relevo, de la mano de Jason Fabok. Los dos últimos números de este arco argumental son obra de este dibujante, que es a su vez discípulo de Finch. Fabok (Liga de la Justicia contra el Escuadrón Suicida, Liga de la Justicia: La guerra de Darkseid), en mi opinión, supera a Finch en numerosos aspectos, y no se limita a vivir de glorias pasadas, sino que se esfuerza en cada página, aunque sin pasar de ser simplemente un dibujante correcto. Buscando, al igual que Finch, la espectacularidad y la acción antes que la claridad narrativa, Fabok convierte un guion que pretendía contener altas dosis de terror sobrenatural en un festival de mamporros sin ton ni son.

amanecer dorado

Este tomo publicado por ECC Ediciones se completa con el Batman 80-Page Giant de 2010, que contiene varias historias protagonizadas por la galería de villanos de Batman, como el Joker, Acertijo, Catwoman, el Hombre Calendario, Killer Croc, Espantapájaros, Dos Caras y Humpty Dumpty. De éstas, sólo destacaríamos la protagonizada por el Joker, obra de Peter Miriani y Szymon Kudranski, y la curiosa Dos Caras, que adopta la curiosa forma de un palíndromo visual obra de Sean Ryan y Joe Suitor. El resto son perfectamente olvidables.

En resumen, este volumen ha pasado sin pena ni gloria por las manos de este humilde escriba, pero seguro que entre los lectores habrá alguno que lo disfrute más que yo.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com