Ediciones La Cúpula sigue dando alegrías a todos los seguidores del cómic español underground que rompió moldes y tuvo algo que decir en los... Alí Babá y los 40 Maricones, de Nazario

Ediciones La Cúpula sigue dando alegrías a todos los seguidores del cómic español underground que rompió moldes y tuvo algo que decir en los años ochenta y noventa. Tras las fastuosas reediciones de Ángel Exterminador y Los Casos de Perro Nick, llega nuevamente a las librerías Alí Babá y los 40 Maricones de Nazario, en una edición prácticamente idéntica a la publicada en 1994 bajo el sello Víbora Comix de la propia editorial.

nazario

El reclamo de Alí Babá y los 40 Maricones es claro y directo: “Tiene una energía de vivir más contagiosa que el VIH”. Y es cierto, Nazario nos coge de la mano durante las más de sesenta páginas del tebeo y nos da un paseo por una comunidad de vecinos abiertamente gay de la Barcelona de los años 80, que tiende a confluir en el bar Alí Babá situado en el bajo del mismo bloque.

Como una suerte de 13 Rue del Percebe sin ningún tipo de pudor o autocensura, o si lo prefieren como si fuera una película de Almodóvar con guion de Ralf Köning, Alí Babá y los 40 Maricones es un cómic desternillante, con momentos que provocan la carcajada y que sabe jugar de manera brillante con todos los clichés del género. Pero Nazario, autor que ha sufrido la censura más de una vez desde que empezase en los setenta a ser pionero de tratar la sexualidad (ya sea homo o hetero) en los cómics, lo que hace en realidad en esta obra es lanzar un claro canto a la libertad sexual, a la tolerancia y, como rezaba más arriba, a las ganas de vivir.

alibaba

Eso sí, y que quede bien clarito, este tebeo está lleno de sexo explícito y parafilias varias como reflejo de la libertad sexual que el autor quiere dejar clara, usando su obra como vehículo para tal fin. Pero esto no quiere decir que estemos ante una obra destinada a un target de público concreto. Para nada, quien busque un tebeo divertido lo encontrará y lo apreciará, y si alguien lo lee y tuerce la mirada o el gesto por algún motivo más allá de que le parezca demasiado bruto lo que ve, pues allá cada uno con su sensibilidad. Si la cosa va más allá, igual es que tienes más prejuicios de los que crees. Algo que por otro lado no deja de ser un reflejo de la sociedad retrograda en la que vivimos.

En su momento Alí Babá y los 40 Maricones fue una obra que obtuvo notoriedad por aparecer en la lista de lecturas recomendadas por el Ministerio de Educación durante el mandato de Zapatero. Este hecho hizo entrar en cólera a algunos colectivos un tanto cerriles, y también fue usado como arma por la oposición. Una oposición que no debía saber que el tebeo ya estaba en la mencionada lista cuando era su partido el que gobernaba. Pero en fin, esta falta de miras, esta falla en la argumentación más allá del ataque o desprestigio siempre ha sido un rasgo distintivo del debate político en España.

En definitiva, Nazario pudo hacer lo que le dio la gana para contar las peripecias sexuales de un puñado de personajes para los que el armario únicamente fue un mueble para guardar sus ropas.

Recomendable a más no poder.

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com