¿Quién nos iba a decir que a estas alturas Garth Ennis todavía podía sorprendernos? Hace casi 30 años desde que nos arrollara como salido... A walk through hell 1. El almacén

¿Quién nos iba a decir que a estas alturas Garth Ennis todavía podía sorprendernos? Hace casi 30 años desde que nos arrollara como salido de la nada con Hábitos peligrosos en Hellblazer, casi 25 desde que se consolidara con Predicador, cerca de 20 desde que contra todo pronóstico firmara lo más grande en la historia de un personaje Marvel con Punisher Max y, por más que luzca de rabiosa actualidad por la serie de TV, The Boys tiene más de una década. Le sumamos a esto que hablamos de un guionista bastante prolífico, con lo que en 30 años de carrera nos ha dado mucho y variado. Por eso verle reinventarse del modo en que lo hace en A walk through hell no sólo es más que meritorio, sino que encima nos dice que la genialidad de este escritor norirlandés está lejos de agotarse.

A walk through hell 1. El almacén

A walk through hell nos cuenta sin apenas preámbulo cómo los agentes Shaw y McGregor del FBI tienen que entrar en un almacén donde horas antes han entrado dos compañeros para no volver a salir. De algún modo, nadie parece atreverse a entrar y quien lo hace sale con rebajas en su marcador de puntos de cordura. A partir de aquí la cosa irá de mal en peor.

Estamos antes una historia de terror, pero poco tiene que ver con las incursiones anteriores de Ennis en el género, como Hellblazer o Crossed. Olvidaos del Garth Ennis de trazo gordo y ensalada de casquería porque el terror de A walk through hell proviene justo de lo que no podemos ver o siquiera definir.

A walk through hell 1. El almacén

A walk through hell comienza de un modo bastante poco amable ya que arranca sin apenas presentar ni ubicar a los personajes o la acción. Para cuando se adentran en el misterioso almacén apenas sabemos qué hacen allí o que los ha conducido. Poco a poco mediante flashbacks iremos ahondando en la descreída Shaw y el idealista McGregor y nos iremos adentrando en la investigación sobre una red de pederastia que a cada paso oculta algo aún más turbio, algo aún más turbio que secuestrar y matar niños. Más allá de la trama de fondo que va construyendo un sentido al momento en el que entran en el almacén, los personajes de Garth Ennis siempre tienen algo que decir y brillan con la fuerza a la que nos tiene acostumbrados el guionista.

A walk through hell 1. El almacén es el primero de los dos tomos que compondrán esta serie y habrá que ver lo que nos depara la segunda parte, pero ya desde el principio Ennis deja permear una serie de temas de nuestro día a día que tendremos que ver si de algún modo apoyan la trama. El mundo heteropatriarcal, la inmigración y diversas pinceladas aquí y allá aparecen de un modo que por el momento es testimonial, pero que nos puede empujar a atrevernos a verlos como los monstruos cotidianos de nuestro tiempo.

A walk through hell 1. El almacén

Goran Sudžuka es un artista croata y ya sabemos que algo hay en el agua de ese país que muta a su población en superdibujantes. Del mismo modo que otros de sus compatriotas como Goran Parlov o Tonči Zonjić despliega una identidad visual modesta con un trabajo de líneas y manchas casi espartano, que esconde un dominio del lenguaje realmente pasmoso. Sin fuegos de artificio, la elección de planos, la coreografía de los personajes en la viñeta, el acting de los mismos… todo está pensado para que ni una sola línea sobre y la historia (tal vez algo más verborréica de lo que Ennis nos tiene acostumbrados) fluya cuando debe y nos ponga los pelos de punta cuando toca. Pero gran parte de la atmósfera se la debemos al colorista, su compatriota Ive Svorcina, que sigue los mismos dictados espartanos en unos renders sin degradados y una paleta muy poco saturada y tendente a los ocres y a esos verdes pesados que popularizaría el cine de David Fincher.

Cuando arrancamos A walk through hell, puede que Ennis aproveche el juego del despiste para generar ese horror que debe ser el protagonista de la serie. Pero hablamos de Garth Ennis, amigos, y tiene un “más difícil todavía” guardado en la manga. La magia de A walk through hell 1. El almacén no es asustarnos cuando aún estamos desubicados, sino que cuanto más sabemos, mucho más terrorífico se vuelve todo.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
A Walk Through Hell nº 01: 244 (Independientes USA)
Garth Ennis, Goran Sudzuka and Planeta DeAgostini Cómics
Precio: EUR 14,20
Summary
Review Date
Reviewed Item
A walk through hell 1. El almacén
Author Rating
51star1star1star1star1star
Compartir:

Alain Villacorta "Laintxo"

Fue picado por un cómic radiactivo y ahora ve el mundo a través de viñetas y tiene el sentido de la realidad proporcional de un tebeo. No os preocupéis, no es peligroso... creo...

  • Dani

    4 diciembre 2019 #1 Author

    Ennis da para un especial. Un detalle, Hellblazer lo escribió con 21 años, es más joven que Tom King o Bendis. Aunque siempre lo he considerado de la quinta de Morrison, por edad está en el entorno de Aaron o Hickman.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com