Si alguien nos hubiera dicho hace unos años que apostarámos sobre si llegaríamos a tener una edición completa de la Wonder Woman de George... Grandes Autores de Wonder Woman: George Pérez – Juegos Mentales

Si alguien nos hubiera dicho hace unos años que apostarámos sobre si llegaríamos a tener una edición completa de la Wonder Woman de George Pérez en castellano, la mayoría de nosotros habría puesto dinero contra esa posibilidad. La etapa más clásica de la Amazona nunca ha sido especialmente popular en nuestro país, y hasta el momento nunca se había editado completa. Zinco llegó en grapa hasta el número 50 americano, del paréntesis de Vid mejor no hablar, Norma la ignoró por completo y Planeta reeditó en dos ocasiones, una en tapa dura y otra en el infame tamaño reducido, los números en los que Pérez era dibujante. Y han tenido que pasar veintisiete años hasta que por fin ha llegado Juegos Mentales, el tomo con el que ECC salda la deuda histórica que había con esta fantástica etapa en nuestro país.

wonder woman 50

Juegos Mentales

Con este quinto y último tomo, se completa la era de George Pérez al frente de la colección de la Amazona más conocida de la historia del cómic, probablemente el personaje femenino más icónico del género superheroico. Realmente hay un sexto tomo, pero se publicó fuera de la colección Grandes Autores de Wonder Woman, apareciendo como Wonder Woman: La guerra de los dioses. Aquí tenemos fundamentalmente cuatro tramas de distinta extensión.

Arrancamos con Dibujos de tiza, un emotivo número autoconclusivo que trata el siempre espinoso tema del suicidio. ¿Qué lleva a una persona, más aún si es joven, a acabar con su propia vida? En este número, una amiga de Vanessa Kapatelis lo hace, y los adultos de la historia no hacen sino preguntarse por qué. Ira, dolor, incomprensión… si la persona que se ha ido sufría, los que se han quedado no lo tienen más fácil.

wonder woman 46

Continuamos con un team-up que ya iba haciendo falta: El primer encuentro entre Wonder Woman y Troia, entre Diana y Donna. Si alguien se pregunta cómo es posible que este encuentro no se diera hasta 1990, conviene recordar la complicada continuidad del Universo DC. Los números de esta colección son todos ellos post-Crisis en Tierras Infinitas, con lo que realmente a estas alturas el Universo DC tenía tan sólo cuatro años de existencia. Y entre la presentación de los nuevos/viejos personajes, la refundación de los Titanes, la recreación de Donna en la historia ¿Quién es Wonder Girl?… Bueno, digamos que la agenda de las dos Maravillas estaba un poco apretada por entonces.

Seguimos con la continuación natural del tomo anterior, Extraños en el paraíso. Si en los números que preceden a este tomo vimos como unos enviados del mundo del hombre visitaban Themiscyra, en esta ocasión toca devolver la visita. La Reina Hipólita hace una aparición ante las Naciones Unidas, abriendo así Isla Paraíso y poniendo final a un bloqueo milenario. Esta historia se enlaza con otra en la que hay sueños dentro de sueños, manipulaciones de pensamiento y, como dice el título del tomo, Juegos mentales. A estas alturas, ya sabemos de antemano qué villano de la galería de Wonder Woman está detrás de todo, ¿verdad? Bueno, para los reción llegados, no tarda demasiado en revelarse la mano de Edward Cizko, el Doctor Psico, que además aparece en la portada del tomo de ECC.

Doctor Psico

Aunque haya acabado convirtiéndose en uno de los villanos más conocidos de Diana, cuando George Pérez creó la versión Post-Crisis de Cizko no era un personaje precisamente conocido. La versión Pre-Crisis de este personaje, llamada Edgar Cizko en lugar de Edward, es un personaje típicamente camp como corresponde a la Silver Age en la que fue creado. Su primera aparición tuvo lugar en el nº 160 de la primera serie de Wonder Woman, teniendo en los veinte años que separaron su creación del reboot del universo en la Crisis un total de nueve apariciones. Su versión post-Crisis y pre-Flashpoint tuvo más de setenta en un periodo de tiempo similar. Después de Flashpoint también hay un Doctor Psico, al que acabamos de ver en la serie limitada Liga de la Justicia: Sin Justicia.

doctor psico

Jill Thompson

Aunque debutó realmente en el último número del tomo anterior, tenemos en este tomo la primera mitad de la etapa en Wonder Woman de la ilustradora de Sandman, Los Invisibles o La Bruja Madrina. Estos números tienen un especial valor histórico en la biografía de esta fantástica dibujante, dado que son su primer trabajo para una de las dos grandes. Dicho sea de paso, aunque se aprecia su potencial, aún está muy lejos de la calidad que llegaría a tener en años posteriores, y se le nota un principio un tanto titubeante.

La importancia del entintado

Al margen del contenido de este tomo, quiero señalar el equipo creativo del número 52 de la serie. En los créditos del mismo se ve que la dibujante es Cynthia Martin y que las tintas son de Kevin Nowlan. En la película de Kevin Smith Persiguiendo a Amy, un personaje decía que un entintador es básicamente un calcador, y Banky, el entintador interpretado por Jason Lee, señalaba la importancia del trabajo del entintador dando profundidad y personalidad al dibujo. En este número, tener a las tintas a un autor con tanta personalidad como Kevin Nowlan hace que parezca que este número esté totalmente dibujado por él. Comparad esta página, por ejemplo, con otros trabajos en los que Nowlan sea responsable de los lápices y no sólo de las tintas.

wonder woman kevin nowlan

En resumen…

Añadido al hecho de que con este tomo se completa por primera vez en treinta años la edición en castellano de la era Pérez, hay que señalar que este tomo tiene especial interés para los lectores más veteranos del lugar. La edición más completa que se había visto de esta etapa fue la de Ediciones Zinco, que publicó en grapa a lo largo de 38 números los primeros 50 de la serie americana, pasando a formato tomo  y saltando directamente a los números de William Messner-Loebs y Mike Deodato, con lo cual este tomo, aunque incluye alguno de los números que ya editó Zinco, tiene en su interior los primeros siete números posteriores al final de aquella serie de grapa. Sólo han tardado en llegar veintisiete años.

Así, por fin tenemos la edición completa de la etapa definitiva del personaje, cronológica y en un formato de lujo como se merece. Sí, con sus puntos altos y sus puntos bajos, con sus luces y sus sombras, pero siendo al final una colección que, por méritos propios, ha pasado a la historia del cómic. Enhorabuena, ECC. Y gracias.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com