Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Takoyaki de tebeos: ¿Cuál debe ser la dirección del texto en el lomo?

Para gustos los colores, dicen algunos. Y hay gustos que llegan incluso a ser manías personales bordeando el TOC. Hoy vamos a hablar de un tema al que no mucha gente da importancia: la dirección del texto en el lomo de un cómic. Me consta que hay gente a la que le gusta más que el título vaya de forma ascendente, y otros que vaya descendiente. De hecho, hay editoriales que lo hacen de una forma, otras lo hacen de la otra… y alguna incluso ha utilizado las dos.

Pero a ver, ¿hay alguna justificación para tomar una elección? Seguro que las hay. Quiero pensar que cuando un grupo de personas se reúne para fundar una editorial no pasa por una conversación en la que uno pregunta “oye, ¿y en el lomo, cuál va a ser la dirección del texto?” y otro tira una moneda y dice “ha salido hacia abajo”. A ver, puestos en vertical (la orientación más habitual de los libros en una estantería), da más o menos igual.

dirección del texto 1

Pero algunos tenemos esa manía de leer los tebeos que tenemos en casa. Y a veces no lo terminamos de leer de una sentada, o nos levantamos a coger algo para beber o para abrir al repartidor de Amazon y lo dejamos encima de una mesa. Y lo normal es que lo dejemos boca arriba con la portada hacia arriba. Si el libro tiene el título en dirección descendente, el lomo se lee a la perfección.

dirección del texto 2

Pero si está en dirección ascendente el resultado son sudores fríos, taquicardia y una vena hinchándose en el cuello. Sí, maniático que es uno. ¿Y qué?

dirección del texto 3

Se podría dejar en eso. En que son manías personales de tipos raritos como el que suscribe. Pero hablando de este tema en un grupo interno de la plantilla, nuestro estimado DJ Supremo Ángel ha dejado caer, como es habitual en él, una perla de sabiduría. La forma correcta está normalizada y, según la norma ISO 6357, el texto en el lomo tiene que ir en sentido descendente.

Me encanta tener razón.

Comentarios

  • Ismamelón Sobrino

    24 marzo 2024

    Orientación latina para todo lo bueno, y, para el resto, libros sobre terraplanismo, culinaria inglesa, o acupuntura ventricular, puede tolerarse y hasta promoverse la orientación bárbara (o anglosajona) como medida de protección sanitaria y social.
    Solo los fieles del creacionismo y los defensores del diseño inteligente se oponen hoy en día a la orientación latina del título en el lomo de un libro, cinta de VHS, o casete. Aducen estos simplórios la idea de que su Dios, borracho y balbuceante relojero coleccionista de chapas de gaseosa, no permitiría que un hombre voltease la cabeza hacia la izquierda. Tal es el nivel de las personas de espíritu disminuido que desean vernos trabajar ocho horas diarias seis días por semana, votar por una democracia burguesa, comer hamburguesas, y creer en la paz y la ciencia humanista de la OTAN y la filosofía sionista. Lo que disfrutarían viéndonos voltear la cabeza hacia la derecha al tener que leer de arriba hacia abajo. ¡No pasará!

  • Antonio

    26 marzo 2024

    No solo discrepo de la Norma sino que cuando voy a una librería, procuro recolocar unos cuantos para poder leer los títulos sin destrozarme las cervicales, es decir en sentido ascendente.
    Y tu explicación de cuando te levantar a apagar la cafetera es absurda, con perdón, pero absurda. Si dejas el libro boca arriba ya lees sus títulos en la portada, a nadie se le ocurriría girar la cabeza para ver que pone el lomo.
    Saludos

Coméntanos algo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *