Los niños viven en su propio mundo, y es un mundo por el que todos pasamos… pero que no tardamos en olvidar. Cuando digo... Super Sorda: Edición con superpoderes

Los niños viven en su propio mundo, y es un mundo por el que todos pasamos… pero que no tardamos en olvidar. Cuando digo esto, me refiero a un mundo lleno de inseguridades, de miedos, de aguantar cosas que no deberíamos aguantar, o de callarnos por miedo, vergüenza y la necesidad continua de caer bien o agradar. Y el caso es que crecemos, esas inseguridades (en el mejor de los casos) desaparecen… y somos padres, tíos o cualquier otra posición de relación con la infancia desde una perspectiva diferente. Y no entendemos que ellos pasen por lo mismo que un día pasamos nosotros, porque lo vemos desde la perspectiva adulta. Super Sorda: Edición con superpoderes  es la quinta edición de una obra que pese a tener ya casi diez años, sigue funcionando igual de bien que cuando fue publicada originalmente y triunfó en los premios Eisner y otros tantos. Maeva, dentro de su sello Maeva Young publica ahora la versión extendida con comentarios y fotos de la autora que no hacen sino ampliar la experiencia de una obra entrañable y, sobre todo, muy útil.


Super Sorda  cuenta la historia de su propia autora, que cuando era niña sufrió una meningitis que acabó afectándole al oído y desde entonces ha tenido que vivir con audífonos… con la salvedad de que los aparatos que habían en 1975  distan mucho del concepto que podemos tener hoy de dichos instrumentos, y eran auténticos mamotretos… de todo, menos discretos.  La pequeña Cece tiene que aprender a desenvolverse en un mundo que la obliga a leer los labios para poder comprender bien los sonidos que escucha cuando le hablan, y conseguir encajar en el, a veces cruel, mundo de los niños. Su afición a la serie de Batman de los años sesenta le hace crear en su cabeza su propia superheroína: Super Sorda. La historia está contada con animales antropomórficos, lo cual contribuye a la conexión con los niños.

El tono que utiliza Bell para contarle esta obra a los niños es muy sincero, pero juega en su propio terreno. Se mueve continuamente en ese campo de inseguridades, de miedos por no encajar y, en lugar de hablar de ello con condescendencia o de restarle importancia (cuando los niños van a seguir viendo estas situaciones importantes) lo que hace es mostrarles un modo de transformar esos miedos. Y uno puede pensar: «Pero si es que tal o cual niño al que quiero regalarle este libro no es sordo ni tiene ningún defecto físico». Lo maravilloso que tiene esta obra es que, a pesar de utilizar un caso muy evidente y con situaciones incómodas para los niños o para los amigos, precisamente por eso es trasladable a otro tipo de situaciones mucho más mundanas, pero no por ello menos difíciles para los pequeños.


Todos los que tengáis niños cerca, estaréis acostumbrados a verlos enfadarse por cosas que nos parecen absurdas, discutir con los que hasta ahora eran sus mejores amigos y retirarles la palabra de un día a otro para, dos meses después, volver a ser mejores amigos. Super Sorda  muestra situaciones de este tipo, y lo más importante es que muestra lo traumático que es para la niña protagonista una situación tan sencilla como decirle a su amiga que no tiene que hablarle como un robot… por si se molesta al decírselo. Cuando no lo soporta más, explota, para sorpresa de su amiga. Este tipo de conflictos lo trata Bell con mucha delicadeza y creo que son un fabuloso recurso para que los niños vayan aprendiendo a manejar estas situaciones y enseñarles las consecuencias que puede tener el silencio o la actitud de dejar correr las cosas por su propia inercia. Por otro lado, a pesar de contener numerosas conflictos para su protagonista, está contado de un modo amable, donde siempre encuentran solución, por lo que para los niños no va a ser una lectura que se pueda convertir en desagradable por las situaciones que muestra.

El dibujo es sencillo, con un claro target infantil, y pocas viñetas por página para no dificultar la lectura a los más peques, aunque su extensión de 240 páginas de cómic va a darle entretenimiento para muchas jornadas de lectura. Además, esta edición viene complementada con cuarenta páginas de extras a modo de fotos de la infancia de la autora y un detallado proceso de la realización de la obra desde el boceto hasta el sombreado, entintado y coloreado final, así como muestras de cartas de los niños que han escrito a la autora en agradecimiento, después de haberla leído.


En definitiva, Super Sorda: Edición con superpoderes  es una obra imprescindible para niños de a partir de 7-8 años, con un dibujo amable y un buen rollo que está a la altura de las mejores obras de Raina Telgemeier (Sonríe , Coraje ). A la vez que entretiene, aporta recursos a los más pequeños en el mundo de las relaciones humanas, y lo hace desde un tono amistoso. La popularidad y éxito de la obra ha propiciado que la propia Apple TV haya llevado a cabo una serie de animación (muy muy fiel al cómic) adaptando las aventuras de la pequeña Cece. Si tenéis niños cerca, hacedles un favor y regaladles esta fabulosa historia de aceptación, superación e integración. Una obra que funciona muy bien a pesar de tener ya unos cuantos años.

Lo mejor: El tono amable muy adecuado para el público objetivo. La parte superheróica en realidad… es lo de menos, pero sirve para dar un recurso de cómo vehiculizar la ansiedad en la infancia.

Lo peor: Que alguien llegue a ella pensando que es una historia de superhéroes.

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com