Nuestro mundillo es fascinante. Podemos entablar largas discusiones sobre qué superhéroe vencería en un combate, o si tal o cual autor está sobrevalorado o...

Nuestro mundillo es fascinante. Podemos entablar largas discusiones sobre qué superhéroe vencería en un combate, o si tal o cual autor está sobrevalorado o no. Pero todo es mucho más divertido cuando entran terceros en juego. Es decir, cuando los no-aficionados opinan, critican o informan acerca de nuestro “sector”.

Ahora a todo el mundo le ha dado por llamar novela gráfica a lo que toda la vida han sido tebeos. Y aprovechando que estamos en temporada de Guachimanes… ¿Podríamos considerar a Watchmen una novela gráfica?

watchmen-6-zincoComo todo el mundo mucha gente ya sabe, Watchmen se pubicó originariamente como una serie limitada de 12 números mensuales. Una historia cerrada, con planteamiento, nudo y desenlace, que mantenía a los lectores en vilo mes tras mes. Posteriormente vino su recopilación en tomo y, eventualmente, su consideración como novela gráfica. Pero… ¿se convirtió en novela gráfica al editarse en un solo libro o ya lo era antes y no nos habíamos dado cuenta?

La versión en inglés de la wikipedia (más completa y documentada que la española), nos dice que una novela gráfica es un tipo de tebeo, normalmente con un argumento largo y complejo, similar a los de las novelas, y destinado a todos los públicos, por norma general. El término también se refiere a antologías de historias cortas en cómic, y en algunos casos a recopilaciones de series en cómic publicados con anterioridad (comúnmente llamadas trade paperbacks). Watchmen entraría perfectamente en esta definición.

La literatura nos enseña que grandes autores como Alejandro Dumas o Charles Dickens publicaron algunas de sus obras por fascículos (folletines, se llamaban), y que luego fueron recopiladas conformando las novelas que todos conocemos. De este modo, no sería descabellado llamar a Watchmen una novela gráfica por entregas, al igual que El Eternauta o Y, El Último Hombre.

folletin

Pero, ¿por qué a los aficionados nos da tanta rabia el término “novela gráfica”? Los términos “comic-book” o “tebeo” son demasiado amplios para abarcar todo el espectro del arte secuencial. Watchmen y Garfield son tebeos, pero existen diferencias abismales en cuanto a su formato, su contenido, su estructura… Al segundo lo llamamos tira cómica. ¿Cómo llamamos al primero?

A mí, personalmente, me rechina muchísimo cuando se usa el término novela gráfica para tratar de dar más prestigio o dignidad a un tebeo. Con fines comerciales, podríamos decir. Y es que, extrapolando la definición anterior, podríamos llamar novelas gráficas a los Super Humor, a los recopilatorios de Liberty Meadows (hey, el argumento del romance entre Frank y Brandy sí que es largo y complejo) o a los Pendones del Humor de El Jueves.

superhumormortadelo9gt

Nos queda, pues, que la expresión “novela gráfica” es necesaria (y correcta, si es que nos referimos a Watchmen), pero precisa de unos ajustes en su definición. Que ancha no es Castilla, ni todo el monte es orégano.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com