Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

La Señora de Chicago

La Señora de Chicago
Guion
Marc Tinent
Dibujo
Pablo M. Collar
Formato
Tapa dura. Color. 21x30 centímetros. 96 páginas
Precio
17,10 euros
Editorial
Panini. 2022

Saludos desde un bar lleno de mala gente, queridos lectores. Menudo tugurio: fumadores, bebedores, carteristas, editores de cómics… En fin, solamente estoy aquí porque me ha citado La Señora de Chicago, que uno es muy decente y legal…

Estamos ante una historia policiaca y policial. Seguiremos en su trabajo diario a Alice Clement, la primera mujer detective de la Policia de Chicago. Ambientada en la época de los Años Locos y las mafias que tanto conocemos por las películas, esta historia es más o menos real.

Lo cual es bueno y malo a  la vez, claro.

Si eres muy fan de la época, el lugar y este tipo de historias, te olerás enseguida por donde van los tiros. En caso contrario, la historia te enganchará y te la leerás de un tirón.

Marc Tinent nos trae un guión rápido y dinámico. Mezclando de forma ágil diferentes aspectos de la vida de la protagonista. Sus casos, su relación con los compañeros, su vida familiar…

Sin embargo, no estamos ante un drama costumbrista o de temática social. Se tocarán de pasada los problemas de Alice por ser mujer en esta época y lugar, pero no es ahí donde recae el peso de la historia.

Esto no es En el calor de la noche, aunque no dejaremos de ver similitudes.

El tono me ha recordado a las películas de los años 30. Tendremos crimen, asesinatos, prostitución, robos… Pero todo se nos muestra como de pasada, casi de reojo. Quizás homenajeando a aquellas historias donde tenía que quedar muy claro QUE EL CRIMEN NO COMPENSA. Este tono parece reforzarse con los recuerdos (en blanco y negro, con un aire a fotogramas de cine) de la protagonista. Textos de apoyo sustituyendo a la típica voz en off. Viñetas sin diálogos. Cine negro por todas partes.

Pablo M. Collar refuerza todas estas ideas con su dibujo. Un dibujo con planos que parecen sacados de un cine californiano de los años 40. Recurriendo a veces a efectos visuales más de comedia que de cine negro. De esos que los ves venir y dices: No se atreverán a hacer ese chiste. Ah, pues se han atrevido.

Tal vez algunas de las caras de los personajes son demasiado parecidas, y en alguna escena no nos queda claro a quién estamos viendo. Al menos a mí me ha pasado.

Permitidme llamar vuestra atención acerca de que los personajes son reales. Nuestra heroína es bajita y con la cara regordeta. No una modelo atlética, de melena rubia y cuerpo espectacular. No, aquí jugamos en otra liga.

El color es suave y pálido. Recuerda poderosamente al sepia de los periódicos de la época.

Permitidme que os enlace una serie que me ha venido a la memoria leyendo a esta Señora de Chicago. Cagney & Lacey.

La edición incluye un artículo sobre la auténtica Alice Clement. Que llegó a interpretarse a sí misma en una película. Lamentablemente, se ha perdido con el paso del tiempo. No dejemos de leer las minibiografías de los autores, tematizadas para esta obra :-).

Y así por pensar… El subtitulo de la portada es: Un caso de Alice Clement. Que parece indicar que podría haber otros casos en la recámara del revolver.

¿Por qué leer La Señora de Chicago?

Una historia que te engancha enseguida. Tiene los toques justos y exactos de crítica social para no aburrir a quién busca una historia policiaca.

¿Por qué no leer La Señora de Chicago?

Buscas tramas complicadas y largas. Buscas una estética Netflix. No la encontrarás aquí. Estos son los Años 20 :-).

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.