Mis queridos lectores, hoy tenemos una reseña digna de verse. Una que no debemos perder de vista, de esas a las que echarle un...

Mis queridos lectores, hoy tenemos una reseña digna de verse. Una que no debemos perder de vista, de esas a las que echarle un ojo…

Splash, splash, splash ( onomatopeyas de bofetadas del Editor Supremo al juntaletras que esto escribe ).

Menos chistes malos y a reseñar el cómic del samurai ciego. O te ponemos a traducir la guía telefónica de Okinawa.

Hay una obra de tomo único publicada hace poco tiempo por EDT titulada Zatoichi. Es obra del señor Hiroshi Hirata, que ya apareció en alguna reseña.

DSC_0081En este tomo se recopilan dos historias del samurai ciego ( si, no habéis leído mal ) que recorre Japón trabajando como masajista y jugando a los dados…y desfaciendo entuertos,que diría aquel hidalgo.

El guión es sencillo. Una aldea tiene problemas con bandidos. Un desconocido llega y resulta ser un artista en la lucha. Resuelve el problema y sigue su camino, como un pobre cowboy solitario, siempre lejos de su hogar.

Es una historia tan antigua que seguramente la narraban en las aldeas egipcias o mesopotámicas a la hora de la cena. Aunque posiblemente a todos os suene por ser la base argumental de montones de películas del Oeste, algunas protagonizadas por aquel caballero llamado Clint Nosequé.DSC_0080

La historia es una adaptación de la película del mismo nombre de 1962, primera de una serie de 26. Aunque yo, personalmente, prefiero esta versión, con algo más de humor :-).

El dibujo es precioso y preciosista. Hace pensar en aquellos dibujos hechos con pincel ( o plumilla ). Aunque el estilo realista de los personajes contrasta a veces con el del niño ( de importante papel en la trama ). Niño que nos dicen que lo ha dibujado Tezuka y nos lo creemos. Esto es más un homenaje que un despiste o fallo del mangaka.

DSC_0079La división en viñetas es muy clásica, casi europea. No veremos aquí los bailes de viñetas ni cambios repentinos. Ni personajes que se escapan de las viñetas ni ninguna de esas moderneces. Pero eso no importa para que el movimiento y la acción estén dibujadas de forma casi cinematográfica.

Y es que nos da la sensación de que estamos ante una película. Quizás sea un efecto buscado o quizás es el recuerdo subconsiente de las películas del masajista ciego.

¿Por qué leer Zatoichi?

Buen dibujo. Historia leída mil y una veces, pero que nos atrapa. Se lee rápido. No es caro y viene bien encuadernado ( aunque quizás el color rojo de las cubiertas sobrase ).

¿Por qué no leer Zatoichi?DSC_0078

 ¿Un samurai ciego? Amosvengaya… Buscas manga más adolescente que adulto, que no te exija pensar demasiado.

 

Compartir:
Lamastelle

Lamastelle

Aprendió a leer para viajar con el Capitán Trueno. Ha navegado por los mares del tebeo europeo, americano y japonés. Ha visitado la Luna y guiado un velero por los canales de Marte. Pilotó a Mazinguer Z. Defendió la Tierra de mil invasiones. Ha comandado naves entre mundos. Ahora, en su villa situada en una isla sin nombre, disfruta de su biblioteca y reseña para ELHDLT.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com