Saludos, lectores queridos. Sí, aquí estoy de nuevo. Sí, tambien lo sé. Le habíais pedido a Papa Noel poder descansar de mí en Navidad,...

Saludos, lectores queridos. Sí, aquí estoy de nuevo. Sí, tambien lo sé. Le habíais pedido a Papa Noel poder descansar de mí en Navidad, pero la vida es dura cual tableta de turrón de Jijona.

Hoy toca reseñar Kidō Keisatsu Patoreibā, Patlabor para los amigos.

Patlabor es una obra ( 1988-1994 ) de Masami Yūki donde los policías conducen labors. ¿ Y qué es un labor? Pues un robot bastante grande ( no realmente tamaño gigante ).

Ah, un mecha.

Pues no, las mechas son las cosas que se ponen en las bombas. O como mucho, algo de la Esfera Interior.

A lo que íbamos. Patlabor es, ante todo, una serie de policías. No de robots, aunque salgan. Ni de superhéroes, aunque nuestros chicos van triunfando en sus misiones.

Pero ante todo son policías. Con sus tiempos muertos de despacho ( ese papeleo que ten poco le gustaba a Harry el sucio 🙂 ), sus líos entre compañeros ( líos de liarse y líos de llevarse a matar 🙂 ).

DSC_0295Y eso es lo que diferencia a esta serie de otras. No todo es acción, se ve trabajar a los de mantenimiento ( son máquinas, ¿no? ), si rompes algo hay que pagarlo o esperar por los repuestos ( un brazo de labor no se compra en la ferretería de la esquina ). Es una serie que te crees, que te parece real.

En España se empezó a publicar como miniserie de seis números, que se amplió a 12…Y ahí se quedó la cosa. Lejos de los 22 que salieron en Japón ( y fuera de allí solamente en Italia se publicó la serie entera ).

El guión de la serie va por arcos argumentales largos, durante los que pasan cosas, hay otras misiones, se entrenan. Lo que le pasaría a policías de verdad ( pero sin llegar a que esto sea Canción triste de Hill Street ).

Los diálogos son sencillos de seguir, con los tecnicismos mínimos de lo que sería el habla normal de los policías, pero sin exagerar.

Hay una cosa muy curiosa en esta serie. No sé si es algo que se hizo pensando en la exportación ( o es que se eliminaron referencias en la traducción, que todo podría ser ), pero hay muy pocas referencias a la vida cotidiana japonesa. Es una serie que puedes leerte de un tirón sin tener que buscar nada en la wikipedia. No hay festivales de verano, ni ceremonias en kimono, ni todas esas referencias que tanto abundan en otros tebeos.

El dibujo es muy limpio ( excepto en escenas nocturnas, submarinas o de peleas ), y los personajes son muy diferentes. Casi no puedes confundirlos ni queriendo. Tal vez pase con los ayudantes de mantenimiento, pero realmente son todos un único personaje ( exceptuando al jefe, claro ).DSC_0294

La serie fue licenciada para hacer una serie de anime y unos ovas. Para bien o para mal, cada una de estas licencias fue muy libre, sin demasiada obligación de mantener una continuidad entre ellas y el manga.

¿Y cómo salió la cosa?

Bueno, yo descubrí esta serie empezando por los OVAS. No diré que los alquilé en vídeo porque me hará sentir viejo ( uy, si ya lo he dicho 🙂 ). Y aunque me gustaron ( y algunas escenas me encantaron ) no es la mejor forma de acercarse a Patlabor. Los OVAS son lentos, muy lentos. Mucha investigación ( de la de verdad, rutinaria y aburrida ) casi hasta el final.

No recomiendo verlos de noche, a volumen bajo y con una Asahi, porque terminaríais como los guardianes del palacio de Buda la noche en la que se escapó

¿Y el anime?

Pues todo lo contrario. Teniendo que ser capítulos cortos, enfocados a un público joven y con más competencia televisiva, están más enfocados a la acción.

DSC_0296Es curioso lo bien que los ovas y la serie se complementan.

Dicen las malas lenguas que la nueva serie de imagen real ( con actores, vamos ) ha surgido a la estela del éxito de esa película de monstruos y robots gigantes que tiene un Pacific en su título. Serán 12 capítulos seguidos de una película.

Tal y como dice el título de The next generation, los personajes serán diferentes y la acción sera posterior a la de la serie original. ( Por cierto, ojeando la nueva serie, la escena de presentación del nuevo jefe de mantenimiento deja a las claras que es metódico y de costumbres…y que debe de ser un infierno trabajar para él. Y que curioso, hay chicas en el equipo de mantenimiento, cosa que no pasaba en el original ).

¿Por qué leer Patlabor?

Es una serie de policías. Salen robots. Es realista.

¿Por qué no leer Patlabor?

Es una serie de policías. Salen robots. Es realista.

Ah, sí, que se me olvidaba una cosa:

 

Feliz Navidad 2014.

 

 

 

Compartir:
Lamastelle

Lamastelle

Aprendió a leer para viajar con el Capitán Trueno. Ha navegado por los mares del tebeo europeo, americano y japonés. Ha visitado la Luna y guiado un velero por los canales de Marte. Pilotó a Mazinguer Z. Defendió la Tierra de mil invasiones. Ha comandado naves entre mundos. Ahora, en su villa situada en una isla sin nombre, disfruta de su biblioteca y reseña para ELHDLT.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com