Hola, queridos lectores de reseñas. Dadme un minuto mientras termino de regar mis bonsais  en cascada y estoy con vosotros. Mientras tanto,mirad esto: ¿Qué...

Hola, queridos lectores de reseñas. Dadme un minuto mientras termino de regar mis bonsais  en cascada y estoy con vosotros. Mientras tanto,mirad esto:

¿Qué ha sido eso, por Buda? Hoy toca comentar un anime llamado K-on!

Basado en un manga de Kakifly ( su web parece no funcionar ) tenemos una serie ligerita y de consumo rápido. Vamos, una serie de usar y tirar.

Un anime de ver y borrar, en terminología web :-).

Pero todavía está en mi disco duro. Y de vez en cuando le echo un ojo. ¿Y por qué?

La serie es costumbrismo de instituto para chicas, no lo negaré. Pero tiene los suficientes chistes concretos y cosas simpáticas para hacerte sonreir y “olvidarte” de borrarla para hacer espacio.

El guión nos cuenta la historia de como unas chicas crean-recrean el club escolar de música ligera. Pero no es que estén demasiado dotadas para la música. Sobre todo la teórica protagonista. Y digo teórica porque en ese aspecto esta obra ( al menos el anime, no he leído todavía el manga ) empieza pareciendo una obra coral, pero el protagonismo principal se reparte entra las 4 ( después  5 ) y al final es una secundaria quien se queda con todo.

Ah, Sawa-chan, profesora modélica con un “pasado”.

2Dos temporadas y una película nos cuentan las aventuras de este grupo. Que yo sepa, en perfecto japonés, traducido al español en subtítulos. y obtenido en, esto, ejem, uy que tarde es. guiño, guiño, codazo, sonrisa cómplice.

La historia transcurre entre ensayos, tardes de té con galletas ( muuuuchas 🙂 ) e intentos de volver loca ( inintencionadamente ) a la profe que les ha tocado de tutora de club.

El ambiente está a caballo entre el costumbrismo y la música, con toques de vida escolar. Las chicas tienen cada una una característica que  la diferencia de las demás, en la mejor tradición del marketing pensado para que el público se identifique y compre merchandising… de las series de pandillas de jóvenes, quería decir :-).1

El dibujo ( la animación en este caso ) es “normal”. No destaca por nada. Los personajes se ven creibles y realistas, no hay contrastes tipo expresionismo alemán ni cosas que asusten al público adolescente femenino.

¿Y la música? Esto es importante pues en una serie de música la música es importante, que diría Perogrullo. Música ligera, parecida al pop europeo, pero que seguramente permite vender un montón de cds recopilatorios oficiales.

Y luego está el capítulo 10 de la segunda temporada. Lo mejor. Sin duda. Una maravilla.

4Resulta que la profesora modelo se debate entre resucitar su grupo de juventud ( llamado Death Devil, a que tocaban boleros no suena ) o dejar que las inútiles de sus pupilas tomen en relevo en SU grupo. Ah, conflicto interior, amigas a punto de casarse, compañeras del pasado tentadoras, drama, suspense…

Lo mejor de la serie, sin duda alguna.

¿Por qué ver K-on!?

Tranquila, pero te ríes. Te gusta la música ligera. Has montado o participado en un grupo musical y quieres ver tus desventuras en rostros ajenos. Eres coleguita de Benten.

¿Por qué no ver K-on!?

No has sido bendecido por los besos de Euterpe. Pasas de institutos, colegialas y música ligerita.

————————-

Y ahora, una rápida encuesta a responder en los comentarios.

¿Deberían reseñarse en esta casa del Té cómics que no sean manga de forma habitual?

 

Compartir:
Lamastelle

Lamastelle

Aprendió a leer para viajar con el Capitán Trueno. Ha navegado por los mares del tebeo europeo, americano y japonés. Ha visitado la Luna y guiado un velero por los canales de Marte. Pilotó a Mazinguer Z. Defendió la Tierra de mil invasiones. Ha comandado naves entre mundos. Ahora, en su villa situada en una isla sin nombre, disfruta de su biblioteca y reseña para ELHDLT.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com