Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

El joven Hellboy: La tierra oculta

El joven Hellboy: La tierra oculta
Guion
Mike Mignola, Thomas Sniegoski
Dibujo
Craig Rousseau
Color
Dave Stewart
Formato
Tapa dura. 17x26 centímetros. 120 páginas. Color
Precio
19,95 euros
Editorial
Norma Editorial. 2022

Zaludos…Satludoz…Saludos, queridos  lectores. No os creáis que es sencillo teclear una reseña mientras estás atado al ala superior de un biplano y tu piloto hace acrobacias intentando esquivar las balas de esos simios que tripulan el dirigible que quieres asaltar. Ay, es dura la vida del daredevil. Y esto es lo que encontraremos en esta aventura de El joven Hellboy: LA tierra oculta. Aventuras pulp en todo su esplendor.

Norma nos trae una aventura de nuestro Principe del Infierno preferido. Cuando era niño. Con su padre adoptivo humano. Y cuando digo aventura, quiero decir aventura. Acción, emoción, monstruos gigantes, heroínas heróicas, malvados malvadosos, Peligros del Pasado…

Y monos, claro.

Antes de nada, un aviso para todos los fans y lectores de Hellboy. Esta obra que hoy reseñamos NO tiene nada que ver con aquella gamberrada de humor negro que se tituló Hellboy Junior.

Thomas Sniegoski se une a Mignola para ofrecernos un guión que rebosa pulp clásico por todas partes. Si aprietas muy fuerte las páginas caen al suelo mapas de islas misteriosas y escamas de dinosaurios.

-¿Dinosaurios, Lamastelle-san?

Claro, para pelearse con los monos.

El ritmo de la obra es endiabladamente rápido. Están pasando cosas continuamente. Salimos de una situación peligrosa (o ni siquiera eso) y ya estamos metidos en otra potencialmente aun más mortal. Esto no es un fallo o despiste de los autores, sino un homenaje a las historias originales de los años 30, donde los héroes no tenían tiempo ni para parar a fumar un cigarrillo o a beberse un trago de  alcohol ilegal.

Una cosa interesante y que me ha agradado mucho es que la trama funciona tanto para un lector experimentado como para uno más joven y con menos tablas en esto de las aventuras aventureras de la época de entreguerras del siglo XX.

-Pero, Lamastelle-san. Soy la voz de la experiencia y está clarísimo que lo que pasa es ***** y que vamos hacia **** y al final pues ****…

Desconectando voz de la experiencia…

Disfrutemos de esta historia como los jóvenes que fuimos y como los jóvenes que hoy la disfrutarán. Y hablando de jóvenes… ¿Sería adecuada para la juventud una historia donde el protagonista no deja de ser un Demonio?

Pues si. Las historias que veremos contienen acción, muerte, peligro, malvados… pero ni los jóvenes de hoy se van a escandalizar por eso ni el tratamiento es gore o sangriento.

Craig Rousseau se ha encargado del dibujo. Un dibujo de estilo cartoon o dibujos animados que se lee con la misma velocidad de los textos. Como pega (aunque entiendo que es algo buscado para facilitar una lectura rápida a los lectores más jóvenes y con menos ganas de detenerse en los detalles o en una segunda lectura) podríamos decir que los escenarios no tienen demasiados detalles.

Entendámonos. No estoy diciendo que los fondos no existan o sean minimalistas. Pero sí que echamos de menos aquel estilo que podíamos ver en las películas de la época (o ambientadas en la época). Frondosas selvas, recargados templos, complicados vestido de reinas…

Lo que en las historias originales ayudaba a los lectores a evadirse a un mundo extraño y diferente; aquí se ha sacrificado en honor a  los dioses de la lectura rápida y amena.

Dave Stewart se ha encargado de los colores. Y a los fans más demoníacamente fans del Hellboy adulto, puede que la paleta les parezca demasiado clara, luminosa y ¿por qué no decirlo? buenrrollista.

Pero éste no es el enviado del Fin del Mundo. Es un niño aventurero que lee cómics pulp y va de viaje con su padre.

Pasemos a hablar de la edición de Norma. Lo primero sería decir que la encuadernación es más ligera y sencilla que en la colección integral del personaje original. Este libro no es un ejemplar de lujo, sino un tebeo al que dar caña. Para leer en el patio del colegio o en el bus, antes de dejárselo a un amigo.

Tendremos nueve páginas de extras, incluyendo bocetos, notas de diseño e ilustraciones a todo color y a página completa. Debido a que algunas páginas no respetan la distribución de viñetas (comiéndose los márgenes como caimanes hambrientos para aumentar el tamaño de los dibujos) no se incluye numeración en las páginas.

La traducción creada a partir de antiguos pergaminos se la debemos a Héctor Lorda.

¿Por qué leer El joven Hellboy: La tierra oculta?

Aventuras pulp para todos los públicos. Desde el lector adolescente al fan irredento de Hellboy. El personaje nuevo que aparece y del que no os diré nada por eso de no destriparos las  sorpresas.

¿Por qué no leer El joven Hellboy: La tierra oculta?

Buscas el tono oscuro de las series originales de Hellboy.

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.