Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Dash Kappei (Chicho Terremoto) 1-2

Dash Kappei (Chicho Terremoto) 1-2
Guion
Noboru Rokuda
Dibujo
Noboru Rokuda
Formato
Rústica con sobrecubierta 15 x 21 cm. 312 /308 páginas blanco y negro con páginas a color.
Precio
14,50 EUR
Editorial
Kimmo Editorial. 2022
Edición original
Dash Kappei 1

Kappei Sakamoto, un estudiante de primer curso de secundaria, decide ingresar en el equipo de baloncesto. Tiene un total desconocimiento de las reglas de juego y tampoco parece que su baja estatura vaya a serle de ayuda… Todo esto no supondrá problema para él mientras haya chicas con bragas blancas. Así es Kappei Sakamoto: impulsivo, irreverente y atrevido. Uno de los personajes más divertidos y recordados vuelve en una nueva edición completa con una traducción fiel al manga original que mantiene el estilo gamberro del anime que lo popularizó en España. Con extras y páginas a color.

Escribir una reseña sobre este manga es la excusa perfecta para marcarse un abuelo Cebolleta y traer a colación una de las series de dibujos animados de nuestra infancia que con más cariño recordamos los de mi generación y, por qué no decirlo, una de las que más controversia levantó. Dentro vídeo.

Así era Chicho Terremoto, como se bautizó en España al personaje por influencia de la versión italiana, donde se le conocía como Gigi la Trottola. Pero en el Japón de 1979, nuestro Chicho era Dash Kappei, o Kappei el Terremoto. De modo que la traducción hispana no andaba tan desencaminada. Y sí, antes de que saltéis con el temita, ya por entonces sabíamos que lo de levantar las faldas a las chicas estaba mal, y que era algo que no había que hacer. Nosotros lo sabíamos, pero nuestros progenitores no sabían que lo sabíamos, así que no faltó en su momento la horda de padres y madres quejándose del contenido de esos dibujos animados. Al final, como suele ser habitual en estos casos, la sangre no llegó al río (también hubo controversias por el contenido sexual y la violencia de Bola de Dragón y Los Caballeros del Zodíaco, por si queréis investigar), y tuvimos Chicho Terremoto para rato. Pero lo que no sabíamos en esos tiempos era que estos dibujos animados contaban con (y provenían de) una serie de cómics. Algo a lo que Editorial Planeta puso remedio en 2007 con una colección de 6 volúmenes donde, creo recordar, se recogía la serie completa. Dicha colección resulta hoy imposible de encontrar, y no hemos conocido reediciones, así que la iniciativa de Kimmo Editorial ha caído como agua de mayo sobre los nostálgicos telespectadores de la época a los que la colección de Planeta les pasó por alto y que desean disfrutar por vez primera de estos divertidísimos cómics.

dash kappei

¿Y de qué va Dash Kappei? Pues como bien dice la sinopsis de la editorial, el protagonista es Kappei Sakamoto, un quinceañero con las hormonas más agitadas que las maracas de Machín que decide hacerse miembro del club de baloncesto de su instituto, más atraído por la belleza de su entrenadora que por el amor al deporte. A Kappei le obsesiona la ropa interior femenina de color blanco, y desprecia a las chicas que llevan bragas de colores o estampadas. Esto, por supuesto, supondrá que se meterá en más de un lío con las chicas de su instituto, e incluso con las de los institutos rivales, y será motivo de abundantes distracciones durante los partidos. Pero la visión de una bragas blancas será para él como ingerir la poción de los irreductibles galos, insuflándole fuerzas y energías para remontar y vencer cualquier partido. En estos dos primeros volúmenes conoceremos, además de a Kappei, a la entrenadora Natsu, al capitán Tachibana y al resto de sus compañeros de equipo, pero también a su primer rival importante, el gigantesco Daiba y su novia Akane, de quien Kappei caerá perdidamente enamorado.

Esa es una de las cosas que en las primeras páginas nos desconcertará un poco, estando acostumbrados a los nombres españoles de cuando emitió la serie Antena 3 (Chicho López, entrenadora Eva, Rosita…), pero es algo que dura apenas unas páginas y enseguida Chicho se convierte en Kappei, y deja de sonarnos raro. Por otro lado, su característico grito de guerra ¡Tres puntos, colega! es traducido aquí por una expresión más fiel a la original: ¡Puntazo!. La explicación es bien sencilla: el tiro de tres puntos, también llamado triple, no fue reconocido oficialmente por la FIBA (Federación Internacional de Baloncesto) hasta 1984, pese a existir en competiciones universitarias de Estados Unidos desde 1945. De manera que tenía poco sentido que un manga de 1979 (sí, así de antigua es esta serie) usara una expresión que no se popularizaría hasta cinco años después. Hasta aquí el momento wikipedia. Seguimos hablando del manga.

Dash Kappei es un spokon peculiar, puesto que además de hacer hincapié en los valores de esfuerzo, trabajo en equipo, compañerismo y superación, añade un punto de comedia gamberra que hizo de esta serie un éxito inmediato. De hecho, no andaríamos desencaminados si la definiéramos como una mezcla entre Campeones (Captain Tsubasa) y Ranma 1/2, siendo un manga sobre deporte con un protagonista carismático (no como Oliver Atom, que era más soso que un kilo de tofu), y con enemigos a batir cada vez más estrafalarios, contra los que Kappei tendrá que desarrollar técnicas absurdas a más no poder. Y, por supuesto, con interés romántico de por medio. Baloncesto, humor gamberro y romance son los ingredientes de este manga que, aun teniendo como público objetivo la generación de los nacidos en los 70 y los 80, podrá encotrar también un hueco entre los léctores más jóvenes. Eso sí, snowflakes y pielfinitos que se mantengan alejados, por favor.

Con dos volúmenes publicados hasta la fecha (y el tercero a la venta en apenas dos días), Dash Kappei ha sido un golpe genial de efecto por parte de Kimmo, una editorial de nuevo cuño que esperamos nos guarde más sorpresas como esta.

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.