Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Caty, La Chica Gato

Caty, La Chica Gato
Guion
Sin acreditar. Ramzee.
Dibujo
Giorgio Giorgietti. Elkis Nova
Formato
Album Recopilatorio
Precio
22,90€
Editorial
Dolmen. Línea Albion. 2023

Hoy voy a saltarme las tortitas habituales por que vengo a presentaros un recopilatorio de historias que es muy especial para mí y me hace tremenda ilusión recomendar aquí.

La Chica Gato: 50 años de un clásico.

Cat Girl o La Chica Gato fue una serie creada y desarrollada por Giorgio Giorgietti para la editorial IPC Magazines Ltd (o Amalgamated, como se llamó anteriormente), y que fue publicada en sus revistas en el Reino Unido: Sally y (posteriormente tras el cierre de ésta) Tammy. En total estuvo publicándose exactamente desde el 14 de junio de 1969 hasta el 27 de marzo de 1971.

Prácticamente en simultáneo con la edición británica, y a través de Syndication International fue también editada en Los Países Bajos en la revista Tina con el nombre de Katja, de Schrik Van de Onderwereld y, en España e Iberoamérica, con el nombre de Caty, La Chica Gato a través de varias de las publicaciones de Editorial Bruguera.

Inicialmente se publicó en historias sueltas en números dispares de las revistas Esther, Emma y Lily y posteriormente en recopilatorios propios como parte de los especiales Joyas literarias Femeninas y Joyas Literarias Juveniles (Serie Azul).

Curiosamente la edición inglesa original de IPC era una edición a dos tintas, mientras que la holandesa y la que nos llegó aquí era una edición con coloreado de imprenta, que nadie sabe muy bien de donde surge, probablemente a iniciativa de la comercializadora de derechos internacionales, pero es una suposición, ya que en aquel momento las acreditaciones por el trabajo de los artistas en el mundo del cómic estaban empezando a tenerse en cuenta y no eran algo habitual.

De hecho, se sabe que el desarrollo gráfico del personaje corresponde a Giorgetti, pero no se sabe nada sobre quien pudo ser el guionista, si es que lo hubo. Sabemos quien es el dibujante por su estilo tremendamente particular y reconocible, e incluso podría darse el caso de que toda la obra sea trabajo suyo. Lo cierto es que normalmente en aquella época los trabajos en este tipo de publicaciones eran trabajos sin acreditar.

El Autor

De lo poco que sabemos de Giorgio Giorgietti es que era un formidable talento creativo, de origen italiano. Nacido en Vicenza en 1920, emigró a Reino Unido tras la II Guerra Mundial, al comienzo de la década de los 50 para formarse en el mundo hotelero, el negocio familiar.

Marcado por unos recuerdos de la guerra de los que prefería no hablar, rehízo su vida en Londres y la suerte y la casualidad hicieron que las personas adecuadas vieran su talento y empezara a trabajar como dibujante para IPC En 1952. Siguió creando con ellos la mayor parte de su vida laboral, aunque también trabajó para Pearsons, Valiant, Fleetway Publications y Collins Books.

Algunas de sus series más relevantes aparte de “Caty, La chica Gato” son “Jump, Jump, Julia”, “La Bruja Novata”, “Clara” o “Mam`selle X”.

Giorgio Giorgetti. Fotografía del Autor

Giorgietti murió de cáncer a los 62, sin haber dejado de trabajar y dibujar cada día. Entre los extras que incluye este álbum, está una entrañable entrevista realizada a Riccardo Giorgietti, su hijo, en la que hace memoria y nos cuenta detalles muy emocionantes y personales sobre su padre y los recuerdos que aun guarda de él, de cuando era niño y le veía trabajar.

Me ha encantado.

El recopilatorio 

¿Y por qué ahora, tras tantos años? Os preguntareis, y la respuesta está en el reciente esfuerzo de los británicos Rebellion, gracias a los que finalmente toda una serie de clásicos del cómic inglés están siendo recuperados para el disfrute del publico actual.

Caty La Chica Gato. Presentación. Primera Página interior.

Rebellion, inicialmente una empresa de videojuegos, en su proyecto de diversificación, adquirió en 2018 la clásica editorial 2000AD y toda otra serie de fondos editoriales de cómic clásico inglés. Y en ese proyecto de revalorización del cómic clásico anglo en el que se sumergieron hace ya casi un lustro, están haciendo un trabajo alucinante a través de dos de sus líneas editoriales: 2000AD y el reciente Treasury of British Comics.

Es a través de ésta última línea, Treasury of British Comics, que se editó en el mercado anglo el recopilatorio The Best of Cat Girl en agosto de 2022, un recopilatorio que a su vez nos acerca al mercado español Dolmen Editorial a través de su fantástica iniciativa, la Línea Albión, en la que nos trae todos estos tesoros de los cómics británicos que habíamos dado casi por perdidos a nuestras librerías.

Y ésta es la razón por la que este recopilatorio con algunas de las mejores historias de Caty la Chica Gato ha sido editado en blanco y negro. Debido a que se trata del material inglés original y no el que nos llegó en su momento a través de Bruguera.

Bueno, está en blanco y berenjena, más bien, un color que le favorece desde mi punto de vista, ya que le da un aire más amable y algo más dulce que el blanco y negro duro de los clásicos, pero manteniendo el aire retro del original. Una gran elección.

Caty Interiores

 

Solo hay una excepción: la última historia que es completamente a color.

No habíamos vuelto a saber de Caty desde 1971, pero recientemente volvió a tocar el corazoncito de los fans clásicos con dos apariciones sorpresa. Primero resurgió con una pequeña aparición en 2019 en la serie The Vigilant Vol 1-2, donde aparentemente fallecía en combate, y sin embargo, poco más tarde, nos sorprendería con una segunda aparición de vuelta en Agosto de 2020 en the Tammy & Jinty Special Vol 1-2 con la que sobreentendemos que fue una estratagema y donde nos muestra que Caty realmente sigue viva, ha enterrado su pasado de superheroína y es, ya totalmente adulta, una detective de la policía. Vive con su hija adolescente, Claire, que la sucederá, sin ella saberlo, como Cat Girl.

Esta última historia es una delicia, con un dibujo totalmente actual y a todo color, y sirve de cierre al tomo recopilatorio. Y no podemos menos que esperar, que sirva también como posible teaser de futuras historias del personaje.

 

La Chica Gato, el personaje.

Caty Carter es un personaje maravilloso, que marcó totalmente mi infancia. En aquellos años en los que me tropecé por casualidad con ella, yo tenía unos 9 años y era una época en la que las historias para chicas seguían girando en torno a huerfanitas, internados, amoríos y desamoríos varios y otras actividades por completo marcianas para mí como el ballet o la hípica.

Era ciertamente refrescante y un absoluto salvavidas encontrar una serie que le hablara directamente a las pequeñas personas del género femenino asilvestradas como yo, que queríamos leer sobre resolver misterios, luchar con bandidos, rescatar a nuestros seres queridos en peligro o trepar por donde nos pareciese bien.

Caty, el personaje principal, es una muchacha adolescente, adorable, inteligente y pizpireta, que vive con su padre. Huérfana de madre, su padre es un detective sin mucho éxito, amable y cariñoso al estilo de los señores de mediana edad de mediados del siglo pasado. Un señor que visualizamos siempre fumando y leyendo un periódico, constantemente perdiendo u olvidando cosas y levemente ausente y ajeno a cualquier rastro de preocupación por el mundo interior de su prole. Todo hay que decirlo, no es la herramienta más afilada del cajón precisamente y Caty cuida más de él que a la inversa.

Un día Caty, buscando en el ático un telescopio para comprobar desde casa que su padre, que ha ido a una misión, está bien, encuentra un baúl peculiar. Una caja con motivos étnicos que se abre al tropezar con ella.

Según algunas ediciones fue un regalo de un amigo de áfrica. Según otras se lo envió al detective un hechicero africano agradecido por la ayuda prestada y éste jamás la pudo abrir. Caty encuentra dentro una especie de disfraz de gato. Al probárselo comprueba que es un traje mágico que le confiere los poderes reales de un gato. Súper agilidad, visión, reflejos y equilibrio sobrehumanos que la niña no tarda en ir a probar como cualquier adolescente haría en su lugar.

Pero mientras lo prueba se da cuenta de que su padre está en problemas, y sin quitarse el traje decide utilizar los poderes que le otorga para poder ayudarle contra los villanos que le atacan.

Ese día ha nacido una superheroína.

(Iba a explicaros mis teorías sobre el origen de su traje de gato mágico, pero lo dejaré para no desviarme y tal vez si os interesa os las cuento otro día en un artículo aparte).

Como decía, Caty es una muchacha encantadora, en plena adolescencia y sus nuevos poderes la llevarán a ayudar a su padre en la mayoría de sus casos. Consiguiendo para él el éxito profesional como detective, sin que él se entere nunca de que es ella quien realmente consigue solventar los casos, de una forma extraordinariamente similar a la inteligente protagonista que unos años más tarde veríamos en la pequeña Sophie en la coproducción franco-irlandesa del Inspector Gadget.

Me encanta el ambiente limpio y la completa falta de sexualización del personaje. Uno de sus puntos a favor es el hecho de que tiene poderes pero no los ha recibido por ningún hecho traumático ni violento (como ocurre con la mayor parte de los superhéroes), ni es tampoco el prototipo de “niño elegido con un destino” sino por una especie de feliz casualidad que hace que pudiéramos imaginar que nos hubiera pasado a cualquier niño y en cualquier desván. Otro de sus puntos a favor es la forma en que, a pesar de tener poderes y utilizarlos, en realidad las aventuras suelen ser misterios que resolver. Esas resoluciones suelen ser muy ingeniosas y tener más que ver con la inteligencia a la hora de averiguar qué está pasando realmente y darle la vuelta a la situación, que con los poderes en si.

Releerlo ha sido toda una gozada, incluso me ha hecho buscar mis ejemplares antiguos para comprobar las posibles diferencias en la edición y he aprovechado para revisitar con gusto las aventuras que no salen en el recopilatorio.

Originales Caty La Chica Gato

Concretamente el recopilatorio incluye las siguientes historias: La chica gato, donde nos cuenta su origen como superchica, El Águila, donde nos presenta a su primer y mayor archienemigo, Theatre Cat, donde usa su traje para sustituir a una actriz y acróbata real, El Catto, donde viaja a Sudamérica y se enfrenta al villano El Sorro, La Gata Cirquense, donde se vuelve trapecista y se enrola en un circo, y por ultimo el extra El retorno de la Chica Gato, quizá la historia más interesante de todas por lo novedosa y lo que implica.

The Cat Girl Returns

Esta última historia que aparece como extra en el recopilatorio, se publicó como comentaba más arriba, en Agosto de 2020 en the Tammy & Jinty Special Vol 1-2.

Tammy and Jinty Special 2020

Se trata de una historia completamente nueva, por lo que su autor obviamente no es Giorgietti, sino que son el dúo Ramzee y Elkis Nova. Dos autores cuasi noveles que hacen un trabajo excepcional.

Por un lado el autor de origen somalí Ramsey Hassan, conocido por su nombre artístico Ramzee, para quien El Retorno de la Chica Gato es su primer trabajo colaborativo, no autopublicado y con una editorial “Tradicional”. Su obra ya era conocida por haber recibido uno de sus trabajos una nominación para un British Comic Award en 2016. Poco después un editor de Rebellion contactó con él para poner en marcha este proyecto como guionista.

Por su parte el dibujante dominicano Elkis Nova solo había trabajado antes para el mercado inglés en un cómic sobre futbol, pero que estaba funcionando tan bien entre los lectores británicos más jóvenes que Keith Richardson, el Senior Graphic-Novels Editor de Rebellion, consideró que sería la persona ideal para cerrar el tandem que llevaría adelante este proyecto.

Es curioso que ambos autores aseguran que desconocían por completo al personaje antes de trabajar en él, y aun así consiguieran trasladar lo fundamental de su esencia. Me encanta que hayan sustituido la dinámica padre-hija por otra madre-hija, por que las madres son las grandes desaparecidas en el cómic de superhéroes, siempre las eternas ausentes, fallecidas o peor aún, directamente villanas.

La nueva historia de Cat Girl ocurre en el presente, aprovechando los años que han pasado desde la serie clásica. No es una de esas historias que inciden en el legado, que ya se hacen cansinas, sino que recupera de una forma muy orgánica el simple encuentro casual con el traje y sus poderes.

Han pasado los años y aprovechan esa circunstancia para mostrarnos a una Caty de mediana edad y con una hija adolescente: Claire, que toma “prestado” sin pedir permiso un disfraz vintage del guardarropa de su madre, porque quiere acudir a una fiesta de Halloween organizada por una estrella de las redes sociales y quiere deslumbrar. Claire no sabe nada de la historia de su madre como Cat Girl, ni mucho menos de los poderes que tiene el traje que se acaba de poner, pero los descubre muy pronto.
Mientras, la propia Caty, que es ahora detective de la policía, investiga unos ladrones que atracan a gente famosa. Obviamente su nuevo golpe no puede ser otro que en el fiestón de disfraces al que irá Claire, nuestra nueva protagonista, con su traje de gato.

¿Os suena? Por supuesto, un homenaje o guiño al origen de Batgirl muy divertido, para una historia que, si bien no es especialmente novedosa, profunda o intrigante, tiene una frescura, una alegría y un “je ne sais quoi” que definitivamente te engancha.

La posibilidad de que en un futuro pudieran existir más historias de La Chica Gato y que toda una nueva generación de lectores (y los antiguos) redescubran el personaje original y, con suerte, se aficionen al nuevo, es una de esas cosas que me llenan de alegría y emoción anticipada.

Conclusión

Lo mejor: Personalmente he disfrutado inmensamente del baño de nostalgia de las historias antiguas. Tal vez porque forman parte de mi propia historia como lectora de comics. Especialmente me ha gustado encontrarme con la nueva, que me parece una maravilla en si misma, pero sobre todo por la sencilla razón de que abre la posibilidad a más historias futuras de la Chica Gato.

Lo peor: Cuando lo vi anunciado pensé que iba a tratarse de un integral, y me decepcioné un poco al ver que se trataba de un recopilatorio con tan solo cinco de las historias clásicas. Me ha sabido a poco.

Me hubiera gustado que tuviera más historias que yo no hubiera leído antes. Pero es cierto que incluir la historia con el retorno del personaje es una sorpresa maravillosa y las historias clásicas elegidas son de lo mejor y, para una primera aproximación a quien no conozca el personaje, perfectas.

Definitivamente uno de los cómics que más ilusión me han despertado éste año.