Saludos, mis queridos lectores. Estaba viendo unas fotos que os ha sacado mi agencia de detectives y que demuestran que me sois infieles con... Atom Agency

Saludos, mis queridos lectores. Estaba viendo unas fotos que os ha sacado mi agencia de detectives y que demuestran que me sois infieles con otros reseñadores de ELHDLT. Pero os perdono, porque sé que lo hacéis porque sois polifriquis. Dejad que pague por su espionaje a la Atom Agency y estoy con vosotros.

Tenemos hoy el primer tomo de una serie escrita por Yann y dibujada por Schwartz. Y aunque no sale en la portada (la misma de la edición francesa de Dupuis) el color es de Hubert.

NuevoNueve nos trae una obra llena de amor al tebeo clásico. A la linea clara. A las historias de género polar (versión francesa del noir estandar :-))…

Tenemos un guión que bebe de las historias de detectives de los años 40 y 50 del siglo pasado. Pero no esos detectives estadounidenses alcohólicos, abandonados por su amor y que se encuentran ante el caso que los redimirá.

No.

Estos son los detectives francobelgas. Esos que mezclan humor con acción. Aventuras con costumbrismo. Que tienen amigos fieles y a los que son fieles.

Desde la primera palabra del álbum los autores nos dejan claras sus intenciones, aunque no nos demos cuenta. Y cuando digo la primera palabra, me refiero al Atom del título. Ese Atom que es el nombre del protagonista hace referencia al Atoomstijl, estilo de la linea clara cultivado por gente como Chaland. Y hablando de Chaland, os recomiendo el muy divertido Adolphus Claar.

Claro que Atom es también un nombre armenio. Y el protagonista es un joven francés de origen armenio en 1949. Una pequeña investigación nos lleva a pensar que su nombre significa Adán, un nombre tradicional. Por cierto, me gustaría compartir con vosotros algo que he descubierto explorando la etimología de este nombre. Hay un director de cine canadiense de origen armenio que se llama Atom Egoyan. Y en este caso su nombre le fué puesto por sus padres en honor a la inauguración del primer reactor nuclear de Egipto…

Pasemos a hablar del guión, queridos lectores. Este primer tomo ( dos en Francia, y camino del tercero) nos presenta la creación y primeros pasos de la agencia de detectives Atom. Atom Agency, no confundir con esta otra :-). Las primeras páginas pueden parecernos confusas; no por problemas narrativos, sino porque nos costará ponernos en situación. La postguerra civil española es sin duda más conocida para el lector español que la postguerra francesa tras la Ocupación nazi.

Yann usa todos los temas ya mencionados y más como parte de la obra, no como meras excusas argumentales. El pequeño problema es que la obra menciona muchas cosas que un lector no francés encontrará raras. Por ejemplo, la comunidad armenia en Francia tiene un papel muy importante. Tanto a nivel de origen de los personajes como como causa de conflictos al enfrentar su cultura original con la francesa.

La reciente Segunda Guerra Mundial tendrá también su importancia en la trama. Indirecta pero la tiene. Y la Resistencia. Bueno, las Resistencias. Algunas escenas tratan de las relaciones entre personajes que en esa guerra estuvieron en diferentes bandos de ese movimiento de resistencia que no es tal y cual nos cuentan las películas estadounidenses.

¿Significa esto que nos vamos a perder durante la lectura? No, en absoluto. Significa que algunos matices se nos pueden escapar en una primera lectura pero nada más. Junto con algunas referencias que a lo mejor no todos los lectores conocen a priori.

Pero todas esas tramas y subtramas enriquecen a los personajes y convierten sus investigaciones en algo más real y más complejo.

También tendremos muchos de los tópicos que podríamos esperar; pero cambiados, adaptados, modificados. El jefe no es precisamente un galán seductor. La compañera no es la típica secretaria guapa que los malvados van a secuestrar. El forzudo del grupo no es una masa de músculos sin cerebro.

Tres personajes principales dan para mucho. Y más teniendo en cuenta sus relaciones con los secundarios. Tengo la sensación de que los problemas familiares de nuestro protagonista (el padre prometió a su madre muerta que se casaría con una chica armenia y él no está mucho por la labor) irán evolucionando. Pero habiendo leído más series de este estilo, creo que será a lo largo de varios tomos.

Habréis notado que no os he hablado del misterio a resolver. No quiero deciros demasiado, más allá de que han robado unas joyas y su dueña querría recuperarlas.

Lo que si os diré es que una vez entremos en materia y conozcamos a los personajes, tendremos una serie llena de aventuras trepidantes y realistas. Con todos los trucos del género, pero haciendo que disfrutemos de este homenaje al cómic europeo más «atómico».

Lo mismo que he dicho del guión se aplica al dibujo. Un estilo que podríamos tomar por uno de los clásicos. Personajes llenos de vitalidad. Fondos perfectamente recreados. Interacción de los personajes con los escenarios. Un tejado no está solamente para hacer bonito recortado contra la Luna. ¿Qué clase de detectives seríamos si no persiguiéramos a alguien saltando de tejado en tejado?

Y por supuesto, recupera y mantiene algo que siempre me gustó de este tipo de tebeo. Los personajes no están solos en el mundo. No son el centro del universo. Hay gente, pasan cosas, tenemos vida a su alrededor. Pequeñas historias que podemos desarrollar nosotros mismos o ignorarlas como parte del paisaje. Mirad esta preciosidad de viñeta.

El dibujo también sirve para identificar a los personajes, dotándolos de pequeños gestos o manías. Es una delicia perderse en los detalles de los personajes y escenarios.

El color es vivo, con fuerza pero sin quemarnos las retinas. Y con un gran contraste entre los luminosos días y las oscuras noches. Las persecuciones confusas casi sin visibilidad son una de las señas de identidad de esta linea clara.

La edición carece de extras. Pero trae unas guardas con una ilustración muy evocadora, en blanco y rojo.

La traducción es obra de Lorenzo F. Díaz Buendía.

¿Por qué leer Atom Agency?

Un precioso homenaje al estilo atómico de la linea clara. Aventuras detectivescas francesas con un toque histórico y social. Aprenderás cosas sobre la Diáspora del pueblo armenio. Un maravilloso y muy detallado dibujo. El personaje de Mimi.

¿Por qué no leer Atom Agency?

Eres más de historias directas y sencillas, sin todas las historias personales de los protagonistas.

 

Compartir:
Lamastelle

Lamastelle

Aprendió a leer para viajar con el Capitán Trueno. Ha navegado por los mares del tebeo europeo, americano y japonés. Ha visitado la Luna y guiado un velero por los canales de Marte. Pilotó a Mazinguer Z. Defendió la Tierra de mil invasiones. Ha comandado naves entre mundos. Ahora, en su villa situada en una isla sin nombre, disfruta de su biblioteca y reseña para ELHDLT.

  • Pablo

    26 junio 2021 #1 Author

    Gran reseña. Habrá que echarle un vistazo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com