Las miniseries que hemos estando leyendo hasta ahora en los tres tomos anteriores convergen por fin en el evento principal. Aniquilación Saga 4: Aniquilación  contiene... Aniquilación Saga 4: Aniquilación

Las miniseries que hemos estando leyendo hasta ahora en los tres tomos anteriores convergen por fin en el evento principal. Aniquilación Saga 4: Aniquilación  contiene los seis números de la serie en la que todo el Universo Marvel cósmico se reunía para hacer frente a Annihilus y Thanos en una megabatalla por todo lo grande. Panini mantiene el formato de este coleccionable y reúne en un solo tomo un evento de seis números, aunque de extensión heterodoxa , puesto que los números tienen de 28 a 32 páginas cada uno. Un «grand finale» (a falta de la miniserie centrada en los Heraldos de Galactus) en toda regla que, creo, tiene todo lo que debe tener un evento de estas características.


Y es que vamos recuperando a cada uno de los actores principales que ha ido teniendo este evento (Drax, Nova, Ronan y Kl’rt), junto a muchos de los grandes secundarios que los han ido acompañando (Peter Quill, Gamora, Cammi, Praxagora…) y llevan la historia a la batalla principal contra Annihilus, Thanos y, por supuesto, a sus esbirros y huestes de la Zona Negativa.

Keith Giffen construye esta miniserie con mucho oficio, plantándonos una gran batalla al principio, que revela una desproporción en cuanto a fuerzas que nos hace dudar de la posibilidad de éxito de los héroes. Poco a poco irá llevando la historia y el plan de los héroes a conseguir su objetivo. En mi opinión tiene de todo: humor, acción, épica y giros de guión. Es lo que pido para un evento de estas características, y Giffen es conocedor de los gustos de los lectores en ese aspecto, y cumple con creces con su cometido.


Pero me gusta sobre todo lo que se ha hecho con algunos personajes. El camino del héroe por el que atraviesa Drax desde su primera intervención hasta el final de este tomo es muy interesante, y construye una evolución del personaje que lo lleva de ser poco menos que un pelele descerebrado a un héroe impulsivo y que no teme por su integridad a la hora de enfrentarse a desafíos imposibles, al más puro estilo de Conan o de Lobezno. Si algo tiene este crossover es que sirvió para remodelar algunos personajes clásicos y darles una nueva vida en el Universo Marvel. El ejemplo más claro es Drax, pero igualmente sucede con el resto de compañeros de lo que serán los siguientes Guardianes de la Galaxia. Peter Quill es un tipo de vuelta de todo que tiene ese sentido del humor tan irrespetuoso e irritante que acabaría siendo marca de la casa; y Gamora comienza a mostrarse como esa mercenaria despiadada que usa a los hombres a su antojo y sigue luchando en el bando que más le interesa.

Probablemente sin un dibujo como el de Andrea Di Vito esta serie no habría sido lo mismo. Echando un vistazo a algunos de los dibujantes que se hicieron cargo de algunas de las miniseries anteriores que fueron marcando el camino hasta este momento, hay que reconocer que el trabajo del italiano contiene la épica y la espectacularidad necesarias para dotar de grandeza estas batallas y esos escenarios espaciales tan espectaculares y ambiciosos, con muchas splash pages que son auténticos posters de habitación de adolescente, y funcionando con igual solvencia en las distancias cortas y en las escenas de acción. Me han encantado particularmente todas las apariciones de Galactus, con algunas páginas con las que apetece detenerse a recrearse en ellas.


En definitiva, Aniquilación Saga 4: Aniquilación  tiene lo que promete: un fin de fiesta cargado de épica y de batallas espectaculares, un evento en el que cada uno de los personajes tiene su momento de gloria y en el que todos los personajes que han ido apareciendo participan y unen fuerzas. Probablemente la clave de su éxito ha sido que nadie esperaba nada de él, ni siquiera Marvel. El hecho de que, en su día, no fuese presentado como emblema de la editorial y como algo a lo que todas las miradas debían dirigirse, dotó a los autores y editor de una libertad que les permitió gozar de un estilo propio y de librarse de esa responsabilidad de necesitar hacer algo importante. Si Aniquilación  hubiera sido un mal evento, o simplemente un evento del montón, probablemente nadie se habría dado cuenta, y el hecho de quitarse ese peso de encima a la hora de hacerlo realidad creo que ayuda mucho a que se note como algo fresco y realizado sin presión.

Lo mejor: Las splash page de Di Vito son espectaculares. El arco evolutivo de Drax hasta el momento. Ver las semillas de lo que posteriormente llegarían a ser algunos personajes como Starlord.

Lo peor: El personaje de Cammi acaba siendo un mero catalizador para Drax, quedando algo desaprovechado.

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com