Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Abe Sapien Integral 2

Abe Sapien Integral 2
Guion
Mike Mignola y Scott Allie
Dibujo
Max y Sebastián Fiumara.
Color
Dave Stewart
Formato
Tapa dura. 26x17 centímetros. 456 páginas. Color
Precio
34,95 euros
Editorial
Norma Editorial. 2021

Saludos desde lo que queda del mundo tras el final de la civilización humana, queridos lectores. Apartad esas ranas de las sillas del jardín y tomaremos algo mientras hablamos de Abe Sapien, Integral 2. Malditas ranas, están por todas partes…

En este segundo tomo de las aventuras y desventuras de Abe, seguimos recorriendo lo que queda del mundo tal y como él lo conocía antes de todo ese lío con Hellboy y el Infierno.

Si habláis con cualquiera que ya se haya leído esta serie, lo más probable es que a nivel de guión os la describa como una road movie. O con una de esas series donde el protagonista vaga por el mundo resolviendo entuertos en cada pueblo al que llega. Siempre un lugar nuevo en cada capítulo, nunca un hogar. ¿Será así esta serie?

Si y no. O mejor dicho: si, pero no solamente.

Es cierto que Abe recorre el mundo, enfrentándose a cosas y a seres aquí y allá. No he dicho que al Mal, sino a cosas y seres. Quizás el Bien y el Mal ya no existen, si existieron separados alguna vez. Pero no es menos cierto que no está realmente en una cruzada ni en una búsqueda heróica. A diferencia del héroe de la serie original, Abe vaga de forma pasiva. Le pasan cosas, no las busca. Se encuentra seres, no los caza. Puede que ayude a los habitantes de un pueblo por el que pasa, pero es casi porque ya que está alli… No hay una idea de recorrer el mundo ayudando a los demás supervivientes.

Abe quiere saber quién es realmente. Quién fue y quién puede llegar a ser. Esa es su búsqueda.

El resto de cosas simplemente le suceden.

Y hay cosas en su camino y alrededor de su historia. Amigos y enemigos. Monstruos que aparecen, luchan y matan sin que sepamos la razón. Historias paralelas que a veces se cruzan con la suya.

Todas esas historia, muchas veces breves y puntuales, se mezclan como un mosaico para formar un cuadro mayor.  Más que un cuadro, un mural que cubre toda la pared, si me permitís la comparación artística.

También os digo que todas estas historias se cobran un precio. La lectura se hace lenta. Pero lenta en el sentido de no hacer avanzar la historia, no que no seamos capaces de leer a un ritmo normal.

Y no, no me he olvidado decir que los guionistas son Mignola y Scott Allie.

Hablemos algo del dibujo. Obra de los hermanos Fiumara en su mayor parte. Estamos ante un dibujo muy correcto y realista que, sin embargo, parece irreal. ¿En qué sentido? Hmmm, dificil de explicar. Pero en las viñetas que nos cuentan la historia principal veremos personajes de ojos demasiado grandes, de caras muy alargadas y expresiones que nos dejan claro que no estamos en un mundo cotidiano y costumbrista.

Dejo aparte las tramas del pasado o de ensoñaciones. Tienen su propio aire “fantasmagórico“. Y hablando de aires propios; hay algunas escenas oscuras, nocturnas o en espacios sin luz que captan perfectamente esa oscuridad. Hasta el punto de que nos cuesta a veces saber lo que estamos viendo.

Esta diferencia de ambientes está reforzada por el color de Dave Stewart. Un color aplicado más como degradados que como contrastes. Más que buscar ese contraste entre la luz y la oscuridad, lo que nos ofrece son las diferentes graduaciones de la oscuridad que llena el mundo.

Sin querer destriparos nada, las escenas en las que se ven las sesiones entre Abe y su doctor son de lo mejorcito en este uso de colores y contrastes.

Hablemos de la excelente edición de Norma. Y hagámoslo pensando en los aspectos de la lectura, no los técnicos. No hablaremos de gramajes de papel, por ejemplo. Pero si hablaremos de que cada capítulo tiene su correspondiente portada y título. Algo que no en todas las obras del mercado sucede siempre.

Y tenemos marcapáginas de tela. Eso siempre mola. Y da elegancia. :-).

Y tenemos un montón de páginas de extras. Con bocetos, notas de diseño e ilustraciones. La mayoría en blanco y negro pero otras a todo color. 35 páginas, que hacen 70 carillas. No está nada mal.

Como nota curiosa, estas páginas de extras vienen sin numeración.

Y hablando de cosas curiosas, en la elegante y a la vez sencilla portada viene el nombre de Mignola. Es el creador original y el guionista, cierto. Pero eso podría echar atrás a algunos lectores que no comulguen con el estilo de diseño muy particular de este autor.

Aunque también es cierto que si nos vamos a por el tomo 2 de una edición de lujo ya sabemos a lo que vamos (a no ser que nos lo hayan regalado, claro).

La traducción se la debemos a Héctor Lorda, que consiguió hacerla a pesar del croac de las ranas.

¿Por qué leer Abe Sapien Integral 2?

Nos ofrece una versión muy creible del Apocalipsis. Trata varios temas humanos y paranormales de una forma creible. El ambiente decadente y deprimente logrado por el dibujo y el color.

¿Por qué no leer abe Sapien Integral 2?

Para sacarle todo el jugo deberías tener fresca la lectura de AIDP.

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.