Hola niños y niñas. El pasado verano una de las noticias más destacadas en el mundo de la televisión, fue la nueva versión televisiva...

Hola niños y niñas. El pasado verano una de las noticias más destacadas en el mundo de la televisión, fue la nueva versión televisiva de Christopher Chance, alias Blanco Humano (cuyos productores ejecutivos son McG y Simon West), personaje creado por Len Wein y Carmine Infantino en Action Comics nº419 (diciembre de 1972), donde se presentaba como un detective privado, que a su vez hacía funciones de guardaespaldas, cuya cometido era mediante un disfraz tomar el lugar de su cliente para neutralizar la amenaza más inmediata.

human_target_1

Ya a finales de 1999, el guionista Peter Milligan junto con el mal logrado Edvin Biukovic y Javier Pulido más tarde, introdujo a Chance dentro de la línea Vertigo, dotando al personaje de un trasfondo psicológico bastante más complejo, debido que la suplantación de identidad traía consigo un desorden de personalidad (muchas veces ocasionado por la incapacidad de quitarse el maquillaje o la operación estética para ser igual que su cliente), incapaz de reconocer su propia identidad, estando siempre su mente igual que una hoja en blanco y al filo del desequilibro mental y paranoide.

Visto los tres primeros episodios emitidos, cualquier similitud con el personaje de DC acaba y empieza en el nombre y en su profesión de guardaespaldas. Nadie toma el lugar del cliente y nadie se disfraza.

human_target_ver3_xlg

El nuevo Blanco Humano/Human Target (que lo mismo hubiera dado llamarlo Bullseye o Deathlock), interpretado por Mark Valley (Fringe, Boston Legal), es un consultor de seguridad privado, cuya función es proteger a su cliente, cambiando su identidad con suma facilidad para infiltrase dentro de su entorno. Dentro de su agencia privada, llevaba por su colega Wiston, interpretado por Chi McBride (House, 60 Segundos), solamente coge los trabajos que sean peligrosos, debido a su obsesión y adicción a la acción y a una posible muerte (muy alejado de los problemas descritos por Milligan).

Con esto, nos podemos imaginar cuales serán las misiones semanales con las cuales deberá lidiar para salvar la vida de sus clientes, misiones más cercanas a la acción absurda y espectacular de 007, siempre imposibles de solucionar, hasta que su vena de Mac Gyver salga a relucir (es capaz de hablar japonés, pilotar un avión comercial, conocer todo tipo de datos, desactivar bombas y luchar con diferentes estilos en un mismo día) para encontrar el modo de arreglar la situación y quedarse con la damisela.

human_target_xlg

En un intento de dar un halo de misterio a Christopher Chance, en el caso que ese sea su nombre como se indica en el primer episodio, hay un tercer protagonista en la serie, Guerrero (interpretado por Jack Earle Haley, el Rorschach de Watchmen y futuro Freddy Kruger), aun más misterioso que Chance, cuyo pasado de individuo peligroso y de muchos recursos, hacen de él un escudero perfecto para las misiones, ya que de este modo puede purgar parte del mal realizado en el pasado, intuyendo una relación/amistad anterior.

Aunque es pronto para dar una valoración, pero es una serie donde solamente destaca la acción y efectos especiales, dentro de unas tramas muy predecibles que no ayudan mucho para enganchar al público, debido a que existen series de acción mucho mejor tratadas y complejas como 24 o Chuck, donde dan más importancia al desarrollo de personajes.

human_target_ver2_xlg

Es una pena, por que la oportunidad de realizar una buena serie de acción con trasfondo argumental como fueron los guiones de Milligan, a día de hoy se antoja imposible, ya que por lo visto solamente existe la necesidad de hacer frases rimbombantes entre pelea y pelea, como si de una película de Charles Bronson se tratara.

Compartir:

Marcos Miguel González "Markitos"

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com