Hace unos meses ya les hablé de otra obra de Zidrou, y cómo los sentimientos que me provoca, el estado de ánimo que me... Reseña Léo, Léa

leolea01

Hace unos meses ya les hablé de otra obra de Zidrou, y cómo los sentimientos que me provoca, el estado de ánimo que me produce y la sensación general que me transmite prácticamente cualquier lectura suya son bastantes similares, tenía yo miedo de caer en la repetición al hablaros de éste Léo, Léa.

Léa es una hermosa rubia prototípica presentadora en un canal televisivo musical. Una noche recibe una llamada de teléfono que le comunica el fallecimiento de su padre. Y el típico repaso que todos damos a nuestra vida, rememorando y aferrándonos a los instantes vividos junto a una persona que acaba de dejarnos, será el hilo conductor de la historia.

Así que de la mano de Léa veremos momentos realmente duros, como la falta de refuerzos positivos en la infancia, el enfrentarse a un aborto, los conflictos paterno-filiares, adulterio, pérdida de otros miembros de la familia, etc. Pero todos ellos son tratados por Zidrou con una increíble sensibilidad e introducidos de una manera tan natural en la narrativa, que en lugar de escandalizarnos lo que logra es aumentar nuestra empatía hacia el personaje de manera que no nos resulta tan ilógico la forma de vida que ha decidido llevar.

leolea02

Los recuerdos de Léa están perfectamente integrados mientras la historia avanza en el tiempo actual y se va dedicando a los inevitables pasos que llevamos a cabo cuando fallece alguien: visitas a familiares, regreso a la casa dónde crecimos, preparativos del funeral… Y es en éstos recuerdos donde apreciamos el trazo de Benoit Springer, ya que me ha gustado mucho la evolución de todos los personajes a lo largo del tiempo. Nos demuestra que para que alguien crezca no se trata simplemente de «reducir» de tamaño a las personas para que parezcan más jóvenes. Nos ofrece cambios físicos en ellos, tanto de vestuario o estética, e incluso en la constitución corpórea, pero en ningún momento tenemos problema en identificarlos al instante.

Pero no vayan a pensarse que sólo el hacer crecer a quienes dibuja es el  motivo principal por el cual me gusta el dibujo. La forma en que estructura las viñetas para alterar el ritmo narrativo y el uso del color adecuado en determinadas escenas no hace más que potenciar más todavía la historia de Zidrou.

Así que no puedo hacer otra que cosa que recomendarles encarecidamente que realicen éste viaje al pasado con Léa a través de sus recuerdos. Se verán identificados porque seguro que como Léa alguna vez han descubierto que un familiar no es como creíamos. Al igual que Léa, averiguarán realidades detrás de las mentiras que nos hacemos para que algún mal trago nos resulte más dulce.

leolea03

Por cierto, en todo momento hablo de Léa, pero en el título también tenemos a Léo. ¿Quién es y qué pinta en la historia?   Ah! Pues éso tendrán que leerlo…

Compartir:

Nacho

Lector desde hace eones y dotado de memoria daguerrotípica que le ha permitido parecer que sabe mucho cuando en realidad lo único que hace es recordar. Y lo que no recuerda... ¡se lo inventa!

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com