Seamos sinceros, éste tebeo te lo hace pasar mal. Muy mal. De hecho todavía soy incapaz de leerlo sin terminar con las mejillas humedecidas... Reseña: ¿Quién le zurzía los calcetines al rey de Prusia…?

quien01

Seamos sinceros, éste tebeo te lo hace pasar mal. Muy mal. De hecho todavía soy incapaz de leerlo sin terminar con las mejillas humedecidas de los lagrimones y con el corazón totalmente estrangulado. Pero aún así no puedo resistirme a leerlo y releerlo cada cierto tiempo, porque es una verdadera maravilla.

Tenemos una serie de pequeñas anécdotas de la vida cotidiana de una madre y su hijo. Cada anécdota está diferenciada en un capítulo separado y forma parte de un puzzle que vas componiendo a base de vivir el día a día con ellos y de los pequeños flashes del pasado que te van mostrando hasta que al final reúnes todas las piezas y rememoras todo lo leído con el alma en los pies.

quien02Y es que esta madre viuda de 72 años se encarga de cuidar a su hijo de 43 que sufre un retraso mental originado por… ¡NO! mejor dejo que seáis vosotros los que descubráis el motivo. Pero lo que sí que os puedo decir es que Zidrou se encarga de retratarnos a la perfección a todas aquellas personas que dejan de vivir su propia vida para dedicarse al completo a vivir por y para aquel familiar enfermo que tienen en casa y que no es capaz de valerse por sí mismo. Y lo hace con tanta crudeza y ternura que resulta totalmente imposible no empatizar con la anciana Catherine.

Por otra parte tenemos a Michel, cuyo universo gira alrededor de una serie de animación (por la que no cesa de preguntar a su madre si ya ha llegado la hora de  verla) protagonizada por un guitarrista hippie anclado en los 70 , sus partidas al 4 en raya (en las que hace trampas) y una obligada rutina que sí por una de aquellas se ve alterada por algo es capaz de hacer que se derrumbe.

Y la historia de Zidrou logra alcanzarnos el alma no sólo por lo magistralmente escrita que está, sino por ése grandioso apoyo gráfico que le brinda Roger demostrándonos una vez más lo increíblemente solvente que es como narrador a la par de ser una verdadera delicia para vista cada una de sus viñetas.

Esta es de ésas reseñas que cuesta de escribir, porque se trata más de sentimientos que de palabras. Y si queréis pasarlo estupendamente mal, tal y como decía al principio, ésta es una obra de obligada lectura.

quien03

Compartir:

Nacho

Lector desde hace eones y dotado de memoria daguerrotípica que le ha permitido parecer que sabe mucho cuando en realidad lo único que hace es recordar. Y lo que no recuerda... ¡se lo inventa!

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com