Las nuevas tecnologías y métodos de comunicación han dado lugar a la aparición de un terreno inexplorado para la creación de mitos urbanos. Uno... No mires atrás

Las nuevas tecnologías y métodos de comunicación han dado lugar a la aparición de un terreno inexplorado para la creación de mitos urbanos. Uno de los que más relevancia ha tenido fue ese mensaje viral que se extendió en 2018 con mensajes de una chica con aspecto tenebroso que parecía llamarse Momo y que decía que si no le contestabas por el servicio de mensajería WhatsApp y jugabas con ella, haría recaer en ti una terrible maldición. La leyenda/juego fue evolucionando hasta el punto de proponer atentar contra la propia integridad física de los jugadores. No mires atrás se nutre de buena parte de estas leyendas urbanas/mitos modernos para contarnos una historia que reúne gran parte de ellas en un solo relato.

Blanca es una chica que perdió a sus padres en un accidente de tráfico y un día comienza a ver una misteriosa figura de aspecto similar a un fantasma y que solo puede ver ella. Para complicar las cosas, aparece una chica muerta en la playa, y Blanca tendrá la duda de si ambos sucesos están relacionados. Con la ayuda de sus amigos Eric, Sam y la youtuber Cookiefire tendrá que averiguar qué está sucediendo, pero… ¿conseguirá que la crean?


Anabel Colazo vuelve al mundo de las historias sobrenaturales, después de su anterior trabajo, Encuentros cercanos, en el que se acercaba al terreno de los OVNIs y que le supuso dos nominaciones a los premios del Salón Internacional del cómic de Barcelona en 2017. En esta ocasión se inspira en todos los mitos urbanos recientes para construir una historia que utiliza todos esos elementos. Esta serie de mitos terroríficos cosechados en internet reciben incluso su propia denominación: creepypasta, que une los términos  «creepy» (inquietante, horripilante) con  «copypaste» (corta y pega), haciendo alusión a las historias que se difunden viralmente por internet y que son terroríficas.

Me ha parecido interesante la manera de integrar los creepypastas más conocidos de los últimos años en una historia que tiene cohesión y consigue mantener muy bien la intriga. Además, es capaz de introducir esta trama de terror en una historia que realmente nos habla de dos de sus protagonistas: Blanca, intentando sobreponerse a la pérdida de sus padres, pero sobre todo de Sam, una chica del pueblo que se había ido tres años atrás a la ciudad, pero que vuelve ahora para preparar el conservatorio en la pequeña localidad. Ambas chicas acabarán reflexionando sobre tomar el rumbo de sus vidas y cómo se pueden aferrar a la zona de confort por miedo a salir de ella. Además de estos dos personajes tenemos a otros más secundarios: Eric, compañero de banda de Sam; y Cookiefire, una youtuber muy conocida por sus partidas de eSports y aficionada a las consolas de Nintendo.


La historia se nos cuenta poco a poco revelando cada vez más información, de manera proporcional y de una manera natural. Tan solo a la hora de explicar el origen de todo, resulta demasiado casual y parece un poco «deus ex machina» pero no llega a estropear la historia porque el desenlace que viene a continuación está muy bien planteado, y es suficientemente abierto para no darlo todo mascado al lector, pero sin dejar ningún cabo suelto.

En cuanto al dibujo, es un estilo sencillo y muy personal. La obra es tranquila, y la narrativa va muy acorde al ritmo de la historia. Donde destaca especialmente es en el color y en el uso de las sombras: Colazo juega muy bien con la luz, recurriendo a las masas de negro y las sombras con frecuencia para alterar el ritmo de la historia y para generar tensión en el lector. Esas sombras contrastan particularmente con las escenas más luminosas, donde la autora elige unas paletas de color muy saturadas y con colores relucientes.


No mires atrás
me ha resultado una sorpresa muy agradable. Esperaba una historia más costumbrista y me he encontrado un repaso a mitos urbanos modernos que construyen una intriga bien planteada y proporcionada. Personajes bien perfilados, y una sublectura debajo de esa historia de intriga, aparentemente principal. Tiene ese gustillo añejo de historias popularizadas recientemente como It o Stranger Things, en las que muchas veces nos interesa más la interrelación entre los protagonistas que la supuesta historia principal. La Cúpula completa con esta obra un año de títulos punteros dentro de las historias intimistas y que exploran los sentimientos de jóvenes que sienten que no han terminado de encontrar su lugar. Si disfrutaste En un rayo de sol, Laura Dean me ha vuelto a dejar o El beso número 8… no puedes dejar de leer No mires atrás.

Lo mejor: Muy equilibrada y con un color llamativo. El contraste entre color y sombras.

Lo peor: El cómo llega a descubrir el origen de todo me parece excesivamente casual.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
No mires atrás
Anabel Colazo
Precio: EUR 15,67
Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com