Que se paren las rotativas porque El beso número 8 es uno de los mejores cómics que se han publicado en España este año... El beso número 8 de Colleen AF Venable y Ellen T. Crenshaw

Que se paren las rotativas porque El beso número 8 es uno de los mejores cómics que se han publicado en España este año 2019. Editado por La Cúpula, esta novela gráfica de más de 300 páginas ha sido una de las mayores sorpresas que me he encontrado en el sobrecargado panorama editorial que estamos viviendo actualmente. Pasamos a hablar de El beso número 8 o cómo nuestra protagonista Mads debe aprender a crecer, madurar y aceptarse a sí misma.

Besos

Escrita por Colleen AF Venable y dibujada por Ellen T. Creenshaw, El beso número 8 es la primera obra que se publica en nuestro país de estas autoras que ya tienen un nombre de cierto peso en el mercado infantil y adolescente de Estados Unidos. La historia nos lleva a un pequeño pueblecito del centro de Estados Unidos, una ciudad donde la educación católica y tradicional está más que asentada y donde el qué dirán está a la orden del día. Así conocemos a Amanda, una adolescente aparentemente normal, que saca buenas notas, que se lleva bien con todo el mundo… Y a su amiga Cats, totalmente opuesta a ella, que solo piensa en pasarlo bien y en chicos. Además es bastante chismosa y mandona, hasta el punto de anular a Mads (así es como la llaman) completamente. La tercera en discordia es Laura, una chica tan pura y correcta que hace que Mads parezca el demonio. Laura tiene un hermano pequeño, Adam, que está colado por Mads y que vuelve loca (a un nivel perverso) a Cats. Un grupo variopinto, un grupo pintoresco, un grupo de amigos REALISTA.

La sucesión de besos a la que hace referencia el título de la obra se cuenta rápidamente en una secuencia en las primeras veinte páginas de la obra. Entonces llegamos al octavo, un beso necesario, quizás desafortunado, pero desde luego esclarecedor. Un beso que también incluye una mirada furtiva de una tercera parte. En definitiva, un beso que supone un completo cambio de paradigma para Mads, para bien y para mal. La guionista consigue engancharnos desde el primer momento con una historia que tiene muchísima más chicha de la que parece. El beso número 8 ahondará en el pasado familiar de Mads por culpa de una fotografía que encuentra en el correo con una dedicatoria. Ahí empezará una trama con una pizca de elementos detectivescos que le servirá a la autora para ir estableciendo ciertos rasgos comunes de la adolescencia: imprudencia, audacia, rebeldía, hacer estupideces…

Y es que ya lo decíamos más arriba, Venable retrata a los protagonistas de El beso número 8 como chavales tridimensionales, realistas, con sus miedos y con sus ilusiones. Una pandilla de instituto en una edad en la que quedarán forjados como personas, que puede ser determinante para su compartimento en el futuro. La lectura de esta obra (que he leído varias veces en una semana) deja un regusto agridulce. Ante todo es un drama, aunque tiene momentos divertidos que nos arrancarán alguna sonrisa (gracias sobre todo al asombroso plantel de personajes secundarios creado por sus autoras), pero realmente es una novela gráfica que hace reflexionar sobre el daño que pueden hacer nuestras acciones o palabras a terceras personas y sobre la importancia de aceptarse a uno mismo, sean cuales sean las consecuencias.

El guión de Venable está perfectamente apoyado en el dibujo de Crenshaw, que con su trazo amable y preciosista logra un resultado magnífico muy en la línea clásica de las publicaciones de Archie de los años sesenta y setenta. Un toque muy camp que le va de perlas al tono de la historia.

cats

En serio, dadle una oportunidad, seguro que os gusta. Y mejor, si tenéis un hijo, un sobrino o alguien adolescente al que queráis hacer un regalo o se interese por la lectura, El beso número 8 es una opción excelente.

PD: Las coñas que hace la guionista sobre la televisión de consumo son fantásticas. Ah, y no os perdáis la entrevista  a las autoras al final de tomo, muy divertida e interesante.

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com