Esther, Daisy y Susan están de vuelta.Giant Days Vol. 7 nos trae cuatro nuevos episodios de las aventuras de nuestras amigas favoritas y llegamos... Giant Days Vol. 7

Esther, Daisy y Susan están de vuelta.Giant Days Vol. 7 nos trae cuatro nuevos episodios de las aventuras de nuestras amigas favoritas y llegamos al ecuador de la serie y de la edición de Fandogamia, que ya deja ver en su web que consistirá en un total de trece libros (especiales aparte).Tras dos años de aventuras, lo normal sería que la serie comenzase a mostrar algún signo de desgaste, de repetir conceptos e ideas… pero nada más lejos de la realidad. Los personajes evoucionan, aparecen nuevos secundarios, se profundiza e incluso dirige el foco en algunos números a dichos personajes de apoyo, y lo que más me ha gustado, va plantando ideas que no se explicitan, pero que queda claro que van a tener peso en los números siguientes, algo que no entorpece en el formato de serie por capítulos independientes… pero a su vez premia al lector regular.

Como digo, cuatro números con cuatro historias independientes forman este séptimo volumen de la serie: Un viaje a casa por vacaciones en el que Susan nos muestra un poco más a su disfuncional familia, lo cual explica gran parte de su comportamiento…; un hilarante número centrado en Dean (el compañero de piso de Ed y McGraw) y su novia gamer; Esther comenzará una cruzada contra las grandes franquicias; y por último, las chicas comenzarán a alucinar tras oír ruídos en el garaje de la casa que tienen alquilada y que su dueño no quiso dejarles ver.


Las historias siguen siendo muy divertidas, sacando el máximo provecho a que son personajes con los que estamos completamente familiarizados pero para no quemarlos demasiado pronto, el guionista comienza a dejar paso a los secundarios. Eso lo vemos por ejemplo en el segundo número del libro que se centra más en Dean y su novia. También vemos cómo Eamonn y Dani, de la tienda de cómics, también comienzan a ganar presencia en algunos números, así como Ingrid, la novia de Daisy, que ya es una de las presencias habituales en las historias.Pero hablaba al principio de algunos running concepts, y es algo que me ha gustado mucho. En el primer número, el 25, que además tiene cuatro páginas más de lo habitual, pasa algo que ni siquiera se muestra. Una escena acaba… aunque el lector más sagaz entenderá que ha podido pasar algo que no se explicita. Es una idea que vamos a seguir arrastrando en los siguientes números, en los que no se dice nada sobre eso que ha podido pasar, hasta que cuatro números después, nuestras sospechas van a ser confirmadas… a través de una ensoñación de uno de los personajes, sin siquiera dejar claro que ha pasado lo que creemos que ha pasado.

Este tipo de recursos supone una evolución en la serie y un premio al lector regular. Sin duda, no es nada que dificulte su lectura independiente, pero sí premia al lector más fiel. Y es que si algo tiene bueno esta serie es que es como las mejores sitcoms americanas, que no te obliga a ver todos sus episodios y que puedes disfrutar de uno con el que te encuentres un día tonto en TV. Giant Days tiene eso, que no te obliga a seguir una lectura cronológica y que puedes pillar cualquiera de los tomos y echar unas risas sin necesidad de haberte leído todo lo anterior. Evidentemente, es lo recomendable, para conocer de dónde salen algunos de los secundarios, pero puedes disfrutar igualmente de cada una de sus historias de manera independiente.


Un tomo más, vuelvo a hacer hincapié en la labor de Inma S. Andreu en la traducción, que sin necesidad de meter a Chiquito o a Omaíta, convierte expresiones muy de la calle de manera que podamos sentirlas nuestras. En series como estas es muy importante que los personajes hablen de una manera creíble, y el argot que usan en muchas ocasiones tiene el peligro de que, con la traducción, pierdan credibilidad y alejen a los personajes del lector. Gracias al excelente trabajo de Andreu, puedo decir que no es el caso.

Lo mejor: La serie evoluciona, y va ganando en profundidad, cantidad de personajes e incluso conceptos que se desarrollarán más adelante.El personaje de Dean me hace mucha gracia.

Lo peor: Saber que ya solo nos quedan seis tomos…

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com