Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

X-Force: Disparo Mortal

X-Force: Disparo Mortal
Guion
Rob Liefeld, Chad Bowers
Dibujo
Rob Liefeld
Color
Bryan Valenza, Federico Blee, Mirza Mirawan
Formato
Grapa 40 páginas a color 16,8 x 25,8 cm
Precio
4,20 EUR
Editorial
Panini Comics. 2022
Edición original
X-Force: Killshot Anniversary Special

En celebración de las tres décadas del nacimiento de X-Force, Rob Liefeld regresa para contar una nueva historia de los personajes que presentó en 1991. Cable reúne a cinco escuadrones distintos de X-Force, cada uno de un punto diferente en el tiempo, con una única misión: derrotar a Dyscordia para siempre.

Parece mentira que ya hayan pasado más de 30 años desde que Rob Liefeld convirtiera Los Nuevos Mutantes en el superquipo malote llamado X-Force. Parece mentira también que lo que entonces nos parecía lo más molón del mundo hoy nos provoque un ataque de vergüenza tanto propia como ajena. Podemos excusarnos diciendo que Rob! rompía con todos los patrones de narrativa establecidos, pero lo cierto es que para romper las reglas primero hay que conocerlas. ¡Y Rob las ignoraba por completo! Por eso resultaba tan fresco, tan transgresor y, junto con sus camaradas de armas Jim Lee y Todd McFarlane trajeron un soplo de aire fresco a la Marvel Comics de principios de los noventa. Afortunadamente, hemos madurado, nuestros gustos se han refinado con los años y esos horribles esperpentos de acción noventera se han quedado en un mal recuerdo en la parte más oscura de nuestras estanterías, ¿verdad? ¿VERDAD?

X-Force Disparo Mortal

¡Pues no! Porque Rob! se encarga regularmente de que no nos olvidemos de él. Ya sea haciendo portadas alternativas para Marvel porque no sé, alguien las comprará, o haciendo trabajos alimenticios como su regreso a su otra gran creación, Masacre, en Treintañero Friki o Comandante X, Rob Liefeld se mantiene en el candelero de hot-artists trasnochados, cual un Ramoncín aún más pasado de vueltas (y con más pasta en la cuenta corriente). En este caso, ignoro si su regreso a X-Force es un encargo de la editorial o una propuesta del propio Liefeld, pero no podía haber sido más anodina: Cable decide acabar de una vez con su clon Dyscordia, y para ello se dedica a traerse de distintos momentos del pasado y el futuro a versiones de sí mismo y de otros héroes de diferentes alienaciones de su grupo X-Force: Dominó, Masacre, Estrella Rota… Un all-star de personajes que molaron en su momento y otros que aún siguen molando, pero menos. Para poner un poco de orden en la flagrante paradoja que es traerte a tu propia versión del futuro para una misión en el presente, Rob cuenta con su compinche Chad Bowers (Masacre: Mal rollo), que intenta salvar la papeleta lo mejor que puede, fracasando miserablemente en el intento.

Porque este X-Force: Disparo Mortal no es un buen cómic se mire por donde se mire. Ni tiene un argumento destacable, ni está bien desarrollado: los héroes son reclutados, a todos les parece bien la misión, aparecen justo a tiempo de detener a Dyscordia pero en el último momento surge algo que se lo impide. Pimpampum y todos a casa. 40 páginas que son un desperdicio de pulpa de papel y del tiempo y el dinero del lector. Uno tiene la sensación de que Rob ya ni se esfuerza: repite las mismas poses, caras y estructuras argumentales de los últimos 30 años y mientras a Marvel le salgan los números, seguirá contando con él para que nos cuente el mismo chiste una y otra vez. Uno se acerca a estos productos bien por curiosidad, bien por las risas o para comprobar si el chico de oro de los noventa ha aprendido algo en el viaje. Pero lo que nos encontramos es tan decepcionante que ni siquiera se salva por la norma de “es tan malo que es bueno”. No, este especial de X-Force es tan infame como hace prever su portada.

X-Force Disparo Mortal

El especial X-Force: Disparo Mortal ha sido incluido por Panini Comics dentro de la serie mensual de X-Force, pero hay quien dice que habría sido mejor incluirlo en algún tomo recopilatorio. Yo opino que semejante desastre de tebeo no encajaría ni como regalo del Día del Cómic Gratis. Pero como hemos dicho antes, si los números le dan la razón a la editorial, seguirán adelante con este tipo de eventos. A lo mejor en el 50º aniversario de X-Force volvemos a ver algo parecido, pero no contéis con que yo me preste a leerlo voluntariamente y hablaros de ello.

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.