Tyto Alba continúa aportando su peculiar mirada a biografías de grandes artistas de los siglos XIX y XX. En esta ocasión, le toca el... Whitman, de Tyto Alba

Tyto Alba continúa aportando su peculiar mirada a biografías de grandes artistas de los siglos XIX y XX. En esta ocasión, le toca el turno a uno de los poetas más reconocidos de Estados Unidos, Walt Whitman, con una vida marcada por una juventud rebelde y una segunda parte de su vida centrada en el cuidado de víctimas de la Guerra Civil. Astiberri nos presenta, una vez más, la obra de este artista, como hiciera con las anteriores.


Como con anteriores biografías, Alba busca más evocar las sensaciones de la obra del protagonista, que hacer un repaso detallado de los eventos más importantes. Con Whitman , además, se centra en momentos muy concretos. Comienza con una mirada rápida a su infancia, para mostrarnos que desde niño ha sido una persona curiosa, interesado en todo lo que le rodea y quedandose con todos los detalles. Esos detalles son los que posteriormente vamos a ir viendo reflejados en esu obra literaria, marcada por una descripción de lo que va viendo en su día a día y del entorno que le rodea en su vida cotidiana.

Una segunda parte se centra en la juventud de Whitman, dejando clara su potente personalidad, sobreponiéndose al rechazo de editores conservadores y negandose en rotundo a realizar cambios en su obra. Tambíén vemos muestras de su mente abierta y de su búsqueda del goce y el disfrute, sin poner reparos a de dónde pueda venir, así como su fallida vida amorosa y cómo le afecta en su propia obra. No incide Alba en cómo las primeras ediciones tuvieron que correr a cargo del propio escritor, y de cómo se iban ampliando, en siguientes ediciones, con nuevos poemas. Todo esto, con un dibujo muy figurativo, con numerosas ilustraciones que intentan reflejar ese espíritu salvaje y libre del escritor en su juventud.


Pero el grueso de la obra se centra en el momento en que, temiendo por la integridad de su hermano, que se encontraba luchando en la Guerra Civil, va en su busca y conoce de primera mano la crudeza de la guerra. Quedará impactado por tanta muerte y tanto sufrimiento y comenzará a pasar su tiempo realizando visitas a hospitales para aliviar el sufrimiento de los heridos y seguir observando, alimentando su propia obra. Es en esta época donde coincidirá frecuentemente en las calles con el presidente Lincoln, que acabará inspirando a su muerte su famoso poema Oh, capitán, mi capitán (y popularizado aún más gracias a cierta película).

La obra está escrita emulando en todo momento, el estilo literario de Whitman, e incluye pasajes del propio Hojas de hierba , en su edición de Galaxia Gutenberg traducida por Eduardo Moga. El estilo de dibujo también es bastante llamativo y diferente a anteriores obras, siendo más bucólico y onírico en la primera parte de la obra, mientras que en su segunda parte se torna mucho más impactante y apoyado en splash pages para mostrar los horrores de la guerra. Mención especial para ese final de la obra, mostrando cómo perdura en el tiempo la obra del poeta, con unas dobles splash pages contemporáneas.


En definitiva, Whitman  es una piedra más en la obra de un autor con gran personalidad, y que sabe transmitir perfectamente lo mejor de cada artista en el que se centra cada una de sus biografías en cómic. Sin dejar de evolucionar, resume en unos cuantos momentos toda la vida de Whitman, y lo que es más importante, consigue reflejar los rasgos de personalidad que llevan a la obra del escritor. Es mucho más fácil comprender su poesía con estas pinceladas biográficas que aporta Alba.

Lo mejor: La evolución narrativa de Tyto Alba con respecto a sus anteriores obras. Cómo nos pone en la mente de Whitman para entender qué le llevó a escribir como escribía.

Lo peor: Si no te gustan los cómics biográficos, y sobre todo, si el estilo de Alba en anteriores obras no te llamó la atención… pasapalabra.

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com