Hay un millón de datos que se pueden contar de sobre la editorial EC Comics que son parte de la historia del medio. Se... Weird Science, volumen 1

Hay un millón de datos que se pueden contar de sobre la editorial EC Comics que son parte de la historia del medio. Se puede hablar de como su fundador, Max Gaines, estuvo detrás de Famous Funnies, considerado el primer cómic book americano, y fue una figura clave en los orígenes de All-American Publications, una de las precursoras de DC Comics. Podríamos hablar de que en sus orígenes, EC eran las siglas de Educational Comics, y publicaba cómics históricos y sobre la Biblia. El sucesor de Max Gaines, su hijo Bill Gaines, no tenía ningún tipo de interés por lo que estaba haciendo su difunto padre y transformó Educational Comics en Entertaining Comics, y empezó a producir cómics de terror, ciencia ficción, suspense y género negro. La nueva línea editorial de EC se convirtió, por méritos propios, en clásicos inmortales de la historia del cómic, pero también fue la gran víctima de la autocensura que el medio se impuso con el Comics Code a raíz de la publicación de Seduction of the innocent, del infame Fredrick Wertham.

Pasado el tiempo, Tales from the Crypt, The Vault of Horror, The Haunt of Fear, Two-Fisted Tales o Shock SuspenStories son auténticas leyendas del cómic de la Golden Age. Curiosamente, más de setenta años después de su publicación original, aún no tenían una edición cronológica y respetuosa con el material original en castellano hasta que Diábolo Ediciones se ha lanzado a publicarlo durante este 2021. En junio sacó el primer volumen de Tales from the Crypt y en octubre le ha llegado el turno al primero de Weird Science, de la que hablamos hoy.

weird science 01 pg1

Se dice que Weird Science es el primer cómic auténticamente de ciencia ficción publicado. Efectivamente, otros títulos que podrían ser englobados dentro de este género, como Flash Gordon o Buck Rogers, son anteriores, pero también es cierto que su tono era más de space opera, de aventuras y fantasía en otros mundos. En cambio, Weird Science utiliza temas como los viajes en el tiempo, la energía nuclear, seres artificiales, la estructura de la materia o, por supuesto, invasiones alienígenas. La estructura de estos números es la clásica de otras colecciones de EC: historias cortas, de entre seis y ocho páginas habitualmente, con planteamiento, nudo y desenlace con giro inesperado al final. Sí es cierto que este tipo de historias se adaptan mucho mejor al terror de Tales from the Crypt y derivados, pero en Weird Science también consiguen hacer eficaz el formato.

Evidentemente, en historias autoconclusivas de ocho páginas no tendremos grandes desarrollos, así que nadie debería esperarse algo al nivel de complejidad de Fundación o similares, pero sí que hay un derroche de imaginación que en pocas obras de la Golden Age nos encontraremos. Sí, Golden Age: los cómics recopilados en este volumen fueron publicados entre mayo de 1950 y abril de 1951. En estas historias nos encontramos de material de todo tipo. La mayor parte de ellas, original, pero también alguna que otra adaptación no oficial de relatos de autores como Theodore Sturgeon o Roald Dahl. Y alguna de ellas ha inspirado obras posteriores: determinados momentos del OMAC de Jack Kirby recuerdan poderosamente a La novia del futuro.

weird science 01 pg2

Los autores son todos ellos auténticas leyendas del medio. Mientras que las grandes estrellas que había en los títulos de DC publicados en mayo de 1950 eran Wayne Boring, Curt Swan o Jack Cole (lo de Bob Kane, con la perspectiva del tiempo, hay que ponerlo en duda), en Weird Science tenemos a Harvey Kurtzman, Jack Kamen, Al Feldstein, Wally Wood o Graham Ghastly Ingels. Un nivel gráfico muy por encima de lo que había en el cómic superheroico -lo poco que quedaba, vamos- de la época.

Y también hay que hablar, por supuesto, de la edición de Diábolo. Es una de las ediciones más cuidadas de material pre-Silver Age que hemos visto en castellano. Tapa dura, papel de alta calidad no satinado (¡gracias!), un tamaño grande, 220×280, en el que podemos apreciar el arte con más detalle pero sin resultar incómodo de leer, una rotulación que mimetiza a la perfección la original de EC, y una calidad de reproducción fantástica partiendo de la reedición de Dark Horse de 2015, pero sin limitarse a ella. La edición de Dark Horse cayó en el mismo error que la reedición que esa misma editorial hizo de Conan el Bárbaro: un recoloreado digital lleno de degradados. Pero tranquilos: para presentar un producto con una calidad a la altura de lo que merece el material, fiel al original. Aquí podemos comparar el resultado final del fantástico trabajo de Francisco Carosella con el original:

weird science 01 pg3

Es cierto que el precio final del tomo, 34.95 €, no es precisamente económico. Pero ante un volumen con la calidad fisica que tenemos, con un trabajo de restauración artística impecable, y con un material legendario que se edita ahora por primera vez en castellano a color y sin reducción de tamaño, no hay mucho que objetar. Una lectura imprescindible para los seguidores de la ciencia ficción y para los interesados en el cómic clásico. Un diez para la gente de Diábolo.

Compartir:
Enrique

Enrique

...

  • Juan Carlos

    20 noviembre 2021 #1 Author

    Confunde Weird Fantasy con Weird Science en la tabla de contenido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com