Qué saldría de mezclar Grease con American Pie y unas gotitas de High Musical School. La respuesta es Glee, la flamante serie ganadora de...

Qué saldría de mezclar Grease con American Pie y unas gotitas de High Musical School. La respuesta es Glee, la flamante serie ganadora de los Globos de Oro otorgados el pasado domingo que está en boca de todos.

gleecast

Glee es la nueva creación de Ryan Murphy, la mente pensante de Nip/Tuck y Popular, basada en sus propias vivencias en el coro de su instituto, donde era el protagonista absoluto de sus representaciones teatrales y musicales.

Glee transcurre en la Escuela Preparatoria William McKinley del estado de Ohio, donde su profesor de español Will Schuester, antigua estrella del coro, trata de recuperar el prestigio que antaño tenía el coro (Glee club) cuando era imbatible y llenaba las vitrinas con premios, ahora ocupados por los galardones de las Animadoras Cheerios de Sue Silvester, entrenadora y enemiga obcecada de todo aquello que no entra dentro de sus abstractos ideales.

Como es de suponer, los primeros integrantes del coro son los parias de la escuela (con los que tan bien os identificáis frikis míos), la empollona con ínfulas de estrella, el gay con más ínfulas de Diva que la anterior, la chica gótica asiática, la chica gorda y de color, y el minusválido en silla de ruedas, uno de los grandes aciertos de la serie, llena de personajes estereotipados, como la pareja popular, miembros y líderes del equipo de fútbol americano y de las animadoras, además de pertenecer al club del celibato, pero que con unos pequeños detalles logran ser algo más que un tópico.

losers

La primera temporada, que consta de trece episodios, narra el camino que el Coro debe superar para llegar a las competiciones locales de coros de institutos, además de sobrevivir a los abusos y burlas de todo el centro, por que aunque son estrellas dentro del coro, no dejan de ser los perdedores (losers) del instituto, y todo lo que ello conlleva.

En un giro de los acontecimientos, Finn, capitán del equipo de fútbol americano, entra como tenor en el coro, para disgusto de su mejor amigo Noah , su novia Quinn (capitana del equipo de cheerleaders y presidenta del club del celibato) y alegría de Rachel, estrella incomprendida del coro, enamorada de Finn.

glee

En toda comedia de instituto, los líos amorosos deben aparecer, y más aún cuando gente popular entra a formar parte del coro, con Noah y Quinn a la cabeza, en un intento de torpedear el coro desde dentro. Pero los líos de faldas no son exclusivos en adolescentes, ya que el reparto adulto también tiene su ración amorosa.

De igual manera que en Nip/Tuck el humor negro y la mala leche son la savia de la serie, Glee posee su propio punto irónico y salvaje con el personaje de Sue y la esposa de Will, Terri, interpretadas por Jane Lynch (Mal Ejemplo, Dos hombres y medio) y Jessalyn Gilsig (Héroes, Nip/Tuck), que dan ese plus idóneo para que las tramas no decaigan, flaqueadas por un nutrido grupo de personajes secundarios de lo más inverosímil y bizarro, empezando por el director del centro hasta terminar por el antiguo profesor de canto (ahora en paro y camello a tiempo parcial).

glee-cast02

Sin ser una serie original del todo, con un punto de humor muy característico alejado del gusto del público mayoritario, el mayor valedor de Glee son sus números musicales y sus canciones, reinterpretadas para la actualidad. Esta facilidad es debido gracias en parte a que su reparto procede del mundo del espectáculo, lo que conlleva una cuidada coreografía en cada canción, ampliando el abanico de estilos musicales.

No estamos hablando de la mejor serie de la actualidad, ese puesto está muy repartido, pero sí de una serie que entretiene y divierte sin caer en algo burdo (por desgracia muy común en la mayoría de las series, repitiendo la misma fórmula capítulo tras capítulo), dejando una grata sensación.

Recordar. Todos pertenecemos al coro.

Compartir:

Marcos Miguel González "Markitos"

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com