Pues hasta aquí hemos llegado. Tres años hace que desembarcó Donny Cates en Veneno, planteó su historia, la desarrolló y la terminó. Sin alargarla... Veneno 31: el número 200 americano

Pues hasta aquí hemos llegado. Tres años hace que desembarcó Donny Cates en Veneno, planteó su historia, la desarrolló y la terminó. Sin alargarla innecesariamente, arrastrándose sin ideas durante años, aunque las ventas acompañaron hasta el final, siendo el título más vendido de Marvel hacia el final de Rey de Negro. Y ahora, justo a tiempo para el número 200 de la numeración Legacy (ya sabéis, la que sale de sumar todos los títulos protagonizados por el personaje bla bla bla), tenemos un número que funciona a la vez como epílogo de la etapa de Cates y como resumen de cómo hemos llegado hasta aquí, como un pequeño momento de descanso antes de la llegada del nuevo equipo creativo. Vamos a ver qué nos encontramos por estas páginas. Habrá algún spoiler de lo sucedido en números anteriores, si no estás al día con la serie, procede bajo tu responsabilidad.

veneno 200 pg1

Como ya vimos tras el final de Rey de Negro, Eddie Brock es el nuevo Dios de los Simbiontes después de la derrota de Knull. Con su nuevo status, es capaz de controlar a casi todos los simbiontes del universo, pero su recién adquirida divinidad le está pasando factura a su cuerpo humano. El Brock que vemos aquí ha crecido como persona -y como personaje- muchísimo en los últimos tres años, y ahora le vemos como una figura paternal, más madura, tanto para su hijo como para la raza simbionte.

El tono que flota por encima de este último número, pasado el momento de mirar atrás y recordar cómo hemos llegado hasta aquí, recuerda en cierto modo a La Historia Interminable de Michael Ende. «Eso es otra historia, y será contada en otra ocasión». Tenemos semillas de posibles historias futuras, con el nuevo Agente Anti Veneno, con Veneno convertido en un personaje cósmico, con la relación entre Eddie y Dylan asentada y en un nuevo entorno, y con un enfoque diferente para el simbionte protagonista. Cuál de todas ellas seguirá el nuevo equipo creativo formado por Al Ewing y Bryan Hitch es algo que aún está por ver, y cuánto durará esta nueva versión del personaje tampoco se sabe. Desde luego, hemos llegado a un punto mucho más interesante que el Spiderman chungo obsesionado por sorber sesos que era en sus primeros años.

veneno 200 pg2

En el plano gráfico, tenemos un total de siete artistas, y todos ellos han participado en algún momento en la serie de Veneno o en alguno de sus especiales durante la estancia de Donny Cates al frente de la nave simbionte: Ryan Stegman, el espectacular artista principal de estos años, Kev Walker, del anual, Danilo Beyruth, de dos especiales de Web of Venom y dos números de Planeta de Simbiontes, Ron Lim, del anual y el número 25, Guiu Vilanova, de dos especiales de Web of Venom y un número de Planeta de Simbiontes, Gerardo Sandoval, de la miniserie de Matanza Absoluta dedicada a Grito y un número de Planeta de Simbiontes, y Mark Bagley, que dibujó parte del último número de Matanza Absoluta y el arco argumental Isla Veneno. De este modo, además de un cierre de etapa  y una mirada atrás de lo que hemos visto a lo largo de estos tres últimos años, este número sirve también como resumen gráfico de la era Cates.

veneno 200 pg3

Hasta hace unos años, prácticamente todo el fandom estaba de acuerdo en que las mejores historias de Veneno en su propio título las había firmado Rick Remender, aunque el Agente Veneno no fuera precisamente la versión más icónica del simbionte. La llegada de Donny Cates nos hizo pensar en sus primeros números que podíamos estar ante una nueva etapa memorable del personaje, que nos hiciera olvidar títulos francamente poco inspirados como Caballero del Espacio o la etapa de Cullen Bunn después de Remender. Y sí, con la despedida y cierre en nuestras manos ya podemos evaluar la era Cates entera, y podemos afirmar que es la mejor serie que ha tenido Veneno en sus más de treinta años de historia.

Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com