Hasta ahora, las obras que giran alrededor de la transición de género o sobre temática LGTBI más en general, dejando aparte a Sebas Martín... Us, de Sara Soler

Hasta ahora, las obras que giran alrededor de la transición de género o sobre temática LGTBI más en general, dejando aparte a Sebas Martín o Ralf König, son dramas tremendos. El proceso de transición o de «salida del armario» no suele ser fácil, y por eso las obras generalmente tienen un tinte dramático. Tal vez el referente más reciente, Llamadme Nathan , es un buen ejemplo de esto, y tiene sentido si uno tiene en cuenta las dificultades a las que se ven expuestas estas personas, una vez dado el paso. Por eso, este Us , de la autora Sara Soler es tan especial: cuenta el proceso de transición de su pareja, Diana, sin ocultar todas los obstáculos que han tenido en su camino, pero con un tono de humor y un tratamiento de la historia que la hacen diferente y especial. Astiberri publica esta novela gráfica después del éxito del fanzine.

Y es que en 2019 la autora decidió autoeditar un fanzine de 24 páginas contando, de manera muy condensada, su historia. El fanzine rápidamente cobró popularidad, se reimprimió varias veces y ha ganado numerosos premios, el último de ellos tan solo hace unas semanas. De ahí la necesidad de extender la historia y poder contar con el apoyo de una editorial fuerte y una distribución que permita llegar mejor al público. Eso ha provocado algo de confusión en los que ya teníamos el fanzine, sobre si la novela gráfica era una versión ampliada de lo que ya tenía el fanzine. Sí y no.


Us cuenta la historia de Sara y Diana, y de cómo cambiaron sus vidas cuando Diana se dio cuenta de que era una mujer trans. Cómo afectó a su relación, cómo contaron el cambio a sus amigos y familias, los obstáculos que tuvieron que superar y el apoyo que recibieron. La historia es la misma que la del fanzine, las anécdotas son las mismas… pero no tiene nada que ver. Diría que tan solo he reconocido una página completa trasladada del fanzine y algunas viñetas sueltas, pero el resto es material completamente nuevo. Muchas cosas se entienden mejor explicadas con más detenimiento, y los dos años que han pasado entre ambas obras… se notan mucho en el dibujo. Soler ha crecido como dibujante, y eso se refleja con un acabado más robusto y algunos recursos interesantes.

El primero de ellos es el color. La obra está entera coloreada con los azules y rosas de la portada, como representación de la asignación binaria de colores por antonomasia, unos colores que siempre han estado presentes en ambas portadas, aunque el fanzine era en banco y negro y esta tiene  estos colores como base de la narración. Al tener más espacio, hay muchas más referencias populares, desde al Señor de los anillos  hasta el meme de This is fine … y ese tipo de referencias consigue una mejor conexión con el lector.

Pero hablemos de la obra en sí. ¿Por qué ha tenido el calado que ha tenido y esa creciente popularidad? En mi opinión, y en mi caso concreto, me ha llegado por la sinceridad y la sensación de que hay una necesidad de contar su experiencia, sin ninguna pretensión de hacer dogma o abanderar nada. A pesar de los tiempos que corren y que España se sigue considerando como uno de los países más abiertos y respetuosos con las distintas orientaciones sexuales y la identidad de género, seamos realistas: queda mucho camino por delante por recorrer y no todos somos tan tolerantes como decimos ser. Es una de las cosas que más llaman  la atención de la obra, todas esas personas que se han cruzado en el camino de Sara y Diana y les han mostrado su apoyo… con algún pero. Por eso, ver la propia autocrítica de Sara y Diana, sus lógicas dudas, inseguridades, el reconocer que la transición de Diana podía cambiar la relación entre ambas, al no considerarse Sara bisexual… llegan al lector y consiguen mucha empatía. Lo que le ha pasado a Sara podría pasarnos a cualquiera de nosotros, y ver esas dudas en ambas hasta el punto de plantearse Diana no seguir adelante con lo que siente que tiene que hacer es absolutamente sobrecogedor.


La combinación de drama y comedia funciona muy bien en esta obra. No hay una línea argumental mantenida, salvo al principio cuando Diana toma la decisión de hacer la transición. A partir de ahí la obra se convierte en una serie de anécdotas y reflexiones muy bien contadas y que invitan a reflexionar al lector y a ponerse en su piel. Porque Us  no es una obra sobre identidad de género exclusivamente, sino que habla sobre el machismo, poniendo de relieve las situaciones que vive Diana una vez realizada la transición, y cómo se sorprende por descubrir el mansplaining, los piropos, las diferencias en la moda,… por lo que la obra tiene una doble lectura.

El estilo de Soler, a quien ya había descubierto y de la que avisaba sobre su potencial en una obra tan radicalmente diferente como En la oscuridad , es más afín al manga, con un estilo muy kawaii, adorable y con recursos típicos de la historieta oriental. Pero el acabado es mucho más maduro si lo comparamos con el fanzine, y es un dibujo que sorprende por la evolución que ha tenido. De hecho, hay cambios continuos en toda la obra: predomina ese estilo cuqui y adorable, pero cuando la historia lo exige, nos encontramos con un dibujo más realista, y que se aleja de ese tinte tan infantiloide que encaja muy bien con el tono cómico, pero no tanto con escenas más serias. Los cambios en el dibujo son muy sutiles y evita un contraste brusco que hubiera provocado otro efecto diferente. Me gusta mucho el uso del henohenomoheji para representar a las personas irrespetuosas con ellas, sin necesidad de «vengarse» de aquellas personas que han actuado mal con ellas, pero sobre todo los recursos que usa Soler para mostrar la batalla interna de Diana, con esa sensación de ardor o ese corazón que se va rompiendo hasta que acepta su camino.


En definitiva, Us  es una obra DE AMOR. Reivindica el respeto hacia las personas, pero sobre todo habla de amar a alguien por lo que es y no su aspecto externo. Una vez me dijeron que el amor es querer a alguien por como es, sin sentir la necesidad de cambiar nada, y esta obra me parece una representación perfecta de lo que significa amar a una persona y respetarla. Una historia sincera y que muestra la debilidad y las inseguridades de sus protagonistas, consiguiendo una empatía muy potente con el lector, que raramente tendrá la sensación de que le están intentando convencer de nada. Por ello, me parece una obra perfecta para difundir lo más posible, incluso entre aquellos más reacios a la temática LGTBI, porque Sara y Diana se limitan a contar su experiencia y a pedir que se las respete, y eso es algo que muchas veces se olvida cuando se habla de estos temas de una manera más general.

Lo mejor: Lo sincera que es. La evolución del dibujo de Soler desde el fanzine. Lo bonita que es la historia de Sara y Diana.

Lo peor: Que hayas llegado al final de la obra o de esta reseña y sientas la necesidad de dejar un comentario de «señoro». Nadie amenaza tu libertad de seguir pensando como piensas, tan solo se reivindica el respeto hacia los demás.

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

  • Pablo Ricart

    9 junio 2021 #1 Author

    «Señoro» jajajajajaja. Mira, lo único criticable de la reseña es, justamente, que te hayas puesto la venda antes de la herida con un deje de censura preventiva y dejando ver, además, de qué palo vas (vocabulario propio de «Irantzu Varela»). La obra tendrá su público y que lo disfrute, pero al politizarse con conceptos puramente ideológicos como «mansplaining» ya acota ese target excluyendo, precisamente, a gente más tolerante que quien predica sobre ello. Borra, borra… no vayámos a herir sentimientos con ideas no compartidas. 😉

  • Alejandro Martínez

    9 junio 2021 #2 Author

    Mi palo es el opuesto al tuyo, por suerte. Tranquiliza saber que todos los comentarios carcas de esta web vienen de la misma persona: Pablo Ricart, Saúl Rivas, Caliope, Rederick… y un largo etcétera. Prueba al menos a cambiar la IP, anda. XD ¡Un abrazo!

  • Nedeljko Jovanovic

    10 junio 2021 #3 Author

    Si quieres completar el «informe» también te diré que hace años, cuando escuchaba vuestro podcast, os hice una crítica en IVOOX sobre una reseña de Promethea. 😉
    Es lo que tiene la libertad de expresión, la misma de la que vosotros hacéis uso cuando trufáis alguna reseña con vuestra carga ideológica. El «problema» surge o, más bien, lo creáis vosotros, cuando asumís como discurso único admisible el propio. De ahí esas reacciones de censura o victimismo que, siendo sincero, me resultan intrascendentes. De hecho, me parece perfecto que borréis comentarios porque no los escribo para buscar ningún tipo de influencia en una comunidad muy pequeña dentro de un mundillo, a su vez, enano en difusión. Los escribo como reacción lógica a ciertos textos llenos de falacias acompañadas, además, de una pátina irritante de soberbia, ya que vuestras «certezas» emanan de una inexistente aproximación a la realidad, de ahí que me sea tan fácil aludir a numerosos estudios científicos, documentales… para desmontar tanto dogmatismo vacío. Además, fuera de estos círculos concretos , vuestro discurso oficialista ya no es (hace tiempo) hegemónico en internet, quedando reducido a la envejecida televisión y unos medios oficiales cada vez menos influyentes. Es por eso que, por suerte, a mí me «tranquiliza saber» que todas las políticas identitarias que defendéis ya están más que desmontadas en canales de mucha mayor difusión en las redes, donde conceptos como el «mansplaining» y demás frivolidades propias de quien no ha dado un palo al agua en su vida son carne de meme. Que como buenos progres la confrontación de ideas sea algo que os violente ni cotizaba… pues se llama «sección de comentarios» porque «ponga aquí su alabanza para que me sienta agustito en mi espacio seguro» quedaba muy largo.
    Por cierto: ¿Ya os vistéis el documental Brainwash o habéis revisado alguna recopilación de estudios científicos sobre violencia en la pareja? ¿No? Bueno, repetir como un lorito lo que dice Irantzu Varela tampoco es mala opción…
    Saludos de Nedeljko Jovanovic, tal vez la próxima vez os salude «Prosopopeya Thompson» o… lo que surja. 😉

  • Antonio Hidalgo

    10 junio 2021 #4 Author

    ¿Pero va a querer bolsa o no?

  • Juan

    10 junio 2021 #5 Author

    Lo que yo no termino de entender es por qué este personaje aparece periódicamente para molestar si le molesta tanto la ideología de los redactores (que además parece que no sabe que cada uno cojea de un pie distinto). A ver, que seguro que OK Diario o El Español tienen secciones de cómic más cercanas a su forma de pensar.

  • Prosopopeya Thompson

    10 junio 2021 #6 Author

    Antonio, jamás te primaría de un objeto tan funcional para tapar esa calvicie incipiente. 😉

  • Antonio Hidalgo

    10 junio 2021 #7 Author

    Las pequeñas a 5 céntimos, las grandes a 15.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com