Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Tomb, de Antonio Sachs y Kundo Krunch

Tomb, de Antonio Sachs y Kundo Krunch
Guion
Antonio Sachs
Dibujo
Kundo Krunch
Formato
Tapa dura. 19X27. 108 págs. Color
Precio
17,90 EUR
Editorial
Dolmen Editorial. 2021

Cárcel de Porlier, Madrid, años 40. Marcel, un frío asesino condenado a muerte, recibe la visita intempestiva de un feroz personaje que le propone salvar la vida una vez sea ejecutada la sentencia. Tan aterrador como cierto. No obstante, ¿qué otra cosa cabría esperar cuando la oferta proviene de un hombre lobo natural de más de trescientos años de edad y propietario de una floreciente funeraria en el barrio de Maravillas de la capital?

Hemos comentado alguna vez en estas páginas que el terror es uno de los géneros más difíciles de plasmar en cómic. El cine cuenta con los recursos del ritmo y la música ambiental, mientras que la literatura permite al autor recrearse en desasosegantes descripciones que, bien usadas, consiguen poner los pelos de gallina al más pintado. En cambio, el cómic no cuenta con ninguna de esas herramientas, sino que su principal arma reside en el aspecto gráfico: la ambientación, la distribución de viñetas y ángulos de visión, el golpe de efecto al pasar la página… Es muy difícil hacer un buen cómic de terror, y por eso los buenos guionistas procuran buscar a grandes dibujantes como compañeros de aventuras, porque sin ellos, cualquier historia hace aguas, por buena que sea. En el caso de este Tomb, contamos con una interesante premisa, una ambientación magnífica, pero un desarrollo demasiado farragoso y confuso.

tomb

Como hemos dicho, la premisa es potente: la promesa de la vida eterna a cambio de entrar al servicio de un hombre lobo. Lo que toda la vida se ha llamado vender el alma al diablo. No obstante, toda la fuerza de este inicio se diluye a medida que la trama avanza, por dos motivos. El primero es que el guionista Antonio Sachs (La chica del cementerio) decide, a mitad de tebeo, convertir una historia de terror en una ensalada de hostias sin un motivo claro. Nos encontramos de repente con unos flashbacks que intentan dotar de trasfondo a los personajes, pero no nos queda claro de qué personajes se trata ni de sus motivaciones. Es posible que en la cabeza de Sachs todo tuviera mucho sentido, pero al llevarlo al papel resulta desconcertante para el lector. El segundo motivo reside en la caracterización de los personajes. Si bien el trío de personajes iniciales (Jerome, Marcel y Veca) son fácilmente reconocibless, pronto empiezan a aparecer otros que no son tan sencillos de identificar, culpa precisamente de una de las mayores virtudes del dibujante: el color oscuro, casi monocromo, con pinceladas de rojo intenso que da a la obra la tétrica ambientación que necesita, impide al dibujante caracterizar a sus personajes para hacerlos más fácilmente distinguibles.

Otro de los fallos de esta obra reside en la intención del guionista de, una vez finalizada la escena de acción (que no sabemos muy bien a santo de qué venía), adoptar un estilo narrativo poético, en lugar de explicar claramente todo el batiburrillo de personajes y saltos en el tiempo que hemos visto. Como aspecto positivo, hay que destacar la complicidad del guionista con su dibujante Kundo Krunch (seudónimo del historietista argentino Facundo Pérez Cejas), que ganó en 2002 el Premio Carlos Trillo a mejor dibujante y a mejor libro público adulto de Argentina por El último recurso. Krunch recrea un Madrid de posguerra de un modo que podría haber sido cualquier ciudad de cualquier época del mundo. El lugar y el año no son relevantes en este tebeo. Lo que importa es cómo consigue, con pocos trazos bien situados y un extraordinario tratamiento de las sombras, la ambientación terrorífica que esta obra necesita. Pero ojo, que un buen dibujante de cómics no sólo debe saber ambientar su obra, sino también usar una narrativa clara y fluida, y es en este aspecto donde Krunch, por desgracia, flaquea. Una obra que obliga al lector a dar marcha atrás repetidas veces a lo largo de su lectura para tratar de entender la historia es una obra que está mal desarrollada. Estos personajes que aparecen al final del tebeo y que resultan ser trascendentales para la trama… ¿han aparecido antes? ¿Este personaje es el mismo de antes pero con distinto peinado?

tomb

Tomb es un cómic de terror visualmente espectacular, pero con un argumento y un desarrollo insatisfactorios. No nos queda clara la motivación del protagonista, Jerome Lecaín: ¿venganza, asesino en serie, guerra ancentral…? Y si es un hombre lobo, ¿por qué Veca es una vampira? ¿Qué tiene Marcel de especial para que decida salvarle a él en vez de a cualquier otro condenado a muerte? Demasiadas preguntas sin resolver en este tebeo que me atrapó con su portada y su premisa, pero que ha resultado un cascarón vacío. Un bonito bodegón de cera.

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.