Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

The Freebooters, Los filibusteros

The Freebooters, Los filibusteros
Guion
Barry Windsor-Smith.
Dibujo
Barry Windsor-Smith.
Formato
Cartoné, 184 págs, color. 20x29 cm.
Precio
31,90€.
Editorial
Dolmen Editorial. 2022.
Edición original
The Freeboters (Storyteller #1-10, previously unpublished material) (Fantagraphics).

A finales de los años 90 y con un nombre completamente asentado en la industria como uno de los dibujantes más reputados, Barry Windsor Smith abandonaba Valiant, donde había estado ejerciendo de director creativo y se va a Dark Horse, donde saca adelante un proyecto cuando menos peculiar. Se trataba de la revista Storyteller, con un tamaño algo superior al del comic-book normal, y que tenía tres series bien diferentes en su interior: The Paradoxman , Young Gods  y The Freebooters . Si el tamaño no fuera suficientemente arriesgado para un mercado con medidas estándar y estanterías adaptadas a ellas, el precio era bastante elevado para la media, con un precio de 4,95$ cuando la media del resto de colecciones rondaba los dos dólares. A pesar de la innegable calidad de su contenido, la serie acabaría cerrando pronto, en el número 9, y dejando la mayoría de las series a medias.


Según cuenta el propio Windsor-Smith, achaca el fracaso de la colección a la falta de publicidad, o más bien al mal planteamiento de ella, puesto que debería haber ido dirigida hacia unos lectores más adultos y que conocieran su trabajo previo, en lugar de intentar convencer a los consumidores habituales mes a mes, para los cuales el formato era innegablemente inaccesible. Más de veinte años después, y mediando con el propio estudio de Windsor-Smith, la editorial Fantagraphics ha recuperado ese material, junto a otro tanto inédito, y ha recuperado entrevistas al autor de algunas publicaciones en las que hablaba de dichas series. El primer tomo recopilatorio que ha llegado a nuestro país, de la mano de Dolmen es The Freeboters, Los filibusteros , una serie de fantasía heróica con un puntito de comedia que recuperaba para el género al que muchos consideran el mejor dibujante que ha tenido la serie de Conan en Marvel.

La historia nos presenta a un héroe que a muchos recordará al cimmerio más conocido del mundo, en una fase de su vida en la que se encuentra envejecido, con sobrepeso… pero con el mismo ímpetu y valores que en su juventud. El tomo de Dolmen abre con dos números que iban a ser la propuesta original en la que el joven Aran iba en busca de conocimiento y se encontraba con Axus el grande, guerrero conocido por todos, con un comienzo bastante abrupto y con unas valkirias implicadas en dicho encuentro. Al final, Windsor-Smith optó por cambiar ese inicio (que a mí, personalmente, me parecía mucho más potente que el que finalmente se publicó) por una historia en la que Aran viajaría a Shahariza en busca de conocer al reputado Axus, para hablarle de una terrible premonición y pedirle ayuda, y acabaría envuelto en un sinfín de aventuras.


A pesar del tono ligero y la tendencia a escenas bastante divertidas, se trata de una historia de fantasía heróica en toda regla, con guerreros, demonios, poderosos regentes, rivalidades entre héroes… con un sinfín de personajes bastante poco al uso y que aportaban mucha frescura a la serie. Así, teníamos a una camarera ciega, Alita, del bar regentado por Axus, y que cae prendada de Aran; Eeyeekaldu, el camarero del Carnero y el Pavo Real; el borrachuzo ciego Swig, encargado de poner la puntilla con sus afilados comentarios a todo lo que dice Axus; o el guerrero Horus, que pone el contrapunto de sensatez ante los impulsos del veterano guerrero.

El dibujo… ¿qué decir? Estamos ante un Barry Windsor-Smith en un gran momento de su carrera. La plasticidad de las escenas de lucha y el dinamismo que tienen, ya de por sí, justifican el precio del tomo. La escena con la llegada de las valkirias de esos dos números que no se llegaron a publicar dejan con la boca abierta y permiten ver a un artista en pleno culmen de su carrera haciendo lo que le gusta y dándolo todo. Además, la caracterización de personajes es fabulosa, con multitud de razas, personajes en el ocaso de su carrera, o chicas voluptuosas que roban el corazón de los clientes de la taberna de Axus. Los dos primeros números incluidos que no se llegaron a incluir en la revista, están en blanco y negro frente al resto que sí están coloreados.


En definitiva, The Freebooters, Los filibusteros  es un regalo para cualquier admirador del dibujante inglés, que permite entender lo que pretendía con esta obra y con insertos de entrevistas y análisis de los problemas que tuvo y adónde se pretendía dirigir. La única (aunque para muchos tal vez gran) pega es que estamos ante una historia que nos deja con la miel en los labios y de la que no vemos el final. Sí, podemos hacernos una idea de lo que nos hubiera esperado… pero no lo vemos. En todo caso, es una obra muy interesante por la calidad del dibujo, y porque ayuda a comprender la labor creativa cuando hay interferencias editoriales que obligan a hacer y deshacer en pos de adaptarse a las circunstancias.

Lo mejor: Los amantes de la fantasía heróica y especialmente los del Conan de BWS van a disfrutar muchísimo. Los artículos que ayudan a comprender las dificultades y los cambios en la trama.

Lo peor: Es una historia inacabada.

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.