Pocas, muy pocas pegas se le puede poner a la edición que está haciendo Diábolo del material de EC Comics. Terminado este Tales from... Tales from the Crypt Vol. 2

Pocas, muy pocas pegas se le puede poner a la edición que está haciendo Diábolo del material de EC Comics. Terminado este Tales from the Crypt Vol. 2  puedo decir, sin temor a equivocarme, que esta es la edición definitiva, una edición perfecta. La calidad de la reproducción del material, el tratamiento tipográfico, el respeto al color original, la inclusión de créditos, correo del lector, relatos no ilustrados… lo tiene todo, y no creo que se le pueda sacar ningún fallo.


Son varias las ediciones que han llegado previamente de este material. Publicado originalmente como una revista bimestral que viera la luz en los años 50, no es hasta el número 20 que adopta el título de Tales from the Crypt . Previamente había pasado por International Comics  (#1-5), International Crime Patrol  (#6), y Crime Patrol  (#7-16). A partir del número 17 y durante tres números (que ya se incluían en el primer tomo de Diábolo) pasa a llamarse The Crypt of Terror  adquiriendo el definitivo Tales from the Crypt , como decimos, a partir del número 20.

La revista estaba estructurada en cuatro historias de siete páginas cada una, y presentadas por uno de los tres anfitriones de la publicación: El Guardián de la Cripta, la Vieja Bruja y el Guardián de la Cámara. Las historias están encuadradas en su propia cabecera, según quien la presente, a saber, La Cripta del Terror  (nombre que había adquirido la revista previamente), El Caldero de la Bruja  o La Cámara del Terror . Tanto las secciones como su anfitrión carecen de peso alguno en el tipo de historias, y sirve solo como un toque de variedad, más que para encuadrar un tipo concreto de historia. Entre las dos primeras y las dos segundas historias, se encuentra el correo del lector y una historia de terror corta sin ningún tipo de ilustración, en forma de relato.


Es curioso lo bien que soporta el paso del tiempo este tipo de historias que ya tienen más de setenta años. Y más curioso aún es ver la influencia que han tenido en todo tipo de material posterior. Tiene sentido. Estamos hablando de fórmulas que hagan funcionar relatos desarrollados en siete páginas, y eso implica que deben estar cimentadas sobre una base muy sólida. Por eso, las sensaciones de dejá vù son continuas con algunas historias: figuras de cera que cobran vida, intercambios de mentes en distintos cuerpos, vudú, … Leyéndolas se nos van a venir decenas de referencias posteriores con premisas muy parecidas, y precisamente por eso, la lectura sigue funcionando a día de hoy.

Todas las historias están escritas por el mismo guionista (en las de este tomo concreto, Al Feldstein) y va cambiando el dibujante en cada una de ellas. A pesar de encontrar en los créditos nombres importantes como George Roussos, Joe Orlando, o Wally Wood, hay que decir que se trataba de un trabajo muy concreto, en el que la creatividad no era lo relevante. Se buscaba un estilo claro, con una narrativa muy concentrada en pocas páginas y en las que no quedaba hueco para innovar. No obstante, la mano de determinados autores se nota, pero no esperéis encontrar aquí al Wally Wood o al Joe Orlando de Mad, donde podían dar rienda suelta a un estilo mucho más hiperbólico.


En definitiva, Tales from the Crypt Vol. 2  es historia del cómic. Una serie presentada en una edición inmejorable y que, aunque pueda pareceros que el precio no invita a probar, tiene una relación precio-tiempo de lectura muy buena. Al ser historias cortas variadas, no son las más apropiasdas para una lectura «del tirón» sino que apetece leer unas pocas historias, pasar a otra lectura, volver a esta… y estoy seguro de que va a duraros más que cualquier otra obra de narrativa «más moderna», por lo que permite que saquemos bastante más provecho a la inversión. Historias imaginativas, realizadas en su época y con los tropos propios de la década de los 50, pero que no pierden frescura ninguna si somos conscientes de la época en la que se llevaron a cabo. La mayor parte de estas historias podrían ser ampliadas y usadas para una película o una obra de mayor extensión actualizandola a nuestros días… y funcionaría bastante bien.

Lo mejor: Sin duda, la edición de Diábolo, inmejorable. Lo bien que soportan las historias el paso del tiempo.

Lo peor: Si no te gustan las historias cortas o no eres amante del terror, probablemente no te llegue.

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com