Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Superman 1978, de Robert Venditti y Wilfredo Torres

Superman 1978, de Robert Venditti y Wilfredo Torres
Guion
Robert Venditti
Dibujo
Wilfredo Torres
Color
Jordie Bellaire
Formato
Cartoné, a color, 144 páginas
Precio
17.95 €
Editorial
ECC. Junio 2022
Edición original
Superman`78 1 a 6

Debo admitir que cuando DC Comics anunció a bombo y platillo los proyectos de Superman 1978 y Batman 1989 no supe muy bien qué pensar. No es la primera vez que la editorial lanza tebeos que continúan la acción de proyectos audiovisuales pasados. No en vano, por ahí estuvo Batman`66, que supo captar el aroma y estilo tan camp de la mítica serie de Adam West.

superman 1978

El caso es que mientras la miniserie de Batman aparecerá de manera serializada como complemento en la revista mensual que publica ECC, para la historia de Superman, la editorial ha tirado la casa por la venta optando directamente por el formato tomo en cartoné. La nostalgia es poderosa, así que, aunque no soy especialmente seguidor de la versión de Donner (me gustan más el Supes de Singer o el de Snyder), me decidí por darle una oportunidad.

Superman 1978. Un viaje al pasado

En primer lugar, hay que aclarar que aunque en la portada pone Superman 1978, la historia que se nos cuenta sucedería tras los acontecimientos de la secuela de 1980 que, como bien sabréis, comenzó a ser dirigida por Richard Donner, pero fue finalizada por Richard Lester debido a las desavenencias del primero con los productores.

Para esta miniserie, DC ha contado con Robert Venditti (Hawkman, Green Lantern o muchos trabajos para Valiant) como guionista. Lo primero que ha hecho el escritor es reducir a Superman a su vertiente superheroica, por lo que el bonachón y torpe Clark Kent apenas hará acto de presencia en la historia.

superman 1978

En lo que respecta al villano (ninguna superproducción es tal sin un malo a la altura) se ha optado por escoger al mítico Brainiac (debutante en Action Comics 242). Una elección curiosa y nada azarosa, pues el personaje estuvo tanteado para ser el gran antagonista de la tercera entrega fílmica (también dirigida por el lisérgico Richard Lester). Así, la sensación de continuidad e inserción dentro de las películas originales está todavía más lograda.

Lo cierto es que este Superman 1978 es un tebeo que te leerás de un tirón. Venditti no se complica con una trama enrevesada, como suelen ser todas las relacionadas con Brainiac. Al contrario, aboga por abrazar la ingenuidad de la época y el sentido de la maravilla que nos provocaban aquellas primigenias escenas de Christopher Reeve ataviado con el uniforme rojo y azul volando a toda pastilla con la ayuda de unos cables.

superman 1978

Los secundarios también son un aspecto notable en Superman 1978. Venditti logra atrapar y condensar la esencia del emblemático Perry White o la mandona y decidida Lois Lane. Pero, sobre todo, clava a Lex Luthor (la mayor mente criminal de esta era, recuerden), al que muestra de manera tan exagerada e involuntariamente cómica como lo era en las películas.

No obstante, el desarrollo de la historia de 1978 tiene alguna pequeña sorpresa que otra, aunque el desenlace es tan previsible como necesario para seguir dentro de esa pequeña cápsula del tiempo en la que los autores nos meten para que disfrutemos.

superman 1978

El arte lo pone Wilfredo Torres que, además de plasmar los rostros de Reeve, Hackman o Kidder con bastante fidelidad, logra unos resultados espectaculares con predominancia de splash-pages para mostrar a un Hombre de Acero en toda su gloria haciendo uso de sus poderes a plena potencia. Su narrativa es más que eficiente, así como una composición de página que en más de un momento nos hará olvidar que estamos leyendo un cómic al pensar que disfrutamos de la mejor tercera entrega de Superman jamás filmada.

Para complementar las páginas de Torres, nos encontramos con esa crack de la paleta que es la colorista Jordie Bellaire, una de las mejores profesionales en activo, que da el toque definitivo a este elegante ejercicio de nostalgia con una gama de colores fríos que le sientan de miedo al resultado final.

Así pues, Superman 1978 es un tebeo cuya ingenuidad autoinfligida requiere de la complicidad del lector para entrar en un juego cuyo resultado es una lectura agradable que conseguirá arrancarte más de una sonrisa.

Un tebeo sencillo, con momentos muy emotivos que debería encandilar a los aficionados más clásicos al primer superhéroe de la historia.

Comentarios

  • J. Bencomo

    14 agosto 2022

    Desde luego le da mil vueltas al triste Batman 89 (el cómic, no me refiero a la película de Burton).

Coméntanos algo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.