Aquellos que sigan la serie de Netflix Stranger Things  sabrán la importancia que tiene el juego de rol Dungeons & Dragons  en la trama... Stranger Things y Dungeons & Dragons

Aquellos que sigan la serie de Netflix Stranger Things  sabrán la importancia que tiene el juego de rol Dungeons & Dragons  en la trama y en los personajes. No solo es utilizada como otro elemento más de nostalgia ochentera, sino que tiene importantes analogías en el desarrollo de la trama principal, puesto que cada uno de los miembros del grupo tiene su personalidad y su función en la historia, como suele suceder en las partidas de este juego. Además, fue el vínculo de unión con algunos de los personajes, por lo que era de esperar que Dark Horse dedicara alguna de sus miniseries relacionadas con el hit televisivo a este juego de rol. Stranger Things y Dungeons & Dragons contiene la miniserie de cuatro números de Dark Horse en un tomo cartoné, publicada, como el resto de tomos de la franquicia, por Norma Editorial.


El título de la edición de Norma no engaña: Cuenta la relación del juego de rol con los personajes de Stranger Things . No esperéis una trama río ni una historia, cada número se centra en un momento de la serie en el que el juego tuvo especial peso. Así, el primer número se centra en cómo los chicos conocieron el juego y se hicieron con su primer libro de reglas; el segundo da un salto hacia después de la primera temporada y cuenta la importancia del juego en la recuperación de Will tras su regreso del Otro lado; el tercer número es una partida de rol tal cual; y el cuarto capítulo hace hincapié en la importancia del juego en los chicos y cómo sirve de integrador entre los miembros del grupo, hasta el punto en que es usado para acercarse más entre algunos de los miembros de la pandilla.

Tal vez ese sea el principal handicap que tiene esta miniserie: la idea no es mala, y es un bonito homenaje, pero realmente funciona como esos capítulos de sitcoms en que los personajes recuerdan momentos pasados. No hay una historia que seguir, y aunque no sea el público diana, un lector que no tenga especial relación con la serie se va a perder por completo en cuanto a quiénes son los personajes y qué están haciendo. Pero no olvidemos que esta serie está pensada para quien está pensada. Ya lo hemos hablado en anteriores reseñas de títulos de la colección: esta serie está dirigida a los espectadores de la serie que necesitan más historias o nuevo material hasta la llegada de las nuevas temporadas, y probablemente para ese tipo de público, el cómic le da lo que busca.


De hecho, comentábamos en Seis  o Fuego , la ausencia de personajes principales de la serie que, en el mejor de los casos, hacían un simple cameo o aparecían como reclamo en la portada, pero luego no aparecían lo suficiente en el interior. En este tomo no sucede eso. Aquí tenemos a la panda al completo: Lucas, Will, Mike, Dustin, Once, Max, Nancy… todos salen, y encima cuentan con, probablemente, lo más destacado de esta miniserie, como es el dibujo de Diego Galindo. Galindo mantiene un estilo similar al que hemos estado viendo en libros anteriores, pero brilla en su capacidad caricaturística. Capta a la perfección los rasgos de los actores de la serie, sin dar una sensación fotonovelística como sucede con autores como Greg Land. Galindo es capaz de mantener una narrativa atractiva y un diseño de página dinámico, aportando a los personajes de un lenguaje corporal natural, sin obstaculizar la sensación de que estás leyendo un cómic en todo momento. Reconoces perfectamente a cada personaje, pero ves que el dibujante está partiendo de cero, no está calcando ninguna fotografía.

En definitiva, recomendaría Stranger Things y Dungeons & Dragons  a los fans muy fans de la serie, a aquellos que necesitan seguir viendo historias de sus personajes favoritas en cualquier medio, sin importarle que no haya una historia novedosa o que estén centrados en una continuidad. Este libro es un homenaje a Dungeons & Dragons  y sabe mostrar el peso que tiene en la serie y cómo sus aventuras acaban siendo una versión actualizada del juego, en la que el trabajo en equipo es fundamental y en la que cada uno tiene un papel importante y su propia personalidad. Complemento perfecto para un revisionado de la serie mientras llega la ansiada cuarta temporada.


Lo mejor: El trabajo de Diego Galindo y su capacidad de evocar a cada personaje sin necesidad de hacer fotonovelas.

Lo peor: No hay una historia como tal, son capítulos independientes y que se centran en complementar los capítulos de la serie. El precio.

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com