Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Sergio Aragonés destruye DC

Sergio Aragonés destruye DC
Guion
Mark Evanier.
Dibujo
Sergio Aragonés.
Formato
Cartoné, 48 págs, color.
Precio
12€.
Editorial
ECC Ediciones. 2021.
Edición original
Sergio Aragonés Destroys DC (DC Comics).

Hace unos meses Panini editó la obra satírica noventera Sergio Aragonés masacra el Universo Marvel. Dado que, en la actualidad, los derechos de las obras de este tipo que realizó recaen en cada una de las editoriales para las que las hizo, la edición conjunta de las obras sobre las dos grandes editoriales superheróicas de EE.UU. se antojaba imposible. Pero ECC Ediciones ha aprovechado para hacernos llegar la reedición de Sergio Aragonés destruye DC , la contrapartida en la editorial de Batman, Superman y compañía que apareciera muy poco después, y lo hace en un formato a tamaño comic book normal, pero manteniendo la edición cartoné.


La idea es similar al especial de Marvel: Aragonés decide dar el salto al mundo superheróico, pero nadie le toma en serio. Por ello, decide realizar una serie de historias cortas protagonizadas por los grandes personajes de la editorial para enviarlas como muestras y conseguir trabajo en ella. Para conseguir tal meta recurre una vez más a su inseparable Mark Evanier, guionista que tiene que soportar las idas de cabeza del dibujante hispano-mexicano.

Si hay que realizar una historia global en DC que englobe a muchos personajes… ¡qué mejor que una crisis! Para ello hay que escoger a un personaje que sirva de agorero del desastre que se avecina y que vaya reclutando poco a poco a los héroes de este Universo. El escogido no es otro Seagoing Soarer, es nada menos que Hawkman, quien irá reclutando a Superman, Batman, Wonder Woman o la Legión de Superhéroes. Cada uno de ello aprovechará para contar su historia, y lo hará… con mucha mala leche, metiendo pullitas a diestro y siniestro y parodiando todos esos códigos de este tipo de historias.


El guión corre a cargo de Evanier, aunque algo me dice que con bastantes ideas del propio Aragonés, aunque no esté acreditado, y lo mejor que tiene son los chistes. La historia raíz no es más que la excusa para ir dando cera a la tendencia a repetir el origen de Batman en su serie cada dos por tres, la falta de motivación que tiene Lex Luthor para odiar a Superman o la cantidad de héroes con poderes absurdos y nombres similares que forman la Legión de Superhéroes. Pero los que más me han hecho reír son los chistes sobre las inercias editorales. La mera evolución del villano de la historia, el descacharrante diálogo que parodia la capacidad de multiplicarse de George Pérez o las poses de pin up de los personajes femeninos… por poco sentid del humor que tengas, te van a hacer esbozar una sonrisa.

El dibujo tiene poco que analizar. Aragonés tiene un estilo muy particular y no se molesta en cambiarlo (si algo funciona, no lo toques…). La gran diferencia que hay con el especial anterior es el entintado. Si en el de la Casa de las Ideas contaba con grandes firmas a la hora de entintar cada capítulo, aquí no tenemos a ningún invitado, y se encarga de todo el trabajo el propio Aragonés.


En definitiva, Sergio Aragonés destruye DC  es una obra que gustará a los seguidores del autor de Groo  y a los que disfrutaran con el tono satírico y sarcástico del especial de la otra gran editorial de cómics de superhéroes. Si bien se pierde el factor sorpresa viniendo de leer el anterior, se pueden disfrutar los chascarrillos y sorprende cómo se tratan ya algunos temas que hoy son mucho más sensibles como el papel de la mujer en este tipo de historias. Una obra para leer sin esperar una gran historia con giros argumentales y recursos visuales que te dejen asombrado, sino simplemente pasar un buen rato y reírte de esos códigos que tanto amamos e identificarnos con cosas que, por absurdas que sean… nos siguen encantando. Después de estas dos obras, la dupla de autores se lanzaría de lleno con el Universo Star Wars en Sergio Aragonés stomps Star Wars , una obra que aún sigue inédita en nuestro país y que, quién sabe, si aprovechando el tirón de estas dos llegaremos a ver publicada en breve.

Lo mejor: Leerlo esperando un puñado de chistes sin más expectativas que echar unas risas (que no es poco).

Lo peor: Hubiera estado bien (para los que tenemos TOC bibiotequil) que hubieran imitado el tamaño del especial publicado por Panini.

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.