Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Santa Familia, de Eider Rodríguez y Julen Ribas

Santa Familia, de Eider Rodríguez y Julen Ribas
Guion
Eider Rodríguez
Dibujo
Julen Ribas
Formato
Cómic de 48 páginas. 23 x 31 cm. Color. Cartonée
Precio
16 €
Editorial
Grafito Editorial. Abril 2022

Tengo que reconocer que estoy seriamente enganchado a las últimas novedades de Grafito Editorial. No hace mucho os hablaba de La Oveja Samurái. Pues bien, hoy haré lo propio con Santa Familia y (espero que no tarde demasiado) disfrutaré de Balas de punta hueca. Tres tebeos totalmente dispares que evidencian la apuesta de la pequeña editorial por el cómic como arte sin aferrarse innecesariamente a un género. Pero mejor dejo de divagar y me pongo al lío.

santa familia

Grafito publicará próximamente Santa Familia. Este cómic ganó en 2018 el premio Euskadi de literatura en la categoría de mejor obra infantil y juvenil. Cuenta con guion de Eider Rodríguez (profesora de la UPV) y arte (llamarlo dibujo sería quedarse corto) de Julen Ribas y nos cuenta una historia muy personal y original.

Santa Familia. Una historia personal, bonita y sorprendente

Santa Familia además de ser el título es una expresión que seguramente todos hayamos usado en más de una ocasión, tanto con intención de alivio como de forma peyorativa. Porque, al fin y al cabo, a diferencia de muchas de las cosas que decidimos a lo largo de nuestra patética existencia, la familia es algo que nos viene impuesto y con lo que nos toca lidiar, no siempre con los resultados deseables. El caso es que Rodríguez y Ribas han creado una historia costumbrista narrada desde el punto de vista de una adolescente que tiene mucha más chicha de la que pudiera parecer.

Presentada como una novela gráfica en cartoné (una edición deliciosa) de 48 páginas, Santa Familia empieza de manera pausada, deteniéndose en presentarnos con todo lujo de detalles a Sorkunde, la madre y a Teodoro, el padre. Durante un buen puñado de páginas sabremos cómo son, a qué se dedican o qué hacen con sus vidas hasta el buen día en que nace Nora, la verdadera protagonista de la historia.

santa familia

Santa Familia está narrada con una habilidad pasmosa, de quitarse el sombrero, porque cuando uno cree que está leyendo un tebeo de esos que llaman Slice of life llega la sorpresa, la gran revelación que nos hace entonar un monumental “¡¿Qué coño…?!”, y si antes ya estábamos atrapados en la lectura, ahora no soltaremos el cómic hasta que lo hayamos disfrutado.

Pero ojo, más allá de lo cuenta, lo importante es cómo lo cuenta. Santa Familia es un cómic distinto, cuya lectura me ha resultado tremendamente enriquecedora. La figura de Nora sirve para reflejar esa angustia adolescente provocada por la encrucijada vital a la que son sometidos cuando están a punto de cumplir la mayoría de edad. Una etapa de la vida donde los hijos son poco menos que extraterrestres para sus padres, que tratan de buscar una respuesta lógica (siempre desde su óptica) a una problemática que no comprenden, llegando incluso a forzar dicha resolución o a buscarla de manera incesante hasta dar con un desenlace que se adapte a sus caprichos, sin importar que este se adapte al “problema” que ellos han querido ver. Para entender mejor este galimatías que acabo de escribir, leed con atención la visita al psicólogo que hace la familia protagonista.

santa familia

No obstante, lejos de pararse aquí, Rodríguez y Ribas ofrecen interesantes reflexiones sobre los roles sociales. Sobre la búsqueda de un equilibrio entre lo que pueden llegar a esperar los padres de un hijo y lo que este puede, o quiere, ofrecer. Al final, los autores se sirven del plot twist de Santa Familia para ofrecer una historia desde varios puntos de vista, sacando oro a la cotidianidad que todos hemos vivido en esos complicados años.

No sería justo terminar esta reseña sin pararnos a resaltar el pasmoso arte de Julen Ribas. Cada página de Santa Familia es una pequeña joya, una obra de arte que merece ser enmarcada y expuesta en una galería. Su trazo sencillo y evocador es rematado con una más que acertada paleta de colores donde predominan los tonos pastel, que le sientan de maravilla a la obra.

Próximamente podréis haceros con Santa Familia en la web de Grafito por medio de una campaña de pre-compra (no confundir con mecenazgo) que tan buenos resultados les ha dado con títulos como la mencionada Oveja Samurái, El Rey de las Polillas o Maestro del Terror. Yo que vosotros le daría una oportunidad.

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.